El poema lunfardo: “Atado con alambre…”, por Carlos Armando Costanzo.

El Lunfardo, constituye una jerga, de índole popular, un repertorio léxico o un vocabulario, que integran, términos o palabras, los cuales, ingresaron a nuestro país, mediante las distintas corrientes inmigratorias, italianas, francesas, españolas y portuguesas, y se hubieron de incorporar, después, al habla o el lenguaje coloquial, de los argentinos. El 21 de diciembre de 1962, se creó la Academia Porteña del Lunfardo, cuyo lema expresa: “El pueblo agranda el idioma”. Cada 5 de septiembre, en recordación, de la aparición gráfica, del libro “Lunfardía”, del gran investigador, estudioso, crítico, periodista, poeta y escritor, Don José Gobello (1919 – 2013), el 5 de septiembre de 1953; se conmemora, el Día del Lunfardo”. Don José Gobello, fue uno de los principales fundadores, secretario y ex presidente, de la Academia Porteña del Lunfardo. Sin dudas, el idioma lunfardesco, con su típico y sabroso encanto, su acento humorístico o festivo y, su pintoresco y particular colorido, nos invita a la meditación y el profundo análisis reflexivo, de la realidad, como en este caso…

Una vez, alguien dijo: Ojalá, en un día, no muy lejano, dejemos de ser, el país del más de lo mismo, atado con alambre, donde no cambia nada, nunca pasa nada, todo queda en la nada, siempre se habla mucho, de lo mismo, todos son iguales, toda da lo mismo y, todo termina, al final, siendo, más de lo mismo…

Si tenemos un balurdo,

que asusta y que da calambre,

lo arreglamos, enseguida,

atándolo con alambre.

Si se estrola, alguna puerta,

o hay que coser un matambre,

solucionamos la cosa,

atándola con alambre.

Si hubo un fulero accidente,

-varios heridos y un fiambre – ,

nos bancamos la emergencia,

atándola con alambre.

Si no aguanta un edificio,

donde la gente, es enjambre,

chapamos a las paredes,

atándolas con alambre.

Remedio muy facilongo,

que nos causa escalofrío,

pero bate el triste fato,

del eterno chanterío…

Modalidad tan canchera,

que de una forma genuina,

ante los capos del mundo,

es propia de la Argentina.

Pues, aunque parezca grupo,

-tema de lunga raigambre -,

hasta el país, que vivimos,

está atado con alambre.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Germán C. Nicolini, Máster en P. C. e Informática, secretario del Archivo Literario Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *