Importante donación, sobre la trayectoria y la obra del Dr. Alfredo Ángel Roggiano (1919 – 1991).

El caracterizado y muy prestigioso, catedrático universitario, investigador, crítico literario, ensayista, poeta y conferenciante, profesor Dr. Alfredo Ángel Roggiano, nacido en Chivilcoy, el 2 de agosto de 1919, y fallecido en Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos de América), el 26 de octubre de 1991. Desde el 22 de febrero de 1992, sus cenizas, descansan en el cementerio municipal, de nuestra ciudad.

En fecha reciente, la docente Ana Irma Roggiano, efectuó al Archivo Literario Municipal, la significativa donación, de material periodístico y fotográfico, directamente ligado, a la vida, la trayectoria pública y la obra, del notable y prestigioso catedrático universitario, investigador, ensayista, crítico, conferenciante y poeta chivilcoyano, profesor Dr. Alfredo Ángel Roggiano, una eminente e ilustre personalidad intelectual, de trascendencia nacional e internacional, quien residió, durante muchos años, en los Estados Unidos de América, donde desarrolló, una vasta y fecunda labor, en el campo de la enseñanza superior y el quehacer cultural. El profesor Dr. Alfredo Ángel Roggiano, había nacido aquí, en nuestra ciudad, el 2 de agosto de 1919, y cursó sus estudios secundarios, en el antiguo Colegio Nacional “José Hernández”, situado en la intersección de las calles San Lorenzo y Garibaldi, obteniendo el título de bachiller, en 1938. Luego, comenzó su carrera, en los claustros de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional de Buenos Aires, graduándose, en 1945, de profesor y doctor en Letras, con un bien merecido y honroso Diploma de Honor. Logró obtener una beca, con el propósito de especializarse en Lingüística y Crítica Literaria, allá, en Europa, viajando a España e Italia; y después, ejerció la docencia, en las Universidades de La Plata, Tucumán y Buenos Aires; se desempeñó, en la Escuela de Policía y el gabinete del Ministerio de Gobierno, de la provincia de Buenos Aires; en el Archivo Histórico bonaerense, al lado del reconocido historiador, Dr. Ricardo Levene; en el Instituto de Filología, con el distinguido y recordado filólogo, investigador y catedrático, Dr. Amado Alonso, y en el Instituto de Literatura Argentina, de la Universidad porteña, junto al singular y relevante historiador, crítico, poeta y docente, Dr. Ricardo Rojas, y fue asimismo, Secretario General, de la provincia de Córdoba, durante la gestión gubernativa, del interventor federal, Dr. Juan Carlos Díaz Cisneros. Establecido, con posterioridad, en los Estados Unidos de América, ejerció como profesor, en las universidades de Pttisburgh, California, Iowa, Indiana y México, y ofreció numerosísimos cursos y disertaciones, en las universidades de Stamford, Texas, Caracas, Lima, Río de Janeiro, París, Montpellier, Madrid, Bonn, etc. Fue director ejecutivo, del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, de la Universidad de Pttisburgh, y durante varias décadas, de una sostenida y fecunda tarea, el director de la “Revista Iberoamericana”, órgano gráfico oficial, de la citada institución. Además, integró diferentes entidades, del continente americano y europeo; organizó congresos, en distintos centros del mundo; hubo de publicar, una gran cantidad de notas y artículos, acerca de temas históricos y sobre críticas literarias, y logró, por sus diversas realizaciones y auténticos méritos, muy ponderables reconocimientos, galardones y distinciones. De sus libros editados, podemos citar los volúmenes: “El río iluminado”, “Autobiografía de Carlos Guido Spano”, “Seis poetas del Norte Argentino”, “Una obra desconocida del teatro hispanoamericano: “Una venganza feliz”, de Manuel López Lorenzo”, “Viaje impreciso”, “En este aire de América”, “Octavio Paz”, “Prisión o transparencia”, etc. Hacia el mes de julio de 1970, hubo de visitar nuestra ciudad, siendo entrevistado por el matutino “La Voz de Chivilcoy”, que publicó un interesante reportaje, en dos partes o notas, y al cabo de casi dieciocho años, regresó al terruño nativo, en el mes de abril de 1988. En esas oportunidad, a través del fundador y director del Archivo Literario, Carlos Armando Costanzo, se vinculó con las autoridades de la comuna – eran intendente municipal, el Dr. Jorge Adalberto Juancorena, y secretario de Cultura, de la comuna, el señor Carlos Alberto Ayarza -, y propuso la convocatoria de un Certamen Literario Provincial; donando, de una manera espontánea y generosa, la suma de tres mil dólares anuales. Dicho concurso, en los géneros: Poesía, Novela, Cuento y Teatro, se llevó a cabo, a lo largo de nueve años, desde 1988 hasta 1996, contando con la organización del Archivo Literario Municipal y el auspicio y patrocinio, de la secretaría de Cultura de nuestra comuna. El profesor Dr. Alfredo Ángel Roggiano, falleció en Pittsubrgh (Pensilvania, Estados Unidos), el 26 de octubre de 1991, a los 72 años de edad, y sus cenizas, de acuerdo con su voluntad testamentaria, fueron inhumadas, en el cementerio de Chivilcoy, el 22 de febrero de 1992. Toda una alta y preclara figura cultural, de proyecciones internacionales, que por su amplia formación profesional, su erudición humanística, su admirable trayectoria y su valiosa obra, merece, sin dudas, un permanente recuerdo, de la historia chivilcoyana y, nuestro mayor y más cálido homenaje.

Al Dr. Alfredo Ángel Roggiano, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro de Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, de Pittsburgh (Pensilvania, Estados Unidos de América).

Yo resalto su vida, su figura y su ejemplo cabal, noble y honroso. Ensayista erudito y prestigioso, profesor del saber y la cultura. Yo resalto su nombre, que fulgura, su carácter afable y generoso; su gran obra y su aporte, muy valioso, al estudio de la literatura. En los campos del libro y la docencia, palpitaron el brillo y la presencia, del doctor Don Alfredo Ángel Roggiano… Catedrático eximio y disertante, con el alma poética y fragante, y un profundo sentir chivilcoyano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *