La gran celebración, de los cien años del “Juan Moreira” y el 70 aniversario de la Agrupación Artística Chivilcoy (1986).

 

Evocamos hoy, la singular y grandiosa celebración, de los cien años, de la representación del “Juan Moreira” hablado, por la compañía circense, de José Podestá y Alejandro Scotti, el sábado 10 de abril de 1886, y el 70 aniversario, de la fundación, de la benemérita y siempre reconocida Agrupación Artística Chivilcoy – primer y glorioso teatro vocacional del país -, que se creó el viernes 21 de abril de 1916, a través de la iniciativa y la firme y pujante labor realizadora, de los hermanos, Francisco y Luis Di Giustino, Eliseo Guastella, Juan Navarro Granados y Eduardo Navarro Caballero. Dicha celebración, hubo de llevarse a cabo, entre los días 5 y 27 de abril de 1986, contando con la excelente organización de la Agrupación Artística Chivilcoy – era presidente, de la prestigiosa entidad, el señor Mario Abel Grignoli -; el auspicio de la secretaría de Cultura de la Municipalidad – eran, intendente de la comuna, el Dr. Carlos Francisco Dellepiane y titular de la citada área, el señor Carlos Alberto Ayarza -; la colaboración, del Museo Histórico Municipal “Francisco Anselmo Castagnino”, a cargo de su director, Francisco Alberto Castagnino, el teatro “El Chasqui” y el Centro Tradicionalista “El Fogón”, y la adhesión especial, del Museo Nacional del Teatro, la secretaría de Cultura de la Nación y, la Dirección General de Escuelas y Cultura, y la subsecretaría de Cultura, de la provincia de Buenos Aires. Los citados festejos, comprendieron, numerosas representaciones escénicas, espectáculos musicales, disertaciones alusivas, y una Feria, de carácter artesanal y cultural. Hubieron de participar los elencos, de la propia Agrupación Artística Chivilcoy, el teatro “El Chasqui”, un grupo de padres y ex alumnos, del Jardín de Infantes Nro. 2 “Dr. Ricardo Gutiérrez”, la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, la Comedia Municipal de Luján, Gente de Teatro, de la ciudad de Mar del Plata, la Agrupación para el Teatro Rioplatense, el Teatro para la Libertad, y el intérprete José Luis Sánchez, de la vecina ciudad de Junín. Se realizó, asimismo, un encuentro rioplatense de payadores, con la intervención de Roberto Ayrala, Aldo Crubelier, Rodolfo Lemble, Horacio Otero, Víctor Di Santo, Aramis Orellano, Carlos Rodríguez, Gabino Sosa, Carlos Molina, Walter Saldivia, Juan C. López y José Curbelo; se ofreció un recital, del conjunto “Vocal Resurrección”, integrado por Horacio Yapor, Horacio Vero, Ricardo Giallorenzi y Jorge González, y se presentó, también, el Ballet Folklórico Chivilcoy, bajo la dirección de los profesores, Liliana López y Juan Carlos Risso. Se brindaron, además, dos disertaciones, a cargo de la escritora, investigadora, periodista y directora de teatro, profesora Beatriz Seibel, y del historiador, investigador y estudioso, Dr. Raúl H. Castagnino, por entonces, presidente de la Academia Argentina de Letras. Por otra parte, con motivo de dichos aniversarios, se hubieron de presentar: un folleto de la Agrupación Artística Chivilcoy, que trazó una minuciosa reseña, del largo y fecundo historial, de 7 décadas, de la mencionada institución, y el ilustrativo libro “Teatro Vocacional de Chivilcoy – Sus comienzos, desarrollo y actualidad –“, del caracterizado investigador de nuestro pasado lugareño, dirigente político y deportivo, periodista y hombre público, Don Vicente José Abriola. Subrayemos finalmente que, nuestra ciudad de Chivilcoy, es en virtud, de todos estos valiosos antecedentes, la “Capital Provincial del Teatro”, declarada por la Legislatura bonaerense, merced a un proyecto del diputado provincial, Fabio Gustavo Britos, presentado en el año 2016.

Teatro Criollo, por Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Teatro criollo. Sabor de paisanaje. Cuadro de tradición. Agreste escuela. Sainete. Voz nativa del coraje. Estampa nacional. Fresca acuarela. Realismo y nervio, en cada personaje. Drama de poncho, rastra, pial y espuela, vibrando con el gesto y el lenguaje, del gaucho, la payada y la vihuela… Sueño de Podestá. Tiempo campero. Retrato varonil, de aquel matrero, que cruzó por las pampas, muy altivo… Viejo circo. Rebenques y facones. Teatro criollo. Memoria de fogones, y alma de Juan Moreira, siempre vivo.

Soneto a Juan Moreira, por Carlos Armando Costanzo.

Evoco a Juan Moreira, el perseguido, el hombre recio, el prófugo, el matrero; el que huyó de la ley, el pendenciero, el marginado, el nómade, el bandido… Gaucho, toro y relincho embravecido, mano, fibra, facón, poncho y talero; hoy, encuentro el galope de su overo, desandando las leguas del olvido… Fue un poco de verdad y de leyenda. Gustó de la ginebra y la contienda. Dicen que la injusticia, lo hizo malo… Chirino, terminó con él… Ya muerto, quedó su corazón, a campo abierto, bajo la noche, de una cruz de palo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *