Aceptación del legado testamentario de Don Alejandro Martija

En el mes de enero de 1971( Hace ya 45 años transcurridos), la municipalidad de Chivilcoy, durante la gestión del Ingeniero José María Ferro, procedió a la respectiva aceptación del legado testamentario de Don Alejandro Martija, fallecido el 22 de diciembre de 1970, quien había donado cien hectáreas, para una finalidad de recreación pública. Surgió así, el Parque y Balneario “Alejandro Martija”, un espacio de alegría y esparcimiento, destinado al disfrute y el bienestar de los chivilcoyanos.Parque Lacunario Alejandro Martija

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.