ARCHIVO LITERARIO MUNICIPAL DE CHIVILCOY “PROCURADOR CARLOS ARMANDO COSTANZO”

FUNDADO EL 18 DE OCTUBRE DE 1984

El Archivo Literario Municipal, se creó el 18 de octubre de 1984, mediante la Ordenanza Nro. 1972, el Honorable Concejo Deliberante, fundado por la iniciativa y la acción realizadora del procurador Carlos Armando Costanzo, designado luego, su director – organizador, a través de un concurso público de oposición, títulos y antecedentes. El repositorio, surgió desde la nada y un punto cero, y con la ardua y paciente tarea del procurador Carlos Armando Costanzo, logró conformarse un amplio y valioso patrimonio histórico, bibliográfico y documental, que se encuentra siempre al entero servicio de toda nuestra comunidad.

Junto al procurador Carlos Armando Costanzo, se desempeña el Máster en P. C. e Informática, Germán Carlos Nicolini, a cargo de la digitalización del Archivo, la confección de las páginas en Internet del repositorio y el diseño y diagramación de los folletos evocativos, de permanente rescate, recreación y difusión del pasado lugareño, la memoria histórica ciudadana y, la historia de Chivilcoy.

El Archivo Literario Municipal, cuenta con tres páginas en Internet: Facebook, Web e Instagram. Para su respectivo acceso, debe marcarse: En el caso de Facebook: “Archivo Literario Municipal”, tratándose de la Web: “www.archivoliterariochivilcoy.com” y respecto de Instagram: “Archivo Literario”.

El Honorable Concejo Deliberante de Chivilcoy, en su sesión del 14 de noviembre de 2019, con motivo de la celebración del 35 aniversario de la entidad, le impuso al Archivo Literario Municipal el nombre de su fundador, organizador y director, el procurador Carlos Armando Costanzo.

El Archivo Literario, único en el país a nivel municipal, funciona en las instalaciones del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”, situado sobre la calle Bolívar Nro. 319, de nuestra ciudad. Su teléfono es el 439050, interno: 1703.

El Archivo Literario Municipal, mantiene estrechos vínculos con el Salón del Periodismo Chivilcoyano, archivo, museo y biblioteca, sito en la calle Balcarce Nro. 39, de nuestra ciudad, que fuera también, fundado y organizado por el procurador Carlos Armando Costanzo. Dicha institución, se creó el 21 de febrero de 1994.

El procurador Carlos Armando Costanzo, ha subrayado que: “El Archivo Literario Municipal, con un fin didáctico y docente y un espíritu educativo, debe ser un aula de escuela donde se dicten lecciones de historia y se recuerde siempre el pasado, para promover, fomentar y divulgar el localismo, los principios y valores, el saber y la enseñanza; mantener viva y vigente la memoria y,  salvar a nuestro ayer, de la muerte, el silencio y el olvido”.

 

EL VERSO LUNFARDO

¿Qué es el Lunfardo?

El Lunfardo constituye una jerga de índole popular, que conforma un vocabulario o un repertorio léxico, integrado por términos o palabras, los cuales, ingresaron a nuestro país, mediante las distintas corrientes inmigratorias: italiana, francesa, española y portuguesa, y se incorporaron después, al lenguaje coloquial o el habla cotidiana de los argentinos. El 21 de diciembre de 1962, se fundó la Academia Porteña del Lunfardo, cuyo lema expresa: “El pueblo agranda el idioma”. La sede institucional de dicha entidad, se encuentra ubicada en la calle Estados Unidos 1379, de la ciudad autónoma de Buenos Aires. Desde el año 2000, cada 5 de septiembre, se conmemora el “Día del Lunfardo”, en recordación y homenaje a la aparición gráfica del libro “Lunfardía”, de Don José Gobello, registrada el 5 de septiembre de 1953. Erudito y prestigioso investigador, periodista, escritor, crítico, ensayista, poeta, conferenciante y docente, Don José Gobello, nacido el 26 de septiembre de 1919 y fallecido el 28 de octubre de 2013, fue el principal fundador, gran artífice propulsor y, ex secretario y presidente de la Academia Porteña del Lunfardo.

             LA ARGENTINA DEL SIEMPRE LO MISMO, DONDE PIERDE EL QUE TRABAJA…

Debemos predicar y sembrar con el testimonio de nuestra conducta y el buen ejemplo de Vida. Un buen ejemplo, representa mucho más que miles de inútiles palabras… Terminaremos cosechando y recogiendo, lo que hemos sembrado. Debemos recuperar los principios éticos y los valores morales, humanos, patrióticos y espirituales, como también, la mentalidad, el hábito, la conciencia y la sagrada cultura del trabajo. No podemos esperar resultados distintos, haciendo siempre lo mismo… Los pueblos que olvidan su pasado, están condenados a repetirlo… Para que triunfe el mal, sólo se necesita que los buenos no hagan nada a fin de impedirlo… Jamás nos dejemos mentir y embaucar por los falsos vendedores de imagen, las  engañosas apariencias, las imágenes externas y superfluas, las cortinas de humo, las vanas palabras y, el mero y vulgar cartón pintado… Los Hombres como los árboles, se conocen y aprecian por sus propios frutos… Existe únicamente, un rumbo posible: Volver otra vez al camino de la Educación, la Honestidad y el Trabajo.

“Qué el buen  Dios le conserve la inspiración y la modestia”

(Carta de Don José Gobello a Carlos Armando Costanzo, fechada en el mes de enero de 2011).

OLVIDEMOS, che, loco y buen hermano, la Argentina fulera, de lo mismo, donde abundan  la bronca, el pesimismo, las matufias, los curros y el afano. Olvidemos al chanta cotidiano, la ambición, el camelo, el egoísmo, y junemos un tiempo de optimismo, todos juntos, yugando de la mano… Sin chorros ni bolonquis de novela, pensemos en la unión, posta y fratrela, la justicia debute y transparente… La Argentina fetén, sin mishiadura, donde gane, de veras, quien labura, y por fin, esté en cana el delincuente.

 

LA JUSTICIA

Un país y una sociedad sin justicia, carecen de todo futuro y no tienen ningún destino…

HACE tiempo, che, vieja, te has rajado, del bulín judicial donde vivías, con los códigos postas y gomías, muchas leyes, los tordos y el estrado… Te piantaste una cheno – gris pasado -, quedó un flor de vacío – lungos días -, y después, tantas malas fulerías, de movida, nomás, te han olvidado… Te piantastesolari y desinflada, hoy, sabés, ya no funca y pasa nada, todo es grupo y tramoya permanente… Y así entonces – los tongos siempre duran -, al fin pierden los tipos que laburan, y sin vos, no va en cana el delincuente.

CONSEJO REO

MIRÁ flaco, la cosa está fulera, y de hace tiempo, bien mal la mano: Hoy, abundan las trenzas y el afano, la matufia y la parla bolasera. Despertate y abrí bien la sesera, campaneando tu rioba cotidiano, y aprendé a descubrir, che, buen hermano, la triste realidad, mersa y ranera… Pensá en tanto fiacún que no labura, tu bulín y la diaria mishiadura, el jotraba y la guita que no alcanza… Y a pesar del balurdo deprimente, encará con espíritu sonriente, un futuro debute de esperanza. Dale flaco, hasta el último segundo. Seguí contra el bajón, la mufa, el tedio…, aunque el ispaforfai y nuestro mundo, ya no tengan, sabés, ningún remedio.

CHORRO VIEJO

VOS – chorro viejo, te afanaste todo, por tu angurria feroz, casi infinita, y la jugaste entonces, a tu modo, sabiendo que robar, no es verdurita. Malandra de verdad, siempre en el lodo de la tramoya obscura y tan maldita; peleando el buen fangote, codo a codo, te quedaste, vos solo, con la guita… Después, la vida bomba y bien debute, del chantún, atorrante y farabute, que se da de bacán, con la gilada… Y allí estás, muy pipón, prendido al queso. Algún juez, intentó meterte preso, y al final…, al final, no pasó nada. Tenés suerte, cabrón, seguí adelante, porque en este balurdo maloliente, siempre pierde el eterno laburante, pero nunca va en cana el delincuente.

DEVOLVÉ LA GUITA…

DEVOLVÉ tanta guita que afanaste, como chorro total de posta escuela, con tremendas matufias de novela, que en tu linda piojosa, carburaste. Devolvé ese vagón que te llevaste, – hasta el último sope de la abuela -, y después, bien cafiolo, mucha tela, en un banco de Suiza, amarrocaste… Devolvé, che, malandra, el loco vento, que supiste morfarte en un momento, con angurria fulera y desmedida… Porque entonces, cabrón – y no es pavada -, te aseguro que toda la gilada, quedará para siempre agradecida.

CARTA LUNFARDA A LOS REYES MAGOS

SOY un  simple purrete – cuore ufano, de gorrión de la yeca y pipistrelo -, y les mando esta carta – forte anhelo -, desde un riobacachuzo y suburbano. Les pido que me traigan – linda mano -, la esperanza de un posta y nuevo cielo; un chamuyo bien piola de consuelo, y el milagro del morfi cotidiano… Les pido que me traigan – sol del día -, la ilusión más debute y la alegría, frente a tanta malaria y mishiadura… Y que pueda tener, como purrete, la sonrisa banana de un juguete, con un cacho de amor y de ternura. Ojalá que me escuchen y den bola, – se los bate este pibe medio otario -, y al final me regalen – luz chipola -, un país más honesto y solidario.

LA BICICLETA

COMPAÑERA de lunga travesía, a pesar del potiém y andar cachuza, desde pibe, cuando era tan merluza, vos estás a mi lado, todavía… Y te puedo sentir como un gomía, en el cuore dulzón y la cucuza, y al igual que a una naifa muy papusa, yo te bato mi amor de cada día. Hoy, quisiera parlarte, bicicleta, con tu facha mistonga y tu corneta, tu hondo embale y tu marcha sostenida… Y sé bien – escuchame esta parola -, que con vos seguiré, garifo y piola, pedaleando las yecas de la Vida. Por eso – mi chamuyo se adelanta al más triste y fulero barquinazo -, yo te pido que nunca, algún pinchazo, me deje sin piedad, nokaut y en yanta.

LA SENDA DEL LABURO Y LA HONRADEZ

MI viejo me batió – posta enseñanza -, con chamuyo cabal y fiel docencia, la senda bien debute – noble esencia -, del embale polenta y la pujanza. Me batió, con parola de confianza y consejo canchero – gran paciencia -, la senda del buen morfi y la decencia, la lucha forte y guapa, y la esperanza… Mi viejo me batió – minga de afano -, la senda del aguante cotidiano, yugándola de frente y sin doblez… Fue un chamuyo sincero de gomía, y yo así, voy siguiendo todavía, la senda del laburo y la honradez.

ANDAR COMO SE PUEDE…

AN DAMOS, che, melón, como podemos, y a pesar del balurdo, siempre andamos; la malaria mistonga nos bancamos, aunque el cuore contento, mantenemos. El bajón y las broncas, padecemos, con muñeca y polenta, la yugamos; un futuro banana imaginamos, pero un mango chipola nunca vemos… Andamos por la yeca, diariamente, – un kilo de honradez y alta la frente -, con posta embale, siempre puchereando… Y a pesar de la lungamishiadura, el camelo y la vida fiera y dura, seguimos, che, merluza, laburando. Y ojalá que algún yorno, en la Argentina, – porvenir bien debute de pujanza -, aparezca feliz, una matina, un gran sol de justicia y esperanza.

 

                                                                    CARLOS  ARMANDO  COSTANZO

                CHIVILCOY (Provincia de Buenos Aires), 2020.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.Diseño y diagramación: Germán Carlos Nicolini, máster en P. C. e Informática, secretario del Archivo Literario Municipal. LOS HOMBRES COMO LOS ÁRBOLES, SE CONOCEN Y APRECIAN POR SUS PROPIOS FRUTOS

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *