Asunción del Dr. Luis Tiscornia, como intendente municipal de Chivilcoy (1918).

Compartir

El destacado y prestigioso, abogado y dirigente político radical, Dr. Luis Tiscornia, intendente municipal de Chivilcoy, desde el 1 de enero de 1918, hasta el 1 de enero de 1920. Falleció en 1955.

El 1 de mayo de 1918, hubo de asumir, en calidad de intendente municipal de Chivilcoy, el Dr. Luis Tiscornia, un caracterizado y prestigioso abogado, de extracción política radical, quien había resultado electo, en los comicios de ese mismo año. El Dr. Luis Tiscornia, cumplió y desarrolló, de una manera recta y proba, una administración comunal, ejecutiva y progresista, que se distinguió, por sus diferentes proyectos, sus múltiples realizaciones, y su gestión austera y escrupulosa, de una ejemplar honestidad. Entre otras obras, llevadas a cabo, se procedió a la instalación de nuevos mataderos, donde se efectuó la correspondiente faena de las reses; se concretó el ordenamiento y la respectiva restauración, de los distintos paseos públicos locales, y en el centro de la plaza Manuel Belgrano, se descubrió un magnífico busto de bronce, del memorable e ilustre prócer, creador de nuestra enseña patria, fundido en los talleres del Arsenal Militar de la Nación. Dicha pieza escultórica, descansa sobre una sólida base de granito, y está orientada o dirigida, hacia la calle General Pinto, donde se encuentra situada, la antigua y tradicional Escuela primaria Nro. 8 “General Manuel Belgrano”, fundada en 1884. El Dr. Luis Tiscornia, recibió el gobierno municipal, aquel  1 de mayo de 1918, de manos del entonces comisionado, Dr. Pedro J. Calderón, un distinguido médico lugareño, que había asumido su cargo, en reemplazo de Don Eduardo Brueck, el 16 de agosto de 1917. Y finalizó su etapa, al frente de la comuna, el 1 de enero de 1920, cuando inició sus funciones gubernativas, como nuevo intendente municipal, el notable y relevante abogado y dirigente político, del radicalismo, Dr. Alejandro Osvaldo Suárez (1892 – 1943). El Dr. Luis Tiscornia, falleció en 1955, y fue sin dudas, todo un aleccionador modelo, de valores cívicos y republicanos, amplio espíritu democrático, integridad moral y alta honradez.