Asunción de Don Pascual Falabella, como intendente municipal de Chivilcoy (1952).

Compartir

Imponentes festejos centrales, del glorioso Centenario de nuestra ciudad de Chivilcoy, el viernes 22 de octubre de 1954, con la presencia del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Mayor Carlos Vicente Aloé. Era intendente municipal, Don Pascual Falabella.

El 1 de mayo de 1952, asumió en calidad de intendente municipal de Chivilcoy, el caracterizado vecino y dirigente político, oriundo de la localidad de Moquehuá, Don Pascual Falabella, quien estuvo al frente de la comuna local, hasta el 1 de mayo de 1955, cuando hubo de entregarle el gobierno del municipio, al destacado y prestigioso médico cirujano, Dr. Francisco José Faverio, el cual, se desempeñó sólo, unos pocos meses, hasta el 30 de septiembre, de ese mismo año, a raíz del golpe de estado, cívico – militar, denominado “Revolución Libertadora”, que derrocó al régimen justicialista, del general Juan Domingo Perón. Don Pascual Falabella, con anterioridad, había ocupado el cargo de comisionado municipal, desde el 7 de noviembre de 1945, hasta el 2 de febrero de 1946. En esa oportunidad, recibió la comuna, de manos del Dr. Walter José Schiaffino, y la entregó a Don Juan Martín Dagorret, que fuera comisionado, desde ese 2 de febrero de 1946, hasta el 27 de febrero de 1947. Durante la gestión de Don Pascual Falabella, se llevaron a cabo, distintas obras públicas, y de un modo profundamente alborozado, hubo de celebrarse, el glorioso Centenario de Chivilcoy, aquel ya histórico y memorable, viernes 22 de octubre de 1954; contándose, en el acto central, con la presencia del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, mayor Carlos Vicente Aloé, el vicegobernador, Dr. Carlos A. Díaz, y otros altos funcionarios, del ámbito bonaerense. En esa particular ocasión, se efectuó el estreno, del inolvidable “Canto a Chivilcoy”, con letra del inspirado poeta, escritor y periodista, Ernesto Domingo Marrone, y música, del notable compositor, director de orquesta y docente, profesor Pascual Antonio Grisolía. Dicho Canto, fue interpretado, por el coro de alumnos, de la Escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento”, de nuestra ciudad.

Una verdadera curiosidad histórica que vamos a difundir. Seguramente, una de las únicas versiones grabadas, que todavía se conservan, para las actuales y futuras generaciones de nuestra ciudad.