El Día del Bombero Voluntario Argentino, cada 2 de Junio.  Los primeros servidores públicos chivilcoyanos, que se constituyeron y organizaron en 1945, dentro del Centro Comercial e Industrial.

Los primeros Bomberos Voluntarios chivilcoyanos, en una fotografía, del mes de mayo de 1945. Dicho cuerpo activo, de servidores públicos locales, nació en el seno del Centro Comercial e Industrial, de nuestra ciudad, bajo el tan elocuente lema: «Sacrificio, abnegación, desinterés». A lo largo de más de siete décadas, de una labor tenaz y sostenida, se ha hecho honor a esa consigna, y los Bomberos Voluntarios, constituyen un alto y legitimo orgullo, para Chivilcoy.

El 2 de junio, se conmemora el “Día del Bombero Voluntario Argentino”, en recordación, de aquel histórico y relevante, 2 de junio de 1884, cuando por la acertada y ponderable  iniciativa de Don Tomás Liberti – su auténtico y fervoroso inspirador, creador, propulsor y animador -, se hubo de fundar, la Asociación Italiana de Bomberos Voluntarios, del pintoresco y populoso barrio porteño de La Boca; la cual, conformó, un cuerpo de entusiastas y denodados servidores públicos, dispuestos a luchar y aenfrentar y sofocar, de una manera férrea e intrépida, los futuros siniestros que se presentaran.

En esa época, no existía en dicha barriada, ningún grupo de bomberos voluntarios, y las precarias viviendas, de madera y de zinc, resultaban elementos propicios, para el estallido de incendios y, la rápida propagación de las llamas. El 2 de junio de 1884, convocados por Don Tomás Liberti, se reunió un conjunto de vecinos, integrado por sus dos hermanos, Atilio y Orestes Liberti, Ángel Descalzo, Luis Pacinelli, Romeo Scotti, José Ragozza, Santiago Ferro, Esteban Daneri y Andrés Benvenuto, quienes resolvieron dar vida, a una entidad de bien y efectivo socorro, para beneficio de toda la comunidad. La sede inicial, de la citada Asociación Italiana de Bomberos Voluntarios, de La Boca, se habilitó en una modesta y humilde casilla, ubicada sobre la calle Necochea, entre las arterias, Lamadrid y Pedro de Mendoza; colocándose en la fachada, un cartel, escrito en italiano, que rezaba: “Volere e Potere”, “Querer es Poder”. La primera y singular participación, del cuerpo de bomberos voluntarios de La Boca, se registró el 5 de noviembre de 1885, al declararse un gigantesco y pavoroso incendio, en una fábrica de velas, situada en la zona geográfica, de Barracas al Sur. Breve tiempo después, la Capitanía del puerto de Buenos Aires, cedió al cuerpo de servidores públicos de La Boca, dos bombas a vapor, que fueron luego, bautizadas con los nombres de “José Hernández” y “Argentina”.

En 1954, se hubo de llevar a cabo, en Buenos Aires, el primer Congreso de Bomberos Voluntarios, de nuestro país, que constituyó la Federación Argentina de Asociaciones de Bomberos Voluntarios Argentinos. Este Congreso decidió, en homenaje al cuerpo precursor o pionero, de bomberos voluntarios, del barrio porteño de La Boca, que nació el 2 de junio de 1884, establecer, precisamente, cada 2 de junio, como “Día del Bombero Voluntario Argentino”.

En Chivilcoy, el cuerpo de bomberos voluntarios locales, surgió en los primeros meses del año 1945, en el seno del Centro Comercial e Industrial, siendo presidente, de la entidad, Don Roque Salinardi. Bajo la expresiva consigna y el bello lema: “Abnegación, Sacrificio, Desinterés”, los distintos aspirantes, a integrar las filas del cuerpo activo, hubieron de recibir, de un modo serio y disciplinado, un correcto adiestramiento profesional, a través de las precisas y valiosas instrucciones, impartidas por Don Santana Ochoa, un ex bombero, de origen porteño, que llegó a nuestra ciudad, para cumplir tal labor. En una nota periodística, del día patrio, 25 de Mayo de 1945, ya se anunciaba, la concreta y feliz existencia, del cuerpo de bomberos voluntarios locales, como una positiva y esperanzada realidad, en favor del vecindario y de todos los chivilcoyanos.

Los primeros bomberos voluntarios, que hubieron de componer ese cuerpo, fueron: Julio César Oliva, José Corujo, Luis Lacour, Abelardo José María Paz, Nemesio Juancorena – padre del ex intendente municipal de Chivilcoy, Dr. Jorge Adalberto Juncorena -, Obdulio Julio Cardoso, Romeo Sambelli, Orlando Héctor Miranda, Oscar Luis López, Primitivo Vallarino, Héctor José Marrone, José Gómez, Domingo Brignani, Francisco Carmona – jefe del citado cuerpo activo -, Eduardo Miranda, Pedro Cané, José Sanacore, Domingo Sebastián Bagnulio, Benigno Fernández, Juan Nicolás Felice, Inocencio Vidal, Enrique Higinio López, Eduardo A. Lemme, Eduardo Correa, Atilio Miranda, Miguel Yapor, Guillermo Montes de Oca y, José Moyano.

El 7 de julio de 1945, se establecieron, las sólidas y seguras bases fundacionales, de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, y el 26 de agosto, de ese año, el cuerpo activo, de servidores públicos, hubo de intervenir, por vez primera, en un importante desfile, llevado a cabo, frente a la plaza Colón, de nuestra ciudad, cuando se le tributó un especial homenaje, en el 95 aniversario de su fallecimiento, al  Libertador e insigne Padre de la Patria, el general José de San Martín, y se le impuso el nombre de su esposa, Remedios Escalada de San Martín, a la Escuela primaria Nro. 5, creada en el mes de marzo de 1879.

El bautismo de fuego, del cuerpo de bomberos voluntarios de Chivilcoy, se registró, el 8 de diciembre de 1945, al originarse un incendio, en el templo mayor de Nuestra Señora del Rosario, y en las primeras horas de la mañana, – alrededor de las 6.30 -,  durante el transcurso de una misa de primera comunión, con la iglesia colmada, por una nutrida feligresía.

La sede de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, cuya comisión directiva oficial – después de otra comisión provisoria -, se constituyó el 7 de julio de 1946, bajo la presidencia de Don Julio Cánepa, hubo de funcionar, en una primera instancia, en las propias instalaciones del Centro Comercial e Industrial (Avenida Soarez Nro. 33); luego, entre 1949 y 1971, estuvo instalada, en un inmueble municipal, ubicado sobre la calle Lavalle Nro. 28, y finalmente, un trascendental y significativo 21 de noviembre de 1971, se efectuó la inauguración, del actual edificio, de la Sociedad de Bomberos Voluntarios y el cuartel del Cuerpo Activo, sito en la intersección de las calles Pueyrredón y General Rodríguez.

En el mes de junio de 1965, mediante una ordenanza sancionada por el Honorable Concejo Deliberante, se le impuso a la calle Nro. 72, que atraviesa y corre, junto a uno de los costados, de la plaza Dr. Mariano Moreno, el nombre de “Bomberos Voluntarios”, y al año siguiente, el 7 de julio de 1966, se inauguró en los ámbitos, de ese paseo público, un monolito destinado a la figura, del heroico y glorioso bombero voluntario.

       

  A LOS BOMBEROS VOLUNTARIOS CHIVILCOYANOS

 

A los queridos bomberos,

hoy, les brindo mi homenaje,

por su genuino coraje,

de valientes verdaderos.

Muy firmes y tesoneros,

con su fiel integridad;

larga entrega y humildad,

sin obstáculos ni horarios,

corazones solidarios,

palpitando mi ciudad.

Bomberos, de la proeza,

la vocación de servicio,

el profundo sacrificio,

el amor y la nobleza.

Yo resalto su grandeza,

que contemplando, aquí estoy,

y en este festejo de hoy,

los saludo, jubiloso,

por su ejemplo tan hermoso,

Bomberos de Chivilcoy.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *