El Centenario de Chivilcoy, el 22 de octubre de 1954

Los imponentes y multitudinarios festejos, del Centenario de Chivilcoy, el Viernes 22 de octubre de 1954. Estuvo presente, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, mayor Carlos Vicente Aloé.
Los imponentes y multitudinarios festejos, del Centenario de Chivilcoy, el Viernes 22 de octubre de 1954. Estuvo presente, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, mayor Carlos Vicente Aloé.

El viernes 22 de octubre de 1954, de una manera, ciertamente, monumental y extraordinaria, se llevó a cabo, el acto central del Centenario de nuestra ciudad de Chivilcoy, bajo la gestión municipal de Don Pascual Falabella, contándose con la presencia, del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, mayor Carlos Vicente Aloé, del vicegobernador, Dr. Carlos A. Díaz, y de distintos funcionarios, del gabinete ministerial bonaerense. Asimismo, estuvo en Chivilcoy, el Obispo de la Diócesis de Mercedes, monseñor Dr. Anunciado Serafini. En aquella histórica y memorable jornada, se efectuó el estreno, del vibrante y hermoso “Canto a Chivilcoy”, con letra del poeta, escritor y periodista, Ernesto Domingo Marrone, y música, del compositor, director de bandas y orquestas, y docente, profesor Pascual Antonio Grisolía. Dicho “Canto”, fue interpretado por el coro de alumnos, de la Escuela Normal Mixta “Domingo Faustino Sarmiento”, correspondiendo su ejecución, a la Banda Sinfónica de Ciegos; magistral y maravillosa creación, del maestro Pascual Grisolía, a fines de la década de 1930. Esta pieza musical – todo un auténtico y genuino símbolo chivilcoyano -, se registró, posteriormente, en una placa discográfica, la cual, sin dudas, constituye, un elocuente y expresivo testimonio del arte y de la cultura, de nuestra ciudad. En el citado acto, usaron de la palabra, el pintor Don José Antonio Speranza, quien ejercía la presidencia de la Comisión Municipal Permanente de Cultura y Festejos Populares; el intendente, Don Pascual Falabella; el vicegobernador bonaerense, Dr. Carlos A. Díaz, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, mayor Carlos Vicente Aloé, quien hubo de pronunciar, un emotivo y excelente discurso. Luego, se realizó, un heterogéneo y significativo desfile, en el que participaron efectivos del Ejército, la Marina, la Aeronáutica, la Gendarmería, la Prefectura Marítima, la Policía Federal y la Policía de la provincia de Buenos Aires; el cuerpo de bomberos voluntarios, de nuestra ciudad, y diferentes delegaciones locales; una clara representación, del amplio quehacer comunitario de Chivilcoy, en sus más diversas disciplinas y manifestaciones sociales. Posteriormente, hubo de servirse, un gran almuerzo popular, en las instalaciones del ex Prado Español; se disputó, a la hora 16.10, un partido de fútbol, entre los equipos de primera división, de los clubes, Deportivo Colón y Atlético Villarino, en el recordado estadio de La Federación, con la victoria del conjunto de Colón, por dos goles contra uno, y en horas de la noche, a las 23.30, se encendieron los clásicos fuegos artificiales, en la plaza principal 25 de Mayo. En el final, a las 23.45, se desarrolló, un animado y jubiloso baile popular, ante un apreciable escenario, situado en el comienzo de la avenida Soarez. El acto central, y todas las diversas celebraciones, de aquel histórico día, contaron con una multitudinaria concurrencia de público, pues el vecindario, en pleno, hubo de volcarse, espontánea y fervorosamente, a la feliz conmemoración, de los cien años, de nuestra ciudad. Digamos también que, para el Centenario, la Comisión Municipal Permanente de Cultura y Festejos Populares, elaboró un vasto programa, que se inició el domingo 3 de octubre de 1954, y se extendió a lo largo de todo el mes. El mencionado programa, incluyó diversos homenajes; conferencias evocativas; exposiciones pictóricas; concursos de manchas; conciertos musicales; certámenes literarios; numerosas vidrieras o escaparates, que se ornamentaron con fotografías, documentos, objetos y material alusivo; colocación de placas, de nomenclatura; representación de la ópera “El Barbero de Sevilla”; competencias y campeonatos, de índole deportiva, etc. Una singular celebración, del Centenario de Chivilcoy, digna del especial recuerdo, y la rememoración, más cálida y sentida.

El “Canto a Chivilcoy”

En el acto central, del Centenario de nuestra ciudad, el viernes 22 de octubre de 1954, se registró el feliz estreno, del magnífico y bello “Canto a Chivilcoy”, una obra, del poeta, escritor y periodista, Ernesto Domingo Marrone (1911 – 1986), autor de la letra, y del compositor, director de bandas y orquestas y docente, profesor Pascual Antonio Grisolía (1904 – 1983), autor de la música. La respectiva partitura, cuyo original, de puño y letra, del propio Pascual Grisolía, poseemos en el Archivo Literario Municipal, se imprimió en la editorial porteña Aconcagua, el 3 de septiembre de 1954. El “Canto a Chivilcoy”, fue interpretado, por el coro de la Escuela Normal Mixta “Domingo Faustino Sarmiento”, con la ejecución de la Banda Sinfónica de Ciegos, una admirable creación del maestro Pascual Grisolía. Se trata de uno de los tres símbolos o emblemas, que identifican a nuestra ciudad. Los otros dos restantes son: el “Escudo de Chivilcoy”, que data del mes de noviembre de 1977, y la “Bandera de Chivilcoy”, de octubre de 2008. Ofrecemos ahora, la grabación magnetofónica de dicho “Canto a Chivilcoy”, un valioso testimonio artístico y, un rico y singular tesoro, de la historia y la cultura chivilcoyanas.

Una verdadera curiosidad histórica que vamos a difundir. Seguramente, una de las únicas versiones grabadas, que todavía se conservan, para las actuales y futuras generaciones de nuestra ciudad.

 

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.