El Colegio “Buen Consejo” de los sacerdotes agustinos, de la parroquia del Carmen.

Compartir
Colegio "Buen Consejo", de los sacerdotes agustinos, de la parroquia Nuestra Señora del Carmen. Clase de educación física, a cargo del profesor Lorenzo Viera, en la década de 1920.

Colegio «Buen Consejo», de los sacerdotes agustinos, de la parroquia Nuestra Señora del Carmen. Clase de educación física, a cargo del profesor Lorenzo Viera, en la década de 1920.

Con particular emoción, y un alto y noble sentido de reconocimiento y homenaje, recordamos hoy, al Colegio “Buen Consejo”, que fundaron, organizaron y dirigieron, durante varias décadas, de una sostenida y muy fecunda labor pedagógica, los sacerdotes españoles, de la orden agustina, de la primitiva capilla, y posteriormente, a partir del 16 de julio de 1937, la parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Chivilcoy. Los abnegados y admirables sacerdotes agustinos, a través de una escritura pública, celebrada el 10 de septiembre de 1903, ante el notario Vicente P. Roldán, hubieron de recibir, por parte de la comisión de vecinos del barrio, que encabezaba el patriarcal inmigrante italiano, Don Pascual Grisolía (1835- 1920), la respectiva administración de la capilla, en honor de la Virgen del Carmelo, y en forma casi inmediata, se consagraron a la firme y comprometida tarea, de crear y constituir un centro de enseñanza. Nació entonces, de esa manera, el Colegio  “Buen Consejo”, en el cual, se cursaban los seis grados, correspondientes al nivel primario; contándose, en sus estructura institucional, con pupilos, medio pupilos y, alumnos externos. De los docentes, que allí, se desempeñaron, mencionaremos al tan querido e inolvidable sacerdote, Zacarías Montalvo, nacido en España, hacia 1886, y fallecido en nuestra ciudad, el 31 de marzo de 1952 (La calle Nro. 73, de Chivilcoy, lleva su venerado nombre, impuesto el 16 de julio de 1967). De los alumnos, que concurrieron a sus aulas, citaremos, en tanto, al Dr. Francisco José Falabella, el Prof. Francisco Antonio Menta, el Dr. Juan Carlos Falivene, Vicente Serio, Pascual Speranza, Rogelio Médice, Héctor Menéndez, Juan Duffi, etc. El Colegio, se hallaba situado, junto a la imborrable capilla de Nuestra Señora del Carmen, inaugurada el 19 de julio de 1896, la cual, se desmoronó, el 16 de octubre de 1945; hallándose clausurada, por peligro de inminente derrumbe, desde el mes de enero, de ese mismo año. El Colegio “Buen Consejo”, de los sacerdotes agustinos, de la parroquia del Carmen, cesó en sus actividades, hacia fines de la década de 1940, dejando la honda y cálida memoria, de un establecimiento educativo, siempre al servicio de la niñez y la instrucción pública lugareñas. Un establecimiento que, infundía, inculcaba y transmitía, principios y valores, morales y humanos; el amor a Dios, la Patria, la familia y el trabajo; las virtudes éticas, de humildad, honradez, justicia y rectitud y,, el auténtico espíritu y las hermosas  enseñanzas de Cristo y su doctrina evangélica. Por todo ello, nuestro mejor homenaje, al Colegio “Buen Consejo”, que por su gran trayectoria y su aporte tan significativo, sin dudas, logró ganarse un capítulo, de consideración, honor y respeto, en el libro mayor, de la historia educacional chivilcoyana.