Los sacerdotes agustinos, de la Parroquia del Carmen, abandonaron nuestra ciudad (2003).

IMG_20160602_080945El 10 de mayo de 2003, abandonaron Chivilcoy, los sacerdotes españoles de la orden religiosa de San Agustín; los cuales, a lo largo de casi un siglo, de una extraordinaria y fecunda labor pastoral,  evangelizadora y educativa, desplegaron una intensa y admirable trayectoria, al frente de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, y en la faz pedagógica, como docentes del antiguo y ya desaparecido Colegio de enseñanza primaria “Nuestra Señora del Buen Consejo”. Los sacerdotes agustinos, arribaron a nuestra ciudad, hacia el año 1903, cuando los vecinos de la populosa barriada del Carmen, encabezados por la patriarcal figura de Don Pascual Grisolía, hubieron de transferirle, a la orden, la administración de la humilde y modesta capilla, en honor de la Virgen del Carmelo, que se había inaugurado, solemnemente, el 19 de julio de 1896. Dicha transferencia, se hizo efectiva, mediante escritura pública, celebrada ante el notario, Don Vicente P. Roldán, el 10 de septiembre de 1903, que firmaron, los citados vecinos, y el presbítero Don Joaquín Fernández, en representación de la citada orden. Tras el alejamiento de los padres agustinos, asumió como titular de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, el presbítero Raúl Seiras, enviado por la Arquidiócesis de Mercedes – Luján. En la actualidad, y desde el año 2006, ejerce funciones de párroco, el sacerdote, padre Héctor Gustavo González.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.