Día del Bombero Voluntario Argentino: Los servidores públicos de Chivilcoy.

Los primeros bomberos voluntarios, en 1945, bajo el lema: "Abnegación, sacrificio, desinterés"
Los primeros bomberos voluntarios, en 1945, bajo el lema: «Abnegación, sacrificio, desinterés»

El 2 de junio, se conmemora el Día del Bombero Voluntario Argentino, una fecha que se estableció en el año 1954, mediante una resolución del Primer Congreso de Bomberos Voluntarios de nuestro país, para recordar aquel ya histórico y glorioso 2 de junio de 1884, cuando a través de la feliz iniciativa del inmigrante Don Tomás Liberti, se hubo de fundar la Asociación Italiana de Bomberos Voluntarios, del pintoresco y característico barrio porteño de La Boca. Dicha entidad, inmediatamente, organizó un cuerpo de servidores públicos; el cual, tuvo su intervención inicial, en el mes de noviembre de 1885, al originarse un siniestro, en un establecimiento fabril de velas, dentro de la zona geográfica de Barracas al Sur. En Chivilcoy, el heroico y valiente cuerpo de bomberos voluntarios locales, se creó a comienzos de 1945, en el seno del Centro Comercial e Industrial; estableciéndose luego, las bases institucionales de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, el 7 de julio, de ese mismo año. Un significativo número de aspirantes a bomberos voluntarios, hubo de recibir, en los primeros meses de 1945, una serie de clases y prácticas, de instrucción y adiestramiento, a cargo del señor Santana Ochoa, un ex bombero de Buenos Aires, y finalmente, el bautismo de fuego, se registró el 8 de diciembre de 1945, cuando estalló un incendio, en el templo mayor de Nuestra Señora del Rosario, a la hora 6.30, durante el transcurso de una “misa de primera comunión”. Bajo el tan elocuente y expresivo lema: “Abnegación, Sacrificio, Desinterés”, los bomberos voluntarios de Chivilcoy, han estado siempre, al total y entero servicio del vecindario y, de toda nuestra comunidad. Entre los primeros aspirantes a bomberos voluntarios, de 1945, mencionaremos ahora, a Julio César Oliva, José Corujo, Luis Lacour, Abelardo José María Paz, Nemesio Juancorena, Obdulio Julio Cardoso, Romeo Sambelli, Orlando Héctor Miranda, Oscar Luis López, Primitivo Vallarino, Héctor José Marrone, José Gómez, Domingo Brignani, Francisco Carmona – quien fuera el jefe inicial, de dicho cuerpo de servidores públicos -, Eduardo Miranda, Pedro Cané, José Sanacore, Domingo Sebastián Bagnulio, Benigno Fernández, Juan Nicolás Felice, Inocencio Vidal, Enrique Higinio López, Eduardo A. Lemme, Eduardo Correa, Atilio Miranda, Miguel Yapor, Guillermo Montes de Oca y José Moyano. La sede institucional de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, hubo de funcionar, en primer término, en la sede del Centro Comercial e Industrial, sobre la avenida Soarez; desde 1949 hasta 1971, se instaló, con el respectivo cuartel, en el inmueble municipal, de la calle Lavalle Nro. 28, y el 21 de noviembre de 1971, habilitó, oficialmente, su edificio propio, ubicado en la intersección de las calles Pueyrredón y General Rodríguez; contando en la actualidad, con modernos vehículos y equipos, de una avanzada tecnología. El cuerpo de bomberos voluntarios locales, supo contar, durante las décadas de 1960 y 1970, con una apreciable y meritoria banda de música, que participaba, con sus distintas interpretaciones, en diferentes festejos cívicos y patrios, y en las celebraciones de la misma institución. El 2 de junio de 1965, el Honorable Concejo Deliberante local, impuso por ordenanza, a la calle Nro. 72, el nombre de “Bomberos Voluntarios” – dicha arteria, atraviesa uno de los costados de la plaza Mariano Moreno -, y el 7 de julio de 1966, se inauguró en el citado paseo público, el monolito recordatorio, dedicado a la intrépida figura del Bombero.

En la celebración del Día del Bombero Voluntario Argentino

1884 –  2 de junio  –  2016

Bombero chivilcoyano,

de la entrega y el valor,

con tu gesto cotidiano,

de constante servidor.

Fiel bombero voluntario,

de enorme tenacidad,

con un nervio solidario,

de gran generosidad.

Noble y querido bombero,

de la firme vocación,

el empeño tesonero,

y un alegre corazón.

Bombero y eterno amigo,

que siempre habrás de luchar,

porque bien llevas, contigo,

una entereza ejemplar.

Hoy, le canto a tu heroísmo,

tu más profundo sentir,

tu esperanza y tu optimismo,

tu sueño, en el porvenir…

Y te digo, fiel bombero,

que eres, con clara humildad,

el orgullo verdadero,

de toda nuestra ciudad.

CARLOS ARMANDO COSTANZO

CHIVILCOY, junio de 2016.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.