Día Nacional del Tango. Natalicio de Carlos Gardel. Las actuaciones del Zorzal Criollo, en Chivilcoy (1912, 1921, 1925 y 1933).

img_1743El 11 de diciembre, se conmemora el “Día Nacional del Tango”, una fecha establecida, hace ya varias décadas, por una afortunada y plausible iniciativa, del polifacético y destacado poeta, letrista, y hombre del espectáculo argentino, Ben Molar, para celebrar, los respectivos natalicios, del gran intérprete, Carlos Gardel, en 1890, y del músico y compositor, Julio De Caro, en 1899. Gardel, había nacido en Toulouse (Francia), y a lo largo de una intensa y muy brillante carrera artística, hubo de alcanzar, una amplia y resonante celebridad universal. El famoso e inolvidable Morocho del Abasto, visitó a Chivilcoy, en cuatro históricas y significativas oportunidades, ofreciendo sus exitosas actuaciones, aquí, en nuestro medio. La primera de esas visitas, la efectuó, el 6 de abril de 1912, en compañía del guitarrista Francisco Martino, y se presentó, Gardel, en diferentes bares y fondas, del sector geográfico, de la antigua y ya desaparecida estación ferroviaria “Norte”, y en un café, denominado “La copita de plata” o “La tacita de plata”, sito en la intersección, de las calles Belgrano y Deán Funes. Allí, en dicho lugar, funcionaron, posteriormente, con distintas denominaciones, los bares: “Los Vasquitos” y “El Chimango”; este último, de Don José Piedegrosso, a comienzos de la década de 1960. La segunda visita, la realizó Gardel, junto a José Razzano, con quien conformaba un popularizado dúo, los días, 6 y 7 de agosto de 1921; actuando en las instalaciones del cine – bar “Radium”, el que se hallaba ubicado, en la esquina de las calles 25 de Mayo y San Martín. El cine – bar “Radium”, abrió sus puertas, hacia el año 1911, y en su sala, solían proyectarse películas mudas, brindándose, además, espectáculos musicales. La tercera ocasión, de la presencia de Carlos Gardel, en Chivilcoy, se registró en 1925, también con José Razzano, presentándose en el Teatro Español; y la última oportunidad, hubo de acontecer, los días, 5 y 6 de agosto de 1933, cuando Gardel, junto a sus guitarristas, Julio Domingo Vivas, Guillermo Desiderio Barbieri, Ángel Domingo Riverol y Horacio Pettorossi, actuó en la sala, del cine – teatro “Metropol”. En esa visita, el Morocho del Abasto, se alojó con sus acompañantes, en el antiguo hotel Restelli, ubicado en la intersección de las calles, Rivadavia y Pellegrini. Asimismo, un conocido vecino de nuestra ciudad, Don Fernando Cánepa, invitó al Zorzal Criollo y a sus guitarristas, a realizar, en automóvil, una recorrida, por distintos sectores urbanos, y el domingo 6 de agosto de 1933, en horas del mediodía, Gardel y sus guitarristas, hubo de compartir un amistoso asado criollo, servido en la estancia de la familia Marchetto, ubicada en el Cuartel IV, de nuestro distrito, en cercanías del paraje denominado “Tres Banderas”, y la zona de la laguna “La Martija”. Subrayemos que, el primer tango que grabó Carlos Gardel, bajo  el sello Nacional Odeón, el 9 de abril de 1917, fue la celebrada pieza “Mi noche triste”, perteneciente, al caracterizado letrista, poeta popular y sainetero, Pascual Contursi, quien había nacido en Chivilcoy, el 18 de noviembre de 1888, y falleció en Buenos Aires, a los 42 años de edad, el 29 de mayo de 1932. Por otra parte, los días 27 y 28 de julio de 1935, el cine – teatro “Metropol”, de nuestra ciudad, a cargo de la empresa Di Fiore – Martínez, hubo de proyectar la película “El día que me quieras”, protagonizada por Carlos Gardel y Rosita Moreno, y para plena satisfacción y alto orgullo, de Chivilcoy, fue el segundo cine del mundo, que exhibió este importante filme gardeliano. El 8 de septiembre de 1978, a la avenida Nro. 17, de nuestra ciudad, se le impuso el nombre de Carlos Gardel, y en el año 2014, se bautizó con idéntica denominación, a la Escuela de Educación Media Nro. 208. El 11 de diciembre de 2015, organizado por Roberto José Piedegrosso (Fallecido el 4 de marzo de 2016), y la Secretaría de Cultura y Educación, de la Municipalidad local, hubo de tributársele, un sentido homenaje al Zorzal Criollo, en la intersección de las calles Belgrano y Deán Funes, donde el Morocho del Abasto, cantó, por vez primera, el 6 de abril de 1912. Este homenaje, se reiteró, nuevamente, el 11 de diciembre de 2016, a través de un espectáculo, llevado a cabo, por la contadora Liliana García, y el intérprete musical, Gabriel Sosa, con el auspicio y patrocinio de la secretaría de Cultura y Educación de la comuna local, a cargo del Dr. Adrían Rubén Vila. En el mencionado espectáculo, desfilaron distintos cantantes y bailarines, de nuestro medio; contribuyendo así, a que perdure, en el espíritu vecinal y el corazón tanguero de todos los chivilcoyanos, el imborrable e inmortal recuerdo de Carlos Gardel, el mítico Zorzal Criollo, y el eterno Morocho del Abasto.

Décima a Carlos Gardel, por Carlos Armando Costanzo.

Aunque el tiempo, largamente, sin cesar, ha transcurrido, está lejos del olvido, junto al pueblo, eternamente, y del modo más sonriente, con un farol y un clavel, su estampa impecable y fiel, vive en la voz de la historia, y agiganta la memoria del Zorzal, Carlos Gardel.

A Carlos Gardel, soneto lunfardesco, de Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y de la Academia Porteña del Lunfardo.

Tu recuerdo polenta, se agiganta, en el alma del rioba, cada día, con el guapo, el purrete, la percanta, y el mistongo arrabal, en lejanía. Ningún tango malevo, se te pianta de tu posta y eterna compañía, y tu cuore, Morocho, bate y canta, la emoción de una lunga melodía… Junto al dulce cotorro, ya olvidado, el farol y la yeca del pasado, allí estás, con tu pinta, firme y fiel… Y algún ángel, chamuya sin camelo: “Esta voz, que nos copa desde el Cielo, es el Criollo Zorzal, Carlos Gardel”.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.