Don Edgar Ángel Frígoli, ilustre “Intendente Honorario” de Chivilcoy

Don Edgar Ángel Frigolí, jurando como intendente municipal, ante el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Dr. Carlos Francisco Dellepiane, el día patrio, 25 de Mayo de 1973.

Nuestra franca y sencilla página evocativa, le tributa hoy, un sincero y emocionado reconocimiento y homenaje, al ex intendente municipal de Chivilcoy, Don Edgar Ángel Frígoli; un hombre, de prolongada y fructífera trayectoria pública, quien a lo largo de su firme actuación y su auténtica y entusiasta militancia, siempre supo caracterizarse, por sus genuinas y fieles convicciones políticas, sus claros principios y valores morales, su apreciable calidad humana, su decidida contracción hacia el trabajo y, sus ejemplares virtudes de rectitud, integridad y honradez. Nacido en la localidad de Moquehuá, el 22 de noviembre de 1932, en el hogar del inmigrante italiano, Don Ángel Frígoli, y de Doña Teodora Áurea Aire, hubo de heredar de su padre – un destacado constructor de la época -, el noble oficio de la albañilería, una tarea que, desarrolló a través de muchos años, volcando en ella, su más profundo empeño, su notoria habilidad o destreza y, su mayor laboriosidad personal. Cursó sus estudios primarios, en las aulas de la Escuela Nro. 27 “Juan Bautista Alberdi”, y con posterioridad, al crearse la Escuela secundaria de Moquehuá, en junio de 1961, ingresó en el citado establecimiento educativo, graduándose luego, como maestro normal, hacia 1965. Desde la fervorosa  etapa de su adolescencia y juventud, hubo de militar, de una manera apasionada y comprometida, en las filas del Justicialismo, y fue así que, en los comicios del 14 de marzo de 1965, resultó electo como edil, del Honorable Concejo Deliberante de Chivilcoy; ocupando la mencionada banca, hasta el 28 de junio de 1966, cuando se produjo el golpe de estado castrense, denominado “Revolución Argentina”, que derrocó al gobierno constitucional del Dr. Arturo Umberto Illia. Tiempo más tarde, en las elecciones del domingo 11 de marzo de 1973, en representación del Frente Justicialista de Liberación (FREJULI), fue candidato a intendente municipal, y obtuvo una importante victoria (14.297 sufragios); asumiendo como titular del Departamento Ejecutivo de la comuna, el día patrio, 25 de Mayo de 1973. La ceremonia, se llevó a cabo, en el recinto del Honorable Concejo Deliberante, que estaba presidido, por el entonces, joven y promisorio abogado chivilcoyano, Dr. Carlos Francisco Dellepiane. Bajo su gestión, se realizaron distintas obras, como la pavimentación de treinta y tres cuadras, en Moquehuá, la apertura de un camino alternativo, para esa localidad, la ampliación edilicia del Hospital Municipal de Chivilcoy, la construcción del parque recreativo “Alejandro Martija”, la creación del Centro Regional, de la Universidad Nacional de Luján, etc. Su gobierno, cesó tras el golpe de estado, del 24 de marzo de 1976, que instauró en el país, el denominado “Proceso de Reorganización Nacional”, pero Edgar Ángel Frígoli, continuó, cumpliendo funciones de administración, en los ámbitos de la comuna, hasta la asunción del nuevo intendente de facto, el ingeniero José María Ferro, el 6 de mayo de 1976. Posteriormente, en los comicios del domingo 30 de octubre de 1983, fue electo concejal, en la lista del Partido Justicialista, que postulaba como candidato a intendente municipal, al Dr. Carlos Francisco Dellepiane, ganador de dichas elecciones, quien hubo de asumir el cargo, el 11 de diciembre de 1983. Ocupó esa banca, hasta 1985, y al ser reelecto, prolongó su mandato de edil, durante cuatro años, finalizando en 1989. Espíritu bueno y sencillo, de cálida cordialidad y particular bonhomía,  en 1975, Edgar ángel Frígoli, contrajo matrimonio, con María Isabel Vilar, y de esa unión, nacieron sus tres hijas: Mariana Isabel, María Cecilia y María Eugenia. En el mes de septiembre de 2013, el inquieto y destacado periodista y docente, profesor y licenciado, José Eduardo Yapor, editó el interesante e ilustrativo libro: “El intendente que volvió a los andamios”, una minuciosa y excelente semblanza biográfica de Edgar Ángel Frígoli, acompañada por distintos testimonios, de índole recordativa. El propio José Eduardo Yapor, puntualiza: “Tras ser desalojado de su cargo, por el golpe cívico – militar, de marzo de 1976, retomó su actividad de constructor, hecho que la comunidad chivilcoyana, siempre reconoció como prueba de honradez, en el ejercicio de la función pública”. Durante la gestión comunal, del profesor Aníbal José Pittelli, se le impuso el nombre de Edgar Ángel Frígoli, al acceso del cementerio de Moquehuá, y el actual intendente municipal, Dr. Guillermo Alejandro Britos – también oriundo, de la localidad de Moquehuá” -, lo designó, legítima y merecidamente, “Intendente Honorario” de Chivilcoy; un título y un lauro, bien ganados, por sus múltiples cualidades y virtudes y, su gran ejemplo de trabajo, humildad, rectitud y honradez.

Soneto a Edgar Ángel Frígoli, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

En mi voz de homenaje, está presente, con su nombre querido y prestigioso, su honradez, su gran temple laborioso, y su espíritu claro y transparente. Hoy, recuerdo su aliento más ferviente, su tarea constante y sin reposo; sus valores morales – sello honroso -, y su imagen tan proba de intendente. Humildad, sencillez y trayectoria, convicción, militancia y una historia, de sentir, compromiso, fe y lealtad… Edgar Frígoli: Un hombre, que de abajo, es ejemplo de luchas y trabajo, y de fiel y admirable honestidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *