Efemérides chivilcoyanas, del mes de Noviembre.

La estampa de la Historia

Un recuerdo fotográfico, del ayer chivilcoyano

La antigua fotografía, que ofrecemos ahora, a todos ustedes, y que corresponde a la década de 1950, reproduce la primera cuadra, de la avenida Dr. Pedro J. Uslenghi (En la actualidad, avenida Calixto Calderón), frente al edificio, de típico y pintoresco estilo colonial, del Colegio Nacional “José Hernández”, de Chivilcoy, inaugurado el 17 de mayo de 1939. Recordemos que, dicho establecimiento educativo, de nivel secundario, abrió las puertas de su ciclo lectivo, el 17 de mayo de 1914, funcionando en una vieja casona, de la familia Badano, ubicada en la intersección de las calles, San Lorenzo y Garibaldi, y que en 1939, se trasladó al inmueble, situado delante de la plaza 9 de Julio, de nuestra ciudad. También, otra imagen fotográfica, de la misma época, nos brinda la placa de nomenclatura, que bautizó, en 1936, a dicha avenida, con el prestigioso e ilustre nombre, del destacado y reconocido médico, docente y hombre público lugareño, Dr. Pedro J. Uslenghi. Esa denominación, le fue impuesta, en virtud de una ordenanza del Honorable Concejo Deliberante, fechada el 17 de octubre de 1934. El Dr. Pedro J. Uslenghi, había nacido en la vecina localidad de Carmen de Areco, el 27 de febrero de 1877; cursó estudios, en los claustros de la Facultad de Ciencias Médicas, de la Universidad Nacional de Buenos Aires, graduándose de Doctor en Medicina, hacia 1901, con un interesante tesis, sobre la posición del corazón, en los derrames del pericardio; inició su labor profesional, aquí, en Chivilcoy, el 12 de enero de 1902; ejerció la enseñanza, como gran profesor de Anatomía, Fisiología e Higiene, en las aulas de la Escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento”, de nuestra ciudad, contándose entre los docentes fundadores, al inaugurarse el citado establecimiento, el 12 de abril de 1905; ocupó el cargo de comisionado municipal de Chivilcoy, desde el 18 de septiembre de 1930, hasta el 12 de junio de 1931, y falleció, a los 56 años de edad, el 28 de agosto de 1933. En agosto de 1936, durante la administración comunal, de Don Rafael Juan Falabella, se llevó a cabo la ceremonia oficial, de bautismo, de esa arteria, prolongación de la avenida Villarino. En el mes de noviembre de 1952, a través de una iniciativa del edil, señor Antonio Trod, el Honorable Concejo Deliberante, hubo de sancionar una ordenanza, que reemplazó el nombre del Dr. Pedro J. Uslenghi, por el del fundador y pionero lugareño, Don Calixto Calderón (1797 – 1870).

El club Huracán de Chivilcoy

El 24 de noviembre de 1924, un grupo de entusiastas y apasionados jóvenes de la época, reunido en torno de una mesa fraterna,  en las instalaciones, de la entonces confitería “La Aurora”, situada sobre la calle Belgrano, frente a la plaza principal 25 de Mayo, hubo de establecer  las bases fundacionales, del club Huracán, de nuestra ciudad, cuya primera comisión directiva, estuvo presidida por Oscar Peña. Dicho centro deportivo, breve tiempo más tarde, a raíz de diversas razones y circunstancias, de índole social y económica, desapareció hacia 1930. Catorce años después, el 24 de noviembre de 1944, la citada institución, con el mismo nombre de “Club Huracán”, se reorganizó, mediante una asamblea de viejos simpatizantes, llevada a cabo en un inmueble, ubicado en la intersección de las calles, Miguel Calderón y Brandsen. Se constituyó luego, una comisión, para conducir los destinos de la nueva y promisoria entidad, que presidió Baltasar Álvarez, diestro y notable ex jugador, del equipo de Huracán, durante la década de 1920. La institución, se afilió, posteriormente, a la Liga Chivilcoyana de Fútbol; comenzó a militar en los torneos del Ascenso, y ascendió al final, a Primera División. En 1965, el conjunto futbolístico de Huracán, se consagró Campeón del certamen; un importante logro, que reiteró en el año 1969.

Hechos del mes de Noviembre…

El 19 de noviembre de 1879, vio la luz, en nuestra ciudad, el reconocido y prestigioso militar chivilcoyano, general de División, Guillermo José Mohr, hijo del valeroso y notable periodista y escritor, Luis Alberto Mohr (1844 – 1929); quien hubo de cumplir y desarrollar, una larga y fecunda trayectoria, en las filas castrenses, distinguiéndose por sus claros principios y valores morales, su alto honor personal, su conducta, de fiel e inquebrantable rectitud y, su aleccionador y honroso ejemplo de capacidad profesional, patriotismo, hidalguía y honestidad. Ocupó importantes cargos, en los ámbitos del Ejército, fue inspector general, de dicha fuerza, y se desempeñó, asimismo, en la Escuela Superior de Guerra, y otros liceos e instituciones. Legítima y merecidamente considerado, como el glorioso Decano, de los generales argentinos, falleció, a la avanzada edad de 96 años, el 17 de febrero de 1976.

El 25 de noviembre de 1984, falleció en Chivilcoy, el conocido y meritorio poeta, escritor y hombre público local, José María Carosella, quien firmaba sus diferentes textos, en verso o prosa,  utilizando el seudónimo de José María Gómez Aragón. Padre, del valioso y destacado guitarrista y docente, profesor Carlos María Carosella, colaboró en  diarios y revistas, de nuestro medio, y entre otros cargos, fue secretario de la comuna, durante la gestión del intendente municipal, Don Pascual Falabella. Había nacido, en 1914.

La Batalla de “La Verde” y el general Bartolomé Mitre

El 24 de noviembre de 1874, en la zona geográfica, del actual distrito bonaerense de Veinticinco de Mayo, hubo de librarse, la cruenta y memorable batalla de “La Verde”, en la cual, las tropas del Ejército, del Estado Nacional, derrotaron a las fuerzas del general Bartolomé Mitre, quien encabezaba un movimiento revolucionario e insurreccional, contra las autoridades de la República, tras la elección del Dr. Nicolás Avellaneda, como nuevo presidente de la Nación, para el período constitucional, de seis años, comprendido entre 1874 y 1880. Después de dicha batalla, que le fuera adversa, al general Bartolomé Mitre, en calidad de detenido, se lo trasladó a Chivilcoy, permaneciendo alojado, durante varios días, del mes de diciembre de 1874,  en una quinta aledaña a nuestra ciudad, que era propiedad del caracterizado vecino lugareño, Don Virginio Strini. Ese curioso y singular episodio, de la frustrada “Revolución de 1874”, y la prisión del general Mitre, aquí, en esta comarca, constituyen, sin dudas, interesantes y notables capítulos, de la historia chivilcoyana, dignos de la recordación y la nota evocativa, como una forma de mantener, vivo y vigente, el rico y, acaso, ya olvidado ayer local.

Recuerdos del mes de Noviembre…

El 26 de noviembre de 1936, se fijaron las nobles y firmes bases fundacionales, del club San  Lorenzo, de nuestra ciudad, el cual, a lo largo de más de ocho intensas y fructíferas décadas, ha sabido desarrollar, una prolongada y rica trayectoria, en el campo social y deportivo; promoviendo y fomentando, fundamentalmente, la práctica del basquetbol. En el mes de agosto de 1974, llevó a cabo, la feliz y resonante inauguración de su Estadio, con la inolvidable presencia, del equipo del club Palmeiras, de Brasil. Ubicado en el corazón, del pintoresco barrio de la plaza Mitre, es todo un sinónimo de básquet, en la vida y el historial de Chivilcoy.

El 29 de noviembre de 2002, dejó de existir, a los 87 años de edad, el caracterizado y prestigioso docente, historiador y estudioso, del pasado lugareño, periodista y, hombre público chivilcoyano, profesor Francisco Antonio Menta, el cual, hubo de cumplir, una significativa y apreciable labor, en el campo de la enseñanza,  la esfera de la prensa, y la vida y el quehacer institucionales.  Autor de numerosos artículos, páginas y  crónicas evocativas, del ayer de nuestra ciudad, fue rector del Colegio Nacional “José Hernández”; presidente de la Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”,  la Agrupación Artística Chivilcoy,  la Asociación Cultural Sanmartiniana y el Club Atlético Villarino; director del Instituto Superior de Formación Docente, el Museo Histórico Municipal “Francisco Anselmo Castagnino” y el área de Cultura, de la comuna, y asimismo, concejal municipal. Ofreció, una gran cantidad de charlas y disertaciones, evidenciando y demostrando, su amplia capacidad didáctica, su nítida memoria y, su vasta erudición. El 22 de octubre de 1996, bajo la gestión del intendente municipal, Dr. Rodolfo Bardengo, se lo declaró “Ciudadano Ilustre”, de Chivilcoy. Había nacido, el 22 de noviembre de 1915. Una calle,  prolonga en el curso del  tiempo y de los años, su claro y perdurable nombre.

 

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Germán Nicolini, Máster en P.C. e informática, secretario técnico del Archivo Literario Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *