El Día del Periodista y nuestra ciudad de Chivilcoy

Las fotografías, que ofrecemos ahora, constituyen, una cordial y generosa gentileza, del inquieto y destacado periodista, escritor e investigador local, Osvaldo Benítez, quien con su iniciativa y su ardua labor recopiladora, ha sabido rescatar y salvaguardar, de una manera muy plausible, el patrimonio fotográfico de Chivilcoy. 

El 7 de junio, se conmemora el Día del Periodista, una significativa efemérides, de nuestro calendario cívico argentino, que nos recuerda la aparición gráfica, el jueves 7 de junio de 1810, del periódico la “ Gazeta de Buenos Aires”; un órgano informativo, de las distintas actividades y decisiones, de la Primera Junta de gobierno patrio, y una vehemente y valerosa voz de difusión y promoción, de los principios e ideales revolucionarios y, del espíritu criollo de Mayo. La” Gazeta de Buenos Aires”, fue fundada y dirigida, por el notable y singular abogado, Dr. Mariano Moreno, uno de los secretarios de la Primera Junta, y un baluarte fundamental, del fervoroso y decidido movimiento popular, de aquel viernes 25 de Mayo de 1810.

En Chivilcoy, la inquietud periodística, surgió el 18 de marzo de 1875, a través de la primera edición, del periódico bisemanal (Aparecía los jueves y los domingos), “la Campaña”, fundado por la feliz iniciativa y el hondo impulso realizador, de los destacados vecinos locales, Carlos Augusto Fajardo – primer escribano público, de nuestra ciudad -, y Miguel Calderón, quienes habían adquirido, en Buenos Aires, una modesta imprenta; la cual, hubieron de instalar, en un inmueble ubicado en la actual avenida Villarino Nro. 28. En ese histórico edificio municipal, demolido hacia el mes de diciembre de 2011, funcionaron la Zona Sanitaria X, la secretaría de Bienestar Social de la comuna, y un organismo policial de inteligencia, denominado, Dirección de Seguridad Interior Norte. El bisemanario “La Campaña”, hubo de transformarse en diario, el 20 de junio de 1875, cuando Fajardo y Calderón, vendieron su propiedad, a Don Nicolás S. Frecier, que procedió a designar, al periodista Roque F. Núñez, de nacionalidad hispano – uruguaya, como nuevo director, de aquella hoja. Finalmente, “La Campaña”, cesó en sus ediciones habituales, en el mes de octubre de 1876. Una breve existencia, de la expresión inicial, de nuestra prensa lugareña, con un rico y fecundo itinerario, de muchas décadas, de una fiel y ardua labor, y una vasta y muy apreciable cantidad de publicaciones, que han enaltecido y engrandecido, al periodismo chivilcoyano.

En la sesión de la Corporación Municipal, del 6 de noviembre de 1866, al bautizarse los diferentes paseos públicos, de nuestra ciudad, por una moción o propuesta, del ilustre fundador y pionero, Don Manuel Villarino, a una de las plazas, ubicada hacia el Sud Este, se le impuso el nombre, del Dr. Mariano Moreno. Con posterioridad, el 6 de agosto de 1949, una ordenanza del Honorable Concejo Deliberante, determinó la erección, de un futuro monumento, en el centro de mencionada plaza. Fue así que, el 21 de octubre de 1951, dentro del programa de festejos, del nonagésimo séptimo aniversario, de la fundación de nuestra ciudad, se llevó a cabo, la inauguración oficial, del busto del Dr. Mariano Moreno; una obra, del notable y prestigioso escultor y docente chivilcoyano, profesor Antonio Bardi.

El Archivo Literario Municipal, se complace en hacer llegar, las más cordiales y afectuosas salutaciones, a los distintos exponentes, de nuestro periodismo local; quienes, día tras día, desarrollan su actividad profesional, siempre comprometidos con su tarea, y al servicio de la comunidad y de la gente, contribuyendo a sembrar, de una manera paciente e infatigable, la semilla y la luz, del pensamiento, el saber y la cultura.

Al busto del Dr. Mariano Moreno, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Busto de bronce, rostro de Moreno, imagen fiel, de un prócer tan fogoso, y espíritu vibrante, siempre lleno, de un fervor, sin fatigas ni reposo… Voz de Mayo, pasión, clarín y trueno, vehemencia espiritual, grito impetuoso; calor de Libertad, y nervio pleno, ideal de Patria, puro y luminoso… Busto de bronce, fruto de la mano, de un ilustre escultor chivilcoyano, cuyo nombre retiene la memoria: Antonio Bardi, artista verdadero, que con su obra y su ejemplo duradero, vivirá para siempre, en nuestra historia.

A Don Diego Bernabé Rositto, por Carlos Armando Costanzo.

Escritor, periodista, poeta y docente, nacido el 11 de junio de 1919 y fallecido el 15 de junio de 1991, a los 72 años de edad.

Escritor, fiel docente y periodista, bregó, de un modo inquieto y laborioso, con su espíritu siempre generoso, y su alma de Quijote y de idealista. Pasión e impulso, férreo y optimista, fervor y sueños, de hombre talentoso, y un corazón de amor, trabajo y gozo, que vivió y que luchó, como un artista… Yo recuerdo sus firmes convicciones, su coherencia, sus claras ilusiones, sus valores, su línea honesta y pura… Y hoy, lo siento – memoria que venero -, un maestro genuino y verdadero, de las letras, la prensa y la cultura.

Al docente y periodista, José Ramón Ponce

Nacido en diciembre de 1942, falleció el 14 de julio de 2000, a los 57 años de edad.

A José Ramón Ponce – gran docente -, de una forma especial, recuerdo ahora, con su auténtica fibra educadora, su fervor, su palabra convincente. Lo recuerdo también, claro y coherente, en el aula de ayer, que hoy, atesora, su actitud paternal y protectora, su lección y su gesto transparente. Fiel maestro, de muchas enseñanzas, periodista de sueños y esperanzas, línea recta y veraz, toda la vida… Al final, nos dejó – cálida mano -, sus valores, de noble ser humano, y su ejemplo cabal, que no se olvida.

Al periodista Rodolfo Raúl Gandolfo

Nacido el 12 de octubre de 1944, falleció el 3 de agosto de 2010, a los 65 años de edad.

Expresión familiar del periodismo, con su espíritu firme y laborioso, sus principios, sentido fervoroso, agudeza, criterio y dinamismo. Vocación verdadera – siempre el mismo -, línea fiel, redactor habilidoso; voluntad, sin horarios ni reposo, natural intuición y gran realismo… Hombre auténtico, honesto y responsable, gesto franco y conducta inquebrantable, alma noble, surgida desde abajo… Hoy, lo nombro, y sé bien, ante su ausencia, que con hondos valores y experiencia, fue un ejemplo de lucha y de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *