El General Manuel Belgrano y los homenajes en Chivilcoy

 

Se cumplió el 250 aniversario del natalicio del prócer, quien vio la luz el 3 de junio de 1770

Se ha conmemorado el 250 aniversario, del natalicio del insigne y glorioso general Don Manuel Belgrano, creador de nuestra enseña nacional, quien viera la luz en Buenos Aires, el 3 de junio de 1770, en el hogar de Don Domingo Belgrano y Peri, un inmigrante de origen italiano, radicado en el Virreinato del Río de la Plata, quien se dedicó a distintas actividades comerciales y había logrado una apreciable fortuna y un feliz y desahogado bienestar económico, y de Doña María Josefa González Casero. El general Belgrano, llevó a cabo sus primeros estudios de índole elemental, en Buenos Aires, en las aulas del Colegio de San  Carlos, fundado en 1773; en el cual se dictaban materias como castellano, latín, filosofía, física y teología. Con posterioridad, fue enviado a España, donde cursó la carrera jurídica de Leyes, en Salamanca, Madrid y Valladolid, graduándose de abogado. Tiempo más tarde, regresó al país, y recibió la designación, en 1794, del Consulado de Buenos Aires, que se creó bajo la gestión del Virrey, general Don Nicolás de Arredondo. Dicho Consulado, constituía un organismo oficial, cuya competencia versaba sobre el desarrollo del comercio y las operaciones mercantiles; promoviendo y fomentando asimismo, el progreso del sistema económico y las fuentes de riqueza y recursos financieros del Virreinato. Poco después, el general Belgrano, fervorosamente animado e impulsado por un auténtico y profundo sentimiento patriótico y un noble y fogoso ideal de Libertad, hubo de sumarse, de un modo valiente y resuelto, a la causa revolucionaria de los criollos; integró en calidad de vocal la Primera Junta de gobierno, surgida el histórico y vibrante 25 de Mayo de 1810; supo luchar con espíritu abnegado, coraje, renunciamiento, heroísmo y, entrega desinteresada y generosa, en las difíciles y tan azarosas campañas militares de la emancipación; comandó las tropas que marcharon al Paraguay y el Ejército del Norte; organizó y encabezó la epopeya del épico y esforzado Éxodo Jujeño; triunfó en las memorables batallas de Tucumán y Salta; de un modo magnánimo, donó la importante suma dineraria obsequiada por las autoridades, para la construcción de cuatro establecimientos educacionales; creó la escarapela y la celeste y blanca insignia patria; sufrió injustos procesos judiciales, adversidades, penurias y pobreza y, falleció sumido en un penoso estado de miseria, soledad y desamparo, el 20 de Junio de 1820, a los 50 años de edad.

En nuestra ciudad de Chivilcoy, durante el curso del tiempo y de los años, se le tributaron diferentes homenajes a la ilustre figura del general Manuel Belgrano: El 6 de noviembre de 1866, al bautizar la entonces Corporación Municipal, por la acertada iniciativa de Don Manuel Villarino, los paseos públicos locales, a una de las plazas, se le asignó la denominación de Belgrano. Más de medio siglo después, el 9 de julio de 1919, bajo la administración comunal del Dr. Luis Tiscornia, se inauguró en la plaza homónima, un busto de bronce del general Belgrano, que había sido fundido en los talleres del Arsenal Militar de la Nación. A la Escuela primaria Nro. 8, fundada en 1884, que se encuentra situada frente a la propia plaza Belgrano, hubo de adjudicársele el nombre del alto prócer. Asimismo, el 15 de mayo de 1897, el Honorable Concejo Deliberante local, sancionó un proyecto de nomenclatura, presentado por los ediles, Sebastián Fabián Barrancos, José María de la Barrera y Jesús Moyano, y de acuerdo con el texto de la correspondiente ordenanza, una de aquellas arterias, de la planta urbana, llevaba el nombre de la actual calle Belgrano. Por otra parte, tenía la denominación de “General Manuel Belgrano”, un concurso literario, para alumnos de establecimientos educativos primarios, que llevó a cabo la Municipalidad, a principios de la década de 1970, con el significativo patrocinio y apoyo del caracterizado y prestigioso militar chivilcoyano, general de división, Don Guillermo J. Mohr (1979 – 1976). Dicho certamen, cuyo tema central se hallaba referido a distintos aspectos de nuestra historia lugareña, comenzó bajo la gestión del intendente municipal, ingeniero José María Ferro.

El general Manuel Belgrano, nos legó el aleccionador y hermoso ejemplo, modelo o paradigma, de su patriotismo, sus principios y valores morales, su rectitud, honestidad y transparencia de conducta, su abnegación y valentía y, su admirable y sin par generosidad. Un ejemplo que, hoy más que nunca, necesitamos todos los argentinos.

Al General Manuel Belgrano, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Bajo el cielo de la historia, surge su ilustre figura, con su virtud, noble y pura, su honradez y su honda gloria. Y al rescatar la memoria, sentimos también, su mano: Héroe genuino y cercano, voz de Patria verdadera, creador de nuestra Bandera, general Manuel Belgrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *