El periódico nacionalista “El Chacho”, aparecido en Chivilcoy, hacia 1964. El Día de la “Soberanía Nacional”.

El cruento y memorable combate, de la Vuelta de Obligado, que se libró, el jueves 20 de noviembre de 1845. En su homenaje, mediante la Ley Nº20.774, del Congreso argentino, se estableció el Día de la “Soberanía Nacional”.

El capítulo evocativo de la fecha, lo dedicaremos a la especial recordación, de un desconocido u hoy, seguramente, olvidado periódico, de carácter histórico y revisionista, aparecido en nuestra ciudad de Chivilcoy, hacia el año 1964. Se denominaba “El Chacho” y tenía como lema, la frase: “Al servicio de Dios y la Argentina”. Publicación mensual, de cuatro páginas, imbuida de un genuino y profundo nacionalismo, figuraba como director responsable, el señor Ricardo Martínez. En dicho periódico, encontramos diferentes notas y artículos, sobre figuras y acontecimientos, de nuestro pasado argentino; aportando otra visión y enfoque de los hechos, a la luz de un criterio de revisionismo, de la denominada “historia oficial”. Hemos logrado rescatar, unos tres ejemplares, correspondientes a los meses de julio, agosto y septiembre de 1965, que fueron aportados, gentil y generosamente, al Archivo Literario Municipal, por la familia, del inolvidable dirigente político, docente y hombre público local, Tulio Challiol.

EL 20 de noviembre, Día de la “Soberanía Nacional”

El 20 de noviembre, se conmemora el Día de la “Soberanía Nacional”, una efemérides patria, establecida en 1974, mediante una Ley del Congreso, para tributar, un legítimo y merecido reconocimiento y homenaje, a los abnegados y gloriosos héroes argentinos, quienes defendieron con gran valentía y denuedo, la dignidad del país y nuestra integridad territorial, en el combate de la Vuelta de Obligado, que se libró el jueves 20 de noviembre de 1845, frente a las barrancas del río Paraná, en un lugar situado, entre las actuales ciudades bonaerenses, de San Pedro y Ramallo. Las fuerzas de la Confederación, comandadas por el general Lucio Mansilla, hubieron de enfrentar a la escuadra anglo -francesa,  demostrando en todo momento, un hondo y fervoroso patriotismo, una extraordinaria entereza de espíritu y, un coraje, verdaderamente ejemplar. Cuatro baterías: “Manuelita”, “General Mansilla”, “General Brown” y “Restaurador Rosas”, lucharon hasta el final, de una manera admirable, para intentar detener – no obstante, la enorme superioridad bélica -, a los buques británicos y franceses. Bien lo señala el juicio de la posteridad, en diferentes libros de historia: “El combate de la Vuelta de Obligado, se convirtió en un símbolo de la resistencia argentina, a la dominación extranjera”. En nuestra ciudad, se ha celebrado, en varias oportunidades, el Día de la “Soberanía Nacional”, merced a la iniciativa y el impulso realizador, de la Comisión de Homenaje Permanente al brigadier general Juan Manuel de Rosas, creador del Partido de Chivilcoy, el domingo 28 de diciembre de 1845. Dicha comisión, fue fundada y es presidida, por el caracterizado animador, investigador, escritor y gran tradicionalista local, Oscar J. Marchesini, e integrada, entre otros, por el destacado estudioso, artista plástico, escritor, poeta y docente, procurador Juan Antonio Larrea.

Décimas al combate de la Vuelta de Obligado, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

La clara voz del pasado, la Patria y la vieja historia, reviven la eterna gloria, de la Vuelta de Obligado, y de un modo apasionado, – coraje y tenacidad -, renace la integridad de quienes, en aquel día, lucharon con valentía, por nuestra argentinidad. Defensores de este suelo, – bastión firme y aguerrido -, que trascienden el olvido, bajo un luminoso cielo. Mi azul y blanco pañuelo, los saluda, emocionado, y en el rincón más sagrado, con profundo sentimiento, levanta un gran monumento, a los héroes de Obligado. A la luz de la memoria, por un antiguo camino, con espíritu argentino, hoy, evoco a nuestra historia, y recordando la gloria, del tan heroico soldado, en un canto emocionado, de patriótico homenaje, revivo todo el coraje, de la Vuelta de Obligado.

Oración de la Patria soberana, de Carlos Armando Costanzo.

Nombro a la Patria gaucha y soberana, la Patria de la Vuelta de Obligado. Fervor épico y temple denodado, bastión, muro y heroica fibra humana. Nombro al clarín y siento más cercana, la hazaña del combate y el soldado. Criollo valor y espíritu animado, de ardiente libertad americana… Nombro al recio Mansilla y su entereza, el Paraná, la escuadra anglo – francesa, y el fuego del cañón, en la barranca… Desafío ejemplar. Hecho de gloria, que mantuvo bien alto, ante la historia, el honor de la insignia azul y blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *