El recordado Hogar Estudiantil “Ingeniero Joaquín J. Barneda”, de Chivilcoy

El recordado Hogar Estudiantil “Ingeniero Joaquín J. Barneda”, de Chivilcoy

abril 22, 2021 Desactivado Por archivol
Compartir

Desaparecido hace ya, un buen número de años, se había inaugurado el 18 de abril de 1974

La inolvidable figura de su ex director, el profesor Eduardo D. Caruso

El 18 de abril de 1974, hubo de efectuarse la inauguración oficial del Hogar Estudiantil “Ingeniero Joaquín J. Barneda”, de nuestra ciudad, el cual, en un comienzo de su trayectoria, dependió de la dirección de Minoridad de la provincia de Buenos Aires. Hacia el mes de julio de 1979, durante la gestión del intendente municipal, ingeniero civil José María Ferro, el Hogar, ingresó a la órbita jurisdiccional de la comuna de Chivilcoy, juntamente con el Instituto “Herminia Catalina Brumana”, inaugurado como Instituto de Niñas “Eva Perón”, el 17 de mayo de 1953. El primer director del establecimiento, fue el señor Rubén Caro.

El Hogar – desaparecido hace ya, un buen número de años -, tenía su sede en un edificio ubicado sobre la ruta nacional Nro. 5, a pocos metros de la entrada o ingreso a nuestra ciudad. En ese mismo predio, había funcionado por la década de 1950, la Escuela Agraria de Chivilcoy, que desarrolló una interesante y apreciable labor educativa, formando, instruyendo y capacitando a distintos adolescentes y jóvenes, de entonces. Al Hogar, se le impuso el nombre del ingeniero Joaquín J. Barneda.

¿Quién fue Joaquín J. Barneda? El ingeniero agrónomo Joaquín J. Barneda, fue un notable y prestigioso profesional y docente, que de un modo ferviente y tesonero, hubo de promover, fomentar e impulsarla implantación, la vigencia y, el mejor y más amplio y provechoso desarrollo de la enseñanza agrícola, en el país. Con honda y auténtica pasión pedagógica, pujante voluntad realizadora y una clara y manifiesta capacidad didáctica, el ingeniero Joaquín J. Barneda, bregó sin descanso, en pos de aquel noble y edificante objetivo, transmitiendo los más diversos aspectos, facetas y pormenores de la agricultura, la fertilidad del suelo y las faenas de la siembra y labranza; como asimismo, el amor hacia la tierra y cada surco, los frutos de las cosechas y la recta disciplina del trabajo.

De los directores que atravesaron la existencia institucional y los ámbitos del Hogar Estudiantil “Ingeniero Joaquín J. Barneda”, recordamos la querida e inolvidable figura del profesor de Historia, Eduardo D. Caruso, quien condujo los destinos de la entidad, durante más de dos décadas, entre los años 1976  1998. Espíritu franco, abierto y comprensible, conducta honesta y comprometida, trato paternal y afable, y una entrega amistosa y comunicativa, supo inculcar e infundir a los jóvenes alojados en esa entidad, sentimientos de afecto, hermandad, solidaridad y ayuda mutua, conceptos de justicia, verdad y honradez y, principios y valores morales y humanos. Fue sin dudas, el tierno padre y el fraternal amigo de todos, que dejaba un aleccionador ejemplo y un mensaje de dulzura, contención, optimismo y esperanza, para que esos jóvenes de aquel momento, pudieran al fin convertirse, en los hombres de bien, de un promisorio y luminoso mañana. Fallecido hace ya algunos años, su entrañable presencia y su palabra, de excelente profesor y gran persona, aún perduran en el corazón y el más emocionado recuerdo de nuestra comunidad de Chivilcoy.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Germán C. Nicolini, máster en P. C. e Informática, secretario técnico del Archivo Literario.