EL VERSO LUNFARDO, por Carlos Armando Costanzo.

Láminas escolares, publicadas en distintos libros de lectura, de escuela primaria, correspondientes a las décadas de 1950 y 1960.

                                        LA ARGENTINA DEL MÁS DE LO MISMO

                 DONDE NO CAMBIA NADA Y SIEMPRE PIERDE QUIEN LABURA…

                                                             POR

                                       CARLOS  ARMANDO  COSTANZO

¿QUÉ ES EL LUNFARDO?

El Lunfardo, constituye una jerga de índole popular, que conforma un repertorio léxico o un vocabulario, integrado por términos o vocablos, los cuales, ingresaron a nuestro país, a través de las distintas corrientes inmigratorias: Italiana, francesa, española y portuguesa, y se incorporaron después, al lenguaje o el habla coloquial de los argentinos. El 21 de diciembre de 1962, se fundó la Academia Porteña del Lunfardo, cuyo lema expresa: “El pueblo agranda el idioma”. Cada 5 de septiembre, se celebra el “Día del Lunfardo”, recordando a la aparición gráfica del libro “Lunfardía”, del gran investigador, estudioso, crítico, periodista y poeta, Don José Gobello (1919 – 2013), ilustre fundador, y ex secretario y presidente de la Academia Porteña del Lunfardo, y todo un brillante y verdadero erudito, en la esfera de dicha materia.-

Quiera Dios, que en un porvenir no muy lejano, dejemos de ser la Argentina del más de lo mismo, donde no cambia nada, nunca pasa nada, todo queda en la nada, siempre se habla mucho de lo mismo, todos son iguales, todo da lo mismo y, todo termina inevitablemente siendo, más de lo mismo… La Argentina, trucha y berreta, atada con alambre, del chanterío, la improvisación, la injusticia, la impunidad, la corrupción, el rencor, la ambición, el egoísmo, la indiferencia, la mezquindad, el cartón pintado, el caretaje,la coima, los curros y el afano; en la que hay gente que, se ha hecho y se hace rica, de manera ilícita, sin trabajar, y contrariamente, siempre pierde, se perjudica, se empobrece y hasta se funde, en la faz económica, la persona buena, honrada y laboriosa, que trabaja… No podemos esperar resultados distintos, haciendo siempre lo mismo… Para que triunfe el mal, sólo se necesita que los buenos no hagan nada, a fin de impedirlo… Los pueblos que olvidan su pasado, están condenados a repetirlo… Existe una única senda posible: Volver al camino de la Educación, la Honestidad y el Trabajo. Debemos predicar y sembrar, con el testimonio de nuestra noble y recta conducta y el buen ejemplo de vida. Los Hombres como los árboles, se conocen y aprecian por sus propios frutos.-

         BANCARSE AL PAÍS

YO me banco al país, che, buen hermano, a pesar del bajón, de cada día; la malaria, la negrafulería, el camelo, los chorros y el afano. Yo me banco, este yugo cotidiano, a pesar de estar seco y en la vía, con un cielo pulenta, en lejanía, un vagón de honradez y limpia mano… Yo me banco, la fiera mishiadura, la derrota del tipo que labura, la moral en la lona, ya perdida… Y me banco al país, que no levanta, donde pierde el honesto, gana el chanta, se rajó la justicia y no hay salida. Quiera Dios – te la bato, con realismo -, hoy, dejemos de ser, más de lo mismo, y tengamos al fin – pinta soñada -, una Patria feliz y esperanzada.-

     EL AGUANTE

VOS estás, che, melón, en el aguante, siempre forte, yugándola, gomía, de una forma mistonga y en la vía, sin pensar en afano o en espiante… Vos estás, con tu fe de laburante, tu polenta, tu embale y tu energía, enfrentando a la mufa, cada día, y metiéndole así, para delante… Vos estás, pero en cambio, che, salute, los de arriba, la pasan muy debute: Guita y onda bacana, extraordinaria… Y al final, se repite el mismo tango: La seguís, seco y triste, sin un mango, en la lucha, el aguante y la malaria. Ojalá, que en los yornos del futuro, con un sope y el morfi bien seguro, los de abajo tengamos – gran noticia -, un poco más de amor y de justicia.-

  NO HAY UN MANGO

NO hay un mango en la yeca, che, gomía, – hoy, te chanto y chamuyo, esta novela -: Todo pinta, mistongo y mortadela, se rajó, de repente, la alegría… Nos chapó la tremenda fulería, y ninguna parola nos consuela: La malaria, hace roncha y gran escuela, y así estamos, galgueando y en la vía… Falta el morfi, que aquí, se necesita, se acabaron los sopes y la guita, nos copó la terrible mishiadura… Y así estamos, fratelozanagoria, puchereando el país – la misma historia -, donde pierde el salame que labura. Quiera Dios – te la bato, muy senciyo -, que en un lindo futuro, por llegar, con un poco de mosca, en el bolsiyo, disfrutemos de un posta bienestar.-

    LA JUSTICIA

ME pianté, lo más pancha, de repente, de este rioba infernal de la Argentina; cansada de yugar, doblé una esquina, y en un bondi, me fui rápidamente… Mi ausencia la junó, la pobre gente, que sale a laburar, cada matina, y piensa que da igual – verdad genuina -, ser honrado chabón o delincuente… Me fui, de este despiole cotidiano, y quedaron, las coimas y el afano, matufias, ambición, pura macana… Y al final, lo que yo me presumía: Total impunidad, la fulería, y el chorro que jamás, termina en cana. Tal vez, un yorno vuelva – gran noticia -, para que salga el sol y haya Justicia.-

 EL PAÍS DEL CARETAJE

VIVIMOS, che, melón, del caretaje, la imagen engañosa y el camelo; bolazos, que te venden hasta el cielo, puro grupo, nomás, y maquillaje. Falsa pinta, de trucho personaje, que te sabe embaucar – tremendo anzuelo -, con el cuento del tío y del abuelo, la facha de bacán y el lindo traje… Sólo cartón, vistoso y farolero: Nada hay, dentro del cuore y el balero, detrás de tanta pilcha y de la jeta… Carburá lo que bato, bien banana: Ya basta de apariencia y de macana, ¡Es hora de sacarse la careta!-

  SIN UN SOPE

AQUÍ estamos, de crotos, sin un sope, aquí estamos yugando, buen gomía, en la lona rotunda y en la vía, siempre así, rascabuches y al galope. Aquí estamos, solaris, como un rope, que te ladra sus penas, todo el día, aguantando la triste fulería, que en el ispa, sabés, no tiene tope… Aquí estamos, junando la malaria, el bajón, la sanata extraordinaria, el despiole total, el mismo tango… Y un chabón, farabute y canfinflero, hoy, me bate de un modo muy sincero: “En la yeca, querido, no hay un mango…” Ojalá, che, melón – lindo futuro -, que dejemos atrás, al poligriyo, y gocemos del morfi y el laburo, con un toco de guita, en el bolsiyo.-

NO HAY LABURO

HOY, te bato de frente: No hay laburo, escúchame, tarugo, esta parola; el país, sigue andando a la bartola, con un cielo mistongo y siempre obscuro. Pedaleamos un tiempo, fiero y duro, sin tener en la mano, una chirola; campaneando algún cambio, hacemos cola, pero el fato es igual, y no hay futuro… Sin jotraba ni postas ilusiones, los balurdos, se cuentan a montones, y así vamos, che, guiso, puchereando… Quiera Dios, que encontremos – gran confianza -, una Patria de morfi y esperanza, donde todos estemos laburando.-

   CARTÓN PINTADO

SOLAMENTE cartón, cartón pintado, la constante sanata y el camelo, el bochinche infernal, que viene al pelo, los valores de ayer, que se han rajado… Solamente, este grupo remanyado, la honradez, en la lona y sin consuelo; el bajón, que nos tiene por el suelo, la injusticia y el mango, tan buscado… Mucha imagen fetén: pura macana, el malandra y el chorro, nunca en cana, el aguante y la fiera mishiadura… Los bolazos y el verso, en grado sumo: Trucha pinta exterior, cortinas de humo, y al final, siempre pierde el que labura… Quiera Dios, que sin tongo ni apariencia, mula, cuento y total impunidad, practiquemos un cacho, la decencia, el amor, la nobleza y la verdad.-

PONELE EL HOMBRO A LA PATRIA

PONELE el hombro a la Patria, con ganas de laburar, una actitud bien canchera, y un anhelo de yugar. Ponele el hombro a la Patria, con un pulenta sentir, carburando en la piojosa, un debute porvenir. Ponele el hombro a la Patria, no te hagás el pelandrún, el salame y atorrante, el vagoneta y chantún. Ponele el hombro, che, flaco, de una manera cabal, porque el país se levanta, con un cuore fraternal. Ponele el hombro, sin miedo, – nunca arrugués, pajarón -, y metele, a todo trapo, con la fuerza de un camión… Ponele el hombro, a lo guapo, y no dejés de cinchar; muy tenti, por si alguno, te quisiera engatusar… Poene el hombro, en las buenas, pero en las malas, también, con un chamuyo sincero, y una sonrisa fetén. Ponene el hombro y un kilo de posta tenacidad; pilas, embale, muñeca, y una flor de voluntad. Ponele el hombro, de veras, y no jugués de chabón; siempre fiel, en el aguante, y forte al pie del cañón… Ponele el hombro a la Patria, de una manera ejemplar. Con muchas ondas y sueños, vos, no me podés fallar… Escuchame, pipistrelo, lo que te voy a batir: Ponele el hombro a la Patria, no te habrás de arrepentir.-

EL BUEN EJEMPLO

HOY, te bato, che, Dios, esta parola, pues de frente y movida, yo quisiera, dar ejemplo – pulenta verdadera -, de humildad y honradez, bien segurola. Un ejemplo, de lucha firme y piola, fiel laburo, con onda muy canchera; mucho embale en el cuore y la piojera, y un cachito de fe, posta y chipola… Un ejemplo cabal – minga de afano -, que se brinde fratelo, a cada hermano, como un flor de chabón y un buen gomía… Y así entonces, che, Dios, sinceramente, ir sembrando, garifo, entre la gente, el amor más debute y la alegría.-

CHE, PATRIA

CHE, Patria de la lucha y el aguante, la malaria, los curros y el afano; el yugo, del jotraba cotidiano, el chantún, el buscón y el atorrante. Che, Patria en la que pierde el laburante, que la cincha tenaz, con forte mano, y remanya algún tiempo, no lejano, donde piola, el país, salga adelante… Che, Patria del mortal más de lo mismo, le bato a Dios – parola de optimismo -, por tu cuore pulenta y tu pujanza… Y que sin chorros, verso ni camelo, hoy, podamos vichar un nuevo cielo, de unión posta, buen morfi y esperanza. Ojalá que así sea – fiel plegaria -, y tengamos por fin, en el futuro, una tierra más justa y solidaria, una Patria de sueños y laburo.-

 

         CHIVILCOY (Provincia de Buenos Aires), Junio de 2019.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.-

Diseño y diagramación, del presente folleto: Germán Carlos Nicolini, máster en P. C. e Informática, secretario del Archivo Literario Municipal.-

DEBEMOS PREDICAR Y SEMBRAR, CON EL BUEN EJEMPLO DE VIDA

         QUÉ NO NOS ENGAÑEN, LAS FALSAS APARIENCIAS Y LAS MERAS Y VANAS PALABRAS:

   LOS HOMBRES COMO LOS ÁRBOLES, SE CONOCEN Y APRECIAN POR SUS PROPIOS FRUTOS.-…

 

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *