La Estación Sud de Chivilcoy y el Lunfardo

Se ha conmemorado el 110 aniversario, de la singular y trascendente inauguración, de la Estación ferroviaria Sud, de nuestra ciudad, la cual, se registró, precisamente, un martes 1 de febrero de 1910; constituyendo este importante episodio del ayer lugareño, todo un significativo y glorioso acontecimiento, en la vida y el historial de Chivilcoy. Se trató en aquel momento, de la segunda Estación de ferrocarril, que hubo de conocer  nuestro medio, pues la primera, –  ya legendaria e inolvidable Estación Norte -,  se había inaugurado, oficialmente, unas cuatro décadas antes, el martes 11 de septiembre de 1866; contándose en aquella especial oportunidad, con la distinguida e ilustre presencia, de notables y prestigiosas figuras y personalidades, del quehacer político argentino y de la esfera pública nacional. La Estación Norte, cesó en sus actividades, tras la correspondiente clausura y desaparición, hacia 1968 – el último tren de pasajeros, partió en la noche del 13 de octubre, de ese año -, y tiempo más tarde, en 1977, el predio que ocupaba, fue adquirido por la comuna local, para erigir allí, el edificio, de la nueva Terminal de Ómnibus, de Chivilcoy. Poco después, se inició la respectiva construcción del inmueble, habilitándose la Terminal, el 15 de mayo de 1982. A principios del mes de febrero de 1910, entonces, surgía de manera auspiciosa y muy promisoria, la Estación ferroviaria Sud, en tiempos de gravitación y poderío institucional, del caracterizado y siempre recordado caudillo y dirigente, ex intendente municipal, de nuestra ciudad,  senador provincial y diputado nacional, Don Vicente Domingo  Loveira (1853 – 1933), cuya fuerte caída, hubo de originarse, apenas, un mes más tarde, en marzo de 1910,  tras producirse la trágica e incalificable muerte, del inspirado y eximio poeta chivilcoyano, Carlos Ortiz (|870 – 1910), quien falleció, a la temprana edad de 40 años, el día 3 de marzo de 1910, como directa consecuencia, de las graves heridas, de arma de fuego, que hubo de recibir, la aciaga noche del 2 de marzo, durante el transcurso de un banquete, servido en las instalaciones del Club Social, de Chivilcoy, en honor y a modo de cordial y amistosa despedida, del director – fundador de la Escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento”, trasladado a la provincia de Mendoza. Por otra parte, en esa misma época – años 1908 y 1909 -, se efectuó  el levantamiento, de varios tramos de rieles o vías férreas, que atravesaban distintas arterias, de la planta urbana, de nuestra ciudad, como las calles Pueyrredón y General Paz. En 1910, año de la creación y habilitación, de la Estación Sud, ejercía el cargo de intendente municipal, Don Ernesto Barbagelata, quien había reemplazado a Don Vicente Domingo Loveira, en las funciones al frente del Departamento Ejecutivo, de la comuna. Puntualicemos que, la organización de los actos conmemorativos, del 110 aniversario de la Estación ferroviaria Sud, estuvo a cargo del Ferro Club, de Chivilcoy, con el patrocinio y el apoyo, de la actual gestión municipal, del Dr. Guillermo Alejandro Britos. El Ferro Club, una noble y valiosa entidad, destinada al rescate, la fiel conservación y, la entusiasta divulgación, de la historia ferroviaria, se fundó el 11 de septiembre de 1983, siendo su primer presidente, el conocido locutor, periodista y conductor, radiofónico y televisivo, Luis Domingo Borré. En la actualidad, ejerce la presidencia, de la citada institución, Alberto Piñeiro, acompañado por una comisión directiva que, integran entre otros, Daniel Cantero y Roberto Niels; quienes vienen desarrollando, una fervorosa, tenaz y ponderable labor. El Ferro Club, ubicado en cercanías de la propia Estación Sud, posee una sala de museo, donde se exponen, valiosos objetos y elementos, de diversas épocas, y un archivo o repositorio, con una rica y apreciable documentación sobre la existencia y el recorrido del ferrocarril, en esta región geográfica, del oeste de la provincia de Buenos Aires.

A la Estación ferroviaria Sud de Chivilcoy, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Allí estás, che, percanta, todavía, campaneando tu lunga trayectoria, mientras vive y no arruga la memoria de tu ayer tan pulenta, en lejanía… Allí estás, linda y piola, cada día, con el guapo chamuyo de tu historia; tus mistongas nostalgias y tu gloria, junto a un cacho de sueños y  la vía… Allí estás, con tu cuore palpitante, tu empeñoso laburo – forte aguante -, tu calor ferroviario, sostenido… Y con pinta bien flor, fe y añoranza, aguardás ese tren de la esperanza, que te traiga un futuro sin olvido. Y al final, muy garifo y tranquilino, yo te quiero pedir, como un otario, que me des un boleto, con destino, a un país más debute y solidario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *