Fallecimiento de Don Juan Duarte, padre de Eva María Duarte de Perón (1926).

IMG_2848

El padre de Eva María Duarte de Perón, Don Juan Duarte, falleció aquí, en nuestra ciudad, el 8 de enero de 1926, a raíz de las graves heridas que sufrió, en un accidente automovilístico, registrado el 6 de enero, en horas del mediodía. En esa jornada de verano, Don Juan Duarte, retornaba a Chivilcoy, desde la zona rural, a bordo de un vehículo marca Chevrolet, en compañía de su sobrino, Salvador Uhart, un hijo de éste, Alcides Uhart, de 10 años de edad; los niños, Saúl Insúa Harguindey y Lola Insúa Harguindey, de 8 y 11 años, que eran sobrinos de Uhart, y un menor chofer, llamado Juan Leiva. El automóvil, conducido por Salvador Uhart, cuando se desplazaba por el camino de la avenida Mitre, rumbo al centro de la ciudad, a unas tres cuadras de la plaza Mariano Moreno, hubo de efectuar un vuelco, hacia el costado izquierdo de la calzada. Como consecuencia, de tan imprevisto y penoso suceso, dejó de existir, en forma instantánea, el niño Alcides Uhart, debido a una fractura en la base del cráneo; en tanto que, Don Juan Duarte, resultó con un grave y severo cuadro de conmoción cerebral y, fractura de tres costillas. Las víctimas del lamentable accidente, recibieron la inmediata atención médica, de los doctores Alejandro Báncora, Juan Cecilio Lamón y Francisco Elósegui, quienes dispusieron, el urgente traslado de Don Juan Duarte, a una sala del Hospital Municipal. Allí, falleció, casi dos días después, a las 4. 30 de la madrugada, del 8 de enero de 1926. El 11 de enero, Francisco Anselmo Castagnino, uno de los yernos de Don Juan Duarte, hubo de declarar su deceso, ante el correspondiente Jefe del Registro Civil local, escribano Don Juan Gavirondo, de acuerdo con lo manifestado, en la respectiva partida de defunción, la Nro. 9, de aquel año. En el texto de dicha partida, se puntualizaba, expresa y claramente, que Don Juan Duarte, había muerto de “conmoción cerebral”, según la constancia del certificado médico del Dr. Francisco Elósegui, con intervención de la policía, de nuestra ciudad. Don Juan Duarte, de 67 años de edad, había nacido en Chivilcoy, el 1 de noviembre de 1858, en el hogar de los inmigrantes franceses, Francisco Duarte y María Echegoyen, y figuraba como “agricultor, domiciliado en la sección tercera”. En el momento de su muerte, era viudo de Doña Adela Uhart, quien vio la luz, también, en Chivilcoy, el 16 de diciembre de 1861, y falleció, en nuestra ciudad, el 1 de septiembre de 1919. Los restos de Don Juan Duarte, fueron velados en la casa, situada en la avenida Villarino Nro. 260 (Hoy, Villarino Nro. 264, y lugar donde funciona el estudio, del ingeniero Eduardo R. Mandalunis y el arquitecto Silvio Lelutre); estando el servicio, a cargo de la empresa de pompas fúnebres, Michellis. La inhumación, hubo de llevarse a cabo, el 9 de enero de 1926, a las 9 de la mañana, y el féretro de Don Juan Duarte, se depositó en la bóveda familiar de Elgoyhen – Duarte, en el cementerio municipal. Subrayemos finalmente que, Eva María Duarte de Perón, al producirse el trágico fallecimiento de su padre, contaba apenas, con seis años de edad (Había nacido, el 7 de mayo de 1919, y falleció el 26 de julio de 1952). Fue el fruto de la relación, entre Don Juan Duarte y Doña Juana Ibarguren. De esa misma unión, habían nacido, con anterioridad, Blanca, en 1908, Elisa, en 1910, Juan Ramón, en 1914, y Erminda, en 1916.

Frente de la casa, de la av. Villarino 264, donde fue velado Don Juan Duarte.
Frente de la casa, de la avenida Villarino 264, donde fue velado Don Juan Duarte, en el mes de enero de 1926. La casa pertenecía, a uno de sus yernos, Don Francisco Grisolía, esposo de su hija legítima, Adelina Duarte.

ilustraivo

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.