Fallecimiento del coleccionista e investigador local, Francisco Alberto Castagnino (2007).

Compartir

El dinámico y laborioso, coleccionista e investigador del pasado local, Francisco Alberto Castagnino (1924-2007), ex director del Museo Histórico Municipal, entre 1968 y 1976, y desde 1981, hasta 1993, cuando se acogió a los beneficios jubilatorios, siendo reemplazado por el procurador Juan Antonio Larrea. Castagnino, creó, constituyó y organizó, el Complejo Histórico Municipal, inaugurado oficialmente, el 5 de noviembre de 1983. El 5 de junio de 2015, se le impuso a dicho Complejo, el nombre de la Madre de Plaza de Mayo «Adelina Dematti de Alaye».

El 13 de agosto de 2007, a los 82 años de edad, se produjo el fallecimiento, del auténtico y apasionado coleccionista e investigador local, Francisco Alberto Castagnino, ex director del Museo Histórico Municipal, fundado por su ilustre padre, Don Francisco Anselmo Castagnino (1884 – 1955), el 25 de agosto de 1943, e inaugurado, unos meses más tarde, el 22 de octubre, durante la celebración de los actos conmemorativos, del 89 aniversario de Chivilcoy. Hijo de Doña Catalina Duarte – una de las hijas de Don Juan Duarte (1858 – 1926, y del mencionado Don Francisco A. Castagnino, había nacido, el 9 de septiembre de 1924, y a lo largo de su vida, siempre supo caracterizarse, por su genuina y muy profunda vocación hacia la historia, y la investigación del pasado lugareño; sus múltiples y ponderables iniciativas e inquietudes; su tan particular dinamismo, y su gran voluntad, ejecutiva y, eminentemente realizadora. Amante y defensor, del pasado ciudadano, y singular coleccionista, de una vasta y considerable versación, en distintos temas, de numismática y medallística, hubo de ejercer la dirección, del Museo Histórico Municipal, que lleva el nombre de su padre – denominación impuesta, el 13 de enero de 1958 -, entre 1968 y 1976, y desde 1981, hasta 1993, cuando se acogió a los respectivos beneficios jubilatorios; siendo reemplazado por el procurador Dr. Juan Antonio Larrea, director del citado organismo, desde el 1 de junio del 93, hasta el mes de diciembre de 1995. Gracias a su espíritu, fervoroso y tesonero, su hondo impulso hacedor, y su extraordinario y admirable empeño, se hubo de lograr la restauración y posterior habilitación, de la antigua casona de la calle 9 de Julio Nro. 177, inaugurada oficialmente, el 5 de noviembre de 1983, bajo la administración municipal, del señor Héctor Vaccari, jefe de la comuna, desde el 20 de mayo de 1981, hasta el 11 de diciembre de 1983.  Dicha finca, que había pertenecido al notable y popularizado dirigente político y caudillo local, Don Vicente Domingo Loveira (1853 – 1933), ex intendente municipal de Chivilcoy, senador provincial y diputado nacional, y a la familia del procurador Don Marcelino Celaya, ex edil, presidente del Honorable Concejo Deliberante, y jefe comunal interino; fue adquirida por la municipalidad, hacia el año 1980, durante la gestión del ingeniero José María Ferro. Allí, hoy funcionan: el Museo Histórico Municipal “Francisco Anselmo Castagnino”, el Museo Arqueológico Municipal – que hasta el año 2006, se denominó: “Dr. Osvaldo Francisco Ambrosio Menghin” -, los Archivos, Histórico “Sebastián Fabián Barrancos” y Judicial “Lázaro José Molina”, y el Instituto de Investigaciones Antropológicas. Asimismo, entre los años 1981 y 1988, Francisco Alberto Castagnino, tuvo a su cargo la conducción, de la denominada “Casa de la Cultura”, y del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”, en el edificio ubicado, sobre la calle Bolívar Nro. 319. Hombre de un innato y peculiar entusiasmo, estimables e interesantes proyectos y, un sólido y nutrido caudal de conocimientos, ofreció charlas evocativas y disertaciones, llevó a cabo, importantes muestras o exposiciones, fotográficas y documentales, y hubo de organizar, significativos actos culturales, con la presencia  de prestigiosas personalidades, de nivel nacional. El sentido y emocionado recuerdo, para Francisco Alberto “Pocho” Castagnino, quien seguramente, permanece en la memoria de muchos, por su trayectoria pública y su valioso aporte, al rescate, la conservación y la salvaguarda, del pasado y la historia de Chivilcoy. Castagnino, fue el verdadero y formidable creador, organizador y propulsor, del “Complejo Histórico Municipal”, sito en la calle 9 de Julio 177, y por sus bríos, su pujanza y, su acción infatigable y ejemplar, sin dudas merece, con un alto sentido de justicia, el mejor y más honroso homenaje.