Fallecimiento del coleccionista e investigador local, Osvaldo Raúl Palazzo (2007).

Compartir

El coleccionista e investigador local, Osvaldo Raúl Palazzo, en su propio domicilio, donde había fundado y organizado, un nutrido y significativo museo de curiosos objetos y antigüedades, y un valioso archivo, de testimonios discográficos y elementos documentales.

El 28 de agosto de 2007, dejó de existir en nuestra ciudad, a los 69 años, el gran coleccionista, y apasionado investigador y difusor, de la música folklórica y tanguera, Osvaldo Raúl Palazzo; una entusiasta y polifacética figura lugareña, que de un modo tenaz e infatigable, supo bregar, durante muchos años, por la amplia promoción y la mejor valoración, del arte popular. Nacido en la localidad de Achupallas, dentro de la zona geográfica, del vecino distrito de Alberti, el 26 de enero de 1938, tiempo más tarde, hubo de radicarse en el Cuartel II, de nuestro partido, en cercanías de la población rural de Benítez. Desde pequeño, manifestó y demostró, una auténtica y particular vocación hacia la música, iniciando sus estudios, a la edad de 15 años, junto al recordado maestro, Juan Bautista Limongelli, director de una conocida y celebrada banda, de aquella época, y en 1960, establecido, aquí, en nuestro medio, hubo de proseguir su formación, al lado de los apreciables músicos chivilcoyanos, Juan Carlos Barca y Gaspar López. Como consecuencia de una afección, en sus propias manos, se vio imposibilitado, de ejecutar la guitarra, y así, luego de abandonar el instrumento, de una manera fervorosa y muy decidida, se consagró a la organización, de numerosos y significativos espectáculos; los cuales, contaron con la distinguida presencia, de importantes personalidades interpretativas, de nivel nacional e internacional: Suma Paz, Floreal Ruiz, Argentino Ledesma, Alberto Podestá, Alberto Castillo, Mario Bustos, Atahualpa Yupanqui, Oscar del Cerro, Guillermo Fernández, etc. Efectuó la conducción, del inolvidable “Rancho de Arturo”, un típico y pintoresco rincón criollo, de espíritu gauchesco y campero, buena música, franca camaradería, y una amistosa confraternidad; llevó a cabo, los concurridos certámenes de “Canto Infantil”, durante los años, 1971, 1972, 1973 y 1974, y realizó, en la sala del cine – teatro “Metropol”, el 11 de julio de 1972, un resonante y bien merecido homenaje, al inspirado y notable músico, compositor, director de orquesta y arreglador chivilcoyano, Argentino Galván (1913 – 1960). En esa especial oportunidad evocativa, se constituyó una “Orquesta”, de doce integrantes; actuaron, intérpretes locales, y los cantantes nacionales, invitados, Floreal Ruiz, Jorge Durán y Alfredo Bellusci, y estuvieron presentes, en el citado acto, la esposa y una de las hijas, de Argentino Galván. Hombre inquieto y perseverante, con un alma, de auténtico y fiel coleccionista, y un puñado de nobles y plausibles proyectos e inquietudes culturales, Osvaldo Raúl Palazzo, hubo de conformar, en su domicilio, un rico y valioso museo, de curiosas antigüedades; recopilando, acopiando y atesorando, una elevada cantidad, de placas discográficas y de viejas y gloriosas grabaciones, de principios del siglo XX; fonógrafos y vitrolas; revistas y publicaciones, de larga data, y todo tipo de objetos y de atrayentes reliquias, del pasado lugareño y argentino. Animó, numerosísimas peñas, de tango y folklore, y desarrolló, distintas audiciones radiofónicas, por las emisoras L. T. 32 Radio Chivilcoy, y F. M. Local; habiendo comenzado, estos espacios, el 12 de abril de 1981, con la bien conocida columna “Apuntalando recuerdos”, en el programa de Oscar José Marchesini, caracterizado exponente, de nuestras mejores tradiciones, el sentir gaucho y el verdadero criollismo. Colaboró, además, con notas, crónicas y rememoraciones, en las páginas y columnas, de los diarios “La Razón” de Chivilcoy, y “La Mañana” de Veinticinco de Mayo. En el mes de octubre de 1984, hubo de entregar a la estampa, el volumen “Figuras chivilcoyanas del Tango y el Folklore – Reconocimiento a su labor artística –“, un libro, de pormenorizadas estampas biográficas, de músicos y vocalistas locales, que tuvo la muy estimable cooperación, del destacado poeta, escritor y periodista, Alberto L. Boluntieri (1936 – 2009), en la redacción, de cada uno de los textos. La sentida recordación, entonces, de Osvaldo Raúl “Lalo” Palazzo, un genuino e infatigable coleccionista e investigador, quien nos dejó, su firme voluntad realizadora, sus mejores sueños y, el aporte de su constante lucha, en favor del arte autóctono, y de nuestra música popular.