Fallecimiento del escritor, periodista, dramaturgo y docente, profesor Jesús García de Diego.

El profesor Don Jesús Garcia de Diego (1877-1961).
El profesor Don Jesús Garcia de Diego (1877-1961).

El 12 de julio de 1961, falleció, el polifacético y muy destacado escritor, poeta, periodista, dramaturgo, conferenciante, artista plástico y docente, profesor Jesús García de Diego, un español que, a lo largo de varias décadas, de una tenaz y estimable tarea, desarrolló aquí, en Chivilcoy, un fecunda y extraordinaria trayectoria, en las esferas de la prensa la literatura y la enseñanza. Nacido en Madrid, el 21 de mayo de 1877, arribó a nuestro país y a Chivilcoy, a principios de la década de 1890. Había cursado estudios, en la ciudades hispanas, de Soria, Burgos y Zaragoza, y luego, en la Argentina, hubo de proseguirlos, en Buenos Aires y La Plata. En nuestra ciudad, se desempeñó en las filas del diario «El Nacional», fundado por Faustino Calvetti, en 1898, y asimismo, fue director de los diarios «El Argentino», «El Eco del Oeste», «El Hombre Libre», y «La Actualidad».  Condujo también, el destino gráfico del diario «El Tribuno», de la vecina ciudad del Lincoln, donde residió entre 1907 y 1917; y por otra parte colaboró, en numerosos periódicos y revistas, de Capital Federal, distintos lugares del país, y el exterior. Ofreció, eruditas e ilustrativas disertaciones, y hubo de ejercer la docencia en la recordada Nº1 «Domingo Faustino Sarmiento», y en las aulas del Colegio Nacional «José Hernández». Ademas, promovió la fundación de la Escuela Normal de Lincoln, en 1910, y dictó clases de literatura, en la Escuela Normal de Bragado. De su vasta y muy significativa obra, mencionaremos, la novela «La Traba», el ensayo «¿A dónde va España?», la novela humorística «Macho Mingo», el libro de cuentos «Tierra llana», y las piezas teatrales:  «A la sombra de Caín», «La Cruz de la Loma», «Los ladrones», «Una vez en la vida», «El hombre de hacha y tiza», «La villa exótica» y «Cuando yo sea un cadáver», etc. Participó en diferentes congresos pedagógicos, y llegó a poseer, un importante archivo documental, con firmas de próceres y personalidades, nacionales, e internacionales. En la faz pictórica, se destacó como dibujante y autor de bellas acuarelas. Sus restos, descansan en el «Panteón de Maestros», de la Asociación de educacionistas chivilcoyanos, en el cementerio municipal de nuestra ciudad.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.