Fallecimiento del ex presidente de la Nación, teniente general Juan Domingo Perón. Los homenajes, tributados en Chivilcoy (1974).

IMG_20160704_105645 (1)El 1 de julio de 1974, falleció en la residencia de Olivos, a los 78 años de edad, el presidente de la Nación, teniente general Juan Domingo Perón, auténtico y verdadero líder de las clases obreras y trabajadoras, y una gran figura de estadista, con una presencia y una gravitación personal, fundamentales, en la historia política e institucional de la República Argentina. El teniente general Perón, había nacido en la ciudad bonaerense de Lobos, el 8 de octubre de 1895, y ocupó la primera magistratura del país, en tres oportunidades: Entre 1946 y 1952; desde 1952, hasta su derrocamiento, por la denominada Revolución Libertadora, en el mes de septiembre de 1955, y desde el 12 de octubre de 1973, hasta su tan lamentada desaparición física. En su reemplazo, hubo de asumir la vicepresidenta de la Nación, su tercera esposa, María Estela Martínez; derrocada posteriormente, el 24 de marzo de 1976, por un nuevo golpe de estado castrense, que instauró el denominado “Proceso de Reorganización Nacional”. En Chivilcoy, el Honorable Concejo Deliberante, durante el transcurso de una sesión especial, le brindó un sentido y emotivo homenaje, al teniente general Perón, usando de la palabra, el entonces intendente municipal, Edgar Ángel Frígoli, el presidente del cuerpo legislativo, Dr. Carlos Francisco Dellepiane, y los ediles, Leopoldo Crespi y José Bontempo. Asimismo, el propio Concejo Deliberante, después de un respetuoso minuto de silencio, conformó una comisión, para concurrir al velatorio de los restos del teniente general Perón, en el Congreso. Además, en el edificio de la delegación regional local del Ministerio de Trabajo, en la avenida Soarez Nro. 47, se procedió a levantar un “altar cívico”, en homenaje al teniente general Perón, dispuesto por la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), de nuestra ciudad, y la mesa de las 62 Organizaciones sindicales. Asimismo, hubo de oficiarse, en el templo mayor de Nuestra Señora del Rosario, un funeral, en memoria del extinto presidente de la Nación. El teniente general Perón, solía remarcar que “Mejor que decir, es hacer, y mejor que prometer, es realizar”, subrayando que había otorgar preferencia a las “realizaciones prácticas, y evitar las discusiones bizantinas”, porque “Los nuevos hechos sociales, políticos y económicos, exigen una plasmación concreta en el campo de las realizaciones”. En el Salón del Periodismo Chivilcoyano, se conserva una fotografía del teniente general Juan Domingo Perón, con su firma autógrafa, en el reverso, fechada en el mes de septiembre de 1955. Uno de los accesos, de nuestra ciudad, inaugurado en el mes de abril de 2011, lleva el nombre del teniente general Juan Domingo Perón, cuya personalidad, doctrina y obra de gobierno, junto a su inolvidable esposa y extraordinaria colaboradora, Eva Duarte, quedarán indisolublemente unidas, a la dignificación del trabajo y las clases humildes, indigentes y desvalidas; la justicia social; las reivindicaciones obreras; el sufragio femenino; la protección de la ancianidad, y los sagrados e inalienables derechos de los trabajadores.

Al teniente general Juan Domingo Perón, soneto de Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo.

Tuvo espíritu y fibra de soldado, mente de pensador, claro y señero, carisma de estadista, y un sendero de líder, que nació predestinado. Gran maestría política. Elevado genio de conductor y alma de acero, fue el escudo y la ley para el obrero, y la voz del humilde marginado. Allí quedan su acción y su doctrina, de justicia social en la Argentina, y su nombre, en distintas latitudes… El llevaba un designio: Pueblo y gloria. Del balcón, que retiene su memoria, sigue aún, arengando a multitudes.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.