Fallecimiento del poeta, escritor y médico, Dr. Domingo Augusto Arizaga.

Escuela Normal de Chivilcoy, "Domingo Faustino Sarmiento", donde cursó sus estudios de magisterio, el Dr. Domingo Augusto Arizaga, recibiéndose de maestro normal nacional, en 1916.
Escuela Normal de Chivilcoy, “Domingo Faustino Sarmiento”, donde cursó sus estudios de magisterio, el Dr. Domingo Augusto Arizaga, recibiéndose de maestro normal nacional, en 1916.

El 12 de agosto de 1930, a la prematura edad de 31 años, falleció en Buenos Aires, el polifacético y talentoso poeta, escritor, dramaturgo, crítico de arte y médico, Dr. Domingo Augusto Arizaga, quien a lo largo de su breve pero muy fructífera existencia, desarrolló una intensa y significativa labor, en el campo de las letras, y en la esfera de la salud. Había nacido en la vecina ciudad de Bragado, en 1898, y aquí, en Chivilcoy, donde conquistó numerosas amistades, hubo de cursar la carrera de magisterio, en las aulas de la Escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento”; obteniendo el título de maestro normal, en 1916. Como alumno de la Escuela Normal, perteneció a la distinguida comisión de redacción, de la excelente revista quincenal, de ciencias, artes y educación “Palas”, cuyo primer número, data del 21 de septiembre de 1915. Formaban parte, de la citada comisión, José María Dovidio, Albino M. Masanti, Vicente Modesto Violante, Ramón F. Masías, Horacio S. del Castillo y Alejandro Guastella.  Luego, con un noble y profundo anhelo de progreso y superación personal, logró, en forma libre, el diploma de bachiller, e ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas, de la Universidad porteña, donde en pocos años de carrera, alcanzó el soñado título de médico. Tiempo después, se lo designó director, de la primera Colonia de Niños Débiles, de la ciudad bonaerense de Tandil, dependiente del Consejo Nacional de Educación; miembro integrante, del Cuerpo Médico Escolar, de Buenos Aires, y además, médico de la sala I “Dr. Julio Méndez”, y la sección “Niños”, dentro del Hospital Ramos Mejía. Secretario del Círculo Médico del Oeste, incursionó en los ámbitos de la política, y fue diputado nacional, en representación del partido Socialista Independiente. Autor de composiciones poéticas, relatos, investigaciones científicas y críticas de arte y de teatro,  ofreció distintas conferencias; siendo autor, entre otras, de las piezas escénicas: “Una interpelación”, “En el abismo”, “Padre” y “Aquella noche…” Colaboró en diarios y revistas, de la época, y obtuvo premios y distinciones.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.