Fallecimiento del polifacético y prestigioso escritor, periodista, poeta y docente, Don Diego Bernabé Rositto

 

Dejó de existir en nuestra ciudad, el 15 de junio de 1991. Había nacido en 1919.

El 15 de junio de 1991, a la edad de 72 años, dejó de existir en nuestra ciudad, el polifacético y prestigioso escritor, periodista, poeta y docente chivilcoyano, Don Diego Bernabé Rositto, una relevante figura y una notable y destacada personalidad de las letras y la prensa locales, quien a lo largo de una sostenida y fecunda trayectoria, supo caracterizarse por su auténtica y profunda vocación literaria, su gran capacidad de trabajo, sus múltiples iniciativas e inquietudes, su admirable fidelidad a los principios éticos, los valores morales y las convicciones ideológicas, sus distintos y plausibles logros y realizaciones y, su significativo y estimable aporte al quehacer cultural de Chivilcoy.

Nacido el 11 de junio de 1919, hubo de cursar estudios de magisterio, obteniendo el diploma de maestro normal nacional, y en 1941, a los 22 años de edad, editó el volumen “Legión extranjera”, un enérgico y valeroso libro juvenil, que tradujo y reflejó en cada una de aquellas páginas, sus hondos y genuinos ideales, su firme entereza y su manifiesto coraje. En 1940, había fundado, y dirigió la revista estudiantil “Elevación”, la cual, prosiguió después, mediante otros redactores y conductores, y en 1958, reapareció con el mismo nombre de “Elevación” y el subtítulo: “La voz del aula”. El 8 de septiembre de 1945, animado e impulsado por un fervoroso anhelo político y periodístico, fundó, redactó y dirigió el período doctrinario “Fígaro”; una publicación, de esencia y extracción partidarias, identificadas con el radicalismo, cuyas raíces se nutrían en el pensamiento rector del caudillo popular y ex presidente de la Nación, Don Hipólito Yrigoyen (1852 – 1933). Asimismo, colaboró de un modo asiduo, en las columnas de diarios y revistas locales, y posteriormente, creó el sello gráfico “Fígaro”, a través del cual se imprimieron, en excelentes e impecables ediciones, diferentes volúmenes, de autores chivilcoyanos, argentinos y extranjeros.

Ejerció la conducción, como primer director, del singular e inolvidable matutino “La Voz de Chivilcoy”, entre diciembre de 1968 y el mes de diciembre de 1971. Puntualicemos que, el diario “La Voz de Chivilcoy”, había salido a luz, el 2 de diciembre de 1968, proponiendo un “periodismo ágil, moderno y distinto”, con la incorporación de un amplísimo y variado material fotográfico, en una sección denominada “La actualidad en imágenes”. A Don Diego Bernabé Rositto, hubo de reemplazarlo el dinámico y destacado periodista, poeta y docente, Rodilver Alberto Bamonte (1938 – 2013). Finalmente, el matutino “la Voz de Chivilcoy”, que se confeccionaba, desde el ángulo informativo, aquí en Chivilcoy, y se editaba en la vecina ciudad de Bragado, cesó en sus apariciones diarias, hacia el mes de octubre de 1976.

En noviembre de 1971, en tanto, vio la luz pública, el número inicial de la revista “Antología”, fundada y dirigida por Don Diego B. Rositto; una magnífica y memorable publicación que, durante las décadas de 1970 y 1980, legítima y merecidamente, alcanzó una vasta y apreciable trascendencia, a nivel nacional e internacional, insertándose en sus diferentes entregas, numerosos textos, en verso y prosa, de escritores de nuestro país y del exterior. Además, Don Diego B. Rositto, hubo de ejercer la corresponsalía del matutino “La Mañana”, de Veinticinco de Mayo, en nuestra ciudad de Chivilcoy.

Fue autor de relatos, poemas, ensayos y, artículos y notas, sobre temas históricos y de actualidad. De su producción editaba, además del ya citado primer libro: “Legión extranjera”, de 1941, mencionaremos las obras: “El grito de los fuertes”, “Córdoba, arteria de la democracia argentina”, “Octava muerte y otros cuentos”, “Hipólito Yrigoyen, un pensador desconocido”, “Cuentos con linyeras”, “Yrigoyen: Raíces del mandato histórico” y “Un espermatozoide llamado Adán”.

En junio de 2002, se bautizó con su ilustre nombre, una calle de nuestra ciudad. Justo y honroso homenaje, a todo un alto valor de la literatura y el periodismo de Chivilcoy, que fundamentalmente, se distinguió por su integridad moral, su coherencia de pensamiento, su inquebrantable rectitud y, su honestidad acrisolada y ejemplar.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *