Fallecimiento del presbítero Don Andrés Iturralde, ex titular de la parroquia San Pedro (1946).

El presbítero Don Andrés Iturralde (1856-1946), ex titular de la Parroquia San Pedro Apóstol, desde el 22 de abril de 1893, hasta el 21 de noviembre de 1908.El 21 de diciembre de 1946, a la avanzada y venerable edad de 90 años, falleció en nuestra ciudad, el muy prestigioso y querido sacerdote, presbítero Don Andrés Iturralde, ex titular de la parroquia San Pedro Apóstol de Chivilcoy; quien a lo largo de su extensa y fecunda trayectoria eclesiástica, siempre se caracterizó y distinguió por una honda y auténtica vocación religiosa, una clara piedad evangélica, un espíritu noble, hacedor y ejecutivo y, una magnánima y permanente entrega, de humilde y verdadero servicio, hacia los fieles, el vecindario y toda la comunidad. Había nacido en la localidad bonaerense de San Martín, el 30 de noviembre de 1856, en el hogar de Don Juan Bautista Iturralde y Doña Baldomera Urquiola, y hubo de ingresar al seminario Regina Martyrum, en plena adolescencia, a los 15 años de edad, el 11 de marzo de 1872. En el mes de diciembre de 1880, alcanzó la respectiva ordenación sacerdotal, y el 6 de enero de 1881, cantó su primera misa, en los ámbitos del templo Regina Martyrum. Ejerció el cargo, de profesor de música, del Seminario Conciliar, entre los años 1878 y 1889, y fue, asimismo, director de coro, de los oficios divinos, de la Catedral de Buenos Aires, desde el 1 de marzo de 1882, hasta el 22 de abril de 1893; capellán del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, y director de la Conferencia Vicentina, del Santísimo Redentor, entre 1888 y 1893. El 22 de abril de 1893, se lo designó titular de la parroquia San Pedro Apóstol, de nuestra ciudad, ejerciendo dichas funciones, hasta el 21 de noviembre de 1908, cuando lo reemplazó el presbítero, Dr. Pedro Ondarçuhu. Merced a su tenaz y extraordinaria labor, su admirable empeño y su ejemplar voluntad realizadora, lograron finalizarse, los correspondientes trabajos, de construcción de la iglesia mayor de Nuestra Señora del Rosario, bendecida e inaugurada, oficialmente, el 24 de mayo de 1895, con la presencia del Obispo, monseñor Dr. Juan Agustín Boneo. El presbítero Don Andrés Iturralde, a los efectos de recaudar fondos económicos, para la culminación de dicha obra, hubo de recorrer una amplia porción, del territorio de nuestro país, llegando a los puntos geográficos de Rosario de la Frontera y Cacheuta. Los restos del padre Iturralde, descansan en el templo de Nuestra Señora del Rosario, junto a los de otro inolvidable párroco, el presbítero, monseñor Dr. Luis Ramón Conti (1892 – 1974). Su gran figura, de genuino y glorioso pastor y patriarca, de la espiritualidad religiosa y el catolicismo lugareño, perdura, sin dudas, en las páginas evocativas, el sentir y el corazón de nuestra historia chivilcoyana.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.