Fallecimiento de la poetisa, docente y bibliotecaria, Eloísa Gutiérrez (Musmée).

Fachada de la antigua Biblioteca Popular "Dr. Antonio Novaro", ubicada en la primera cuadra de la calle Gral. Frías. Allí funcionó, desde 1906 hasta 1979. En ese lugar, desarrolló una infatigable labor, la poetisa, docente y bibliotecaria, Eloísa Gutiérrez (Musmée).
Fachada de la antigua Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, ubicada en la primera cuadra de la calle Gral. Frías. Allí funcionó, desde 1906 hasta 1979. En ese lugar, desarrolló una infatigable labor, la poetisa, docente y bibliotecaria, Eloísa Gutiérrez (Musmée).

El 23 de agosto de 1974, a la avanzada edad de 90 años, falleció en Chivilcoy, la exquisita y siempre recordada poetisa, docente y bibliotecaria, Eloísa Gutiérrez, quien al firmar, sus finas y sentidas composiciones líricas, y sus distintos escritos en prosa, utilizaba el peculiar sinónimo literario de Musmée; con el cual, se la conoció, a lo largo de toda su prolongada y rica trayectoria pública. Nacida el 16 de octubre de 1883, hubo de ejercer la enseñanza, desempeñándose como maestra de grado, y directora de diferentes establecimientos educacionales. En 1923, ingresó a los ámbitos de la Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, ubicada, por entonces, en el antiguo inmueble, de la calle General Frías, y allí, durante treinta y cinco fecundos años, hasta 1958, desenvolvió, una intensa y admirable tarea personal; caracterizándose por su cortesía, delicadeza y afecto, su firme y sólida formación cultural, su palabra de orientación, asesoramiento y guía, y su intensa y permanente laboriosidad. Supo cultivar el género epistolar, manteniendo una frecuente y fluida correspondencia, con relevantes personalidades del mundo de las letras, la música y el arte. En 1971, otra destacada bibliotecaria, Orilma O. Merlo, hubo de recopilar sus diversos textos poéticos, confeccionando, de un modo artesanal, un primoroso volumen de versos. La Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, escenario de su infatigable trabajo, su gran dedicación y sus mejores sueños, bautizó con el inolvidable nombre de “Musmée”, a la sección de libros infantiles, de dicha institución. Un bien merecido homenaje, a una genuina poetisa y docente, y una ejemplar bibliotecaria, en la vida y la historia de nuestra ciudad.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.