“Feijóo”: La farmacia decana de Chivilcoy (1872).

Compartir

 

farmacia feijo

La farmacia “Feijóo”, de nuestra ciudad, constituye el establecimiento farmacéutico decano, de Chivilcoy, con una prolongada y rica historia lugareña, que hubo de iniciarse, precisamente, el 3 de junio de 1872, cuando abrió sus puertas, como Botica y Droguería “La Salud”; fundada por el farmacéutico, de origen español, Don Guillermo Sánchez, quien arribó a la Argentina, y decidió afincarse, aquí, en nuestro medio, donde supo desarrollar, asimismo, una apreciable actividad, de índole pública: Fue edil municipal, integrando el primer Honorable Concejo Deliberante, de los anales chivilcoyanos, que se conformó el 26 de junio de 1886, y asimismo, presidente del Club Español, de la Asociación Española de Socorros Mutuos. La farmacia, se encontraba situada, en la esquina de las calles 9 de Julio e Hipólito Yrigoyen. Al producirse su fallecimiento, en 1898, la Botica “La Salud”, denominada más tarde, Botica “Sánchez” y Farmacia “Sánchez”, hubo de quedar en manos, de su propio hijo, Guillermo Sánchez Risso Patrón, el cual, contrató los servicios del farmacéutico Hardoy, para que se desempeñara como director técnico, de dicho establecimiento. Luego, prosiguió, al frente de la citada farmacia, la esposa de Guillermo Sánchez Risso Patrón, Sara Cores de Sánchez, graduada de farmacéutica, en la Universidad Nacional de La Plata. Hacia el año 1920, adquirió el establecimiento, el idóneo Don José Feijóo, y en la década de 1930, en virtud de una ley, aprobada bajo el gobierno provincial del Dr. Manuel A. Fresco, que autorizaba a los idóneos, a ser titulares de farmacias, alcanzó la denominación de “Feijóo”. Después de la farmacéutica, Sara Cores de Sánchez, fueron directores técnicos, los doctores Roberto Rangogni y Pedro M. Jorge, y muchos años más tarde, fue propietario, el farmacéutico, Pedro M. Baltar. Por otra parte, entre los años 1935 y 1970, cuando falleciera, se desempeñó, como personal de la farmacia, Don Luis Scasso, quien en todo momento, se caracterizó por su notable capacidad y eficiencia y, su alto espíritu humanitario. En la actualidad, es titular de la farmacia “Feijóo”, ubicada en la intersección de la avenida Villarino y la calle Arenales, la farmacéutica, Lic. Daniela Balbo.

La trágica muerte de Don Guillermo Sánchez

A través de la valiosa reseña histórica, aportada por el estudioso y destacado investigador del ayer lugareño, artista plástico, escritor, poeta y docente, procurador Juan Antonio Larrea, nos informamos, acerca de la inesperada y trágica muerte del farmacéutico, Don Guillermo Sánchez, acaecida la noche del 3 de julio de 1898, cuando, en los ámbitos de la plaza principal 25 de Mayo, recibió un disparo de arma de fuego, por parte de un joven de 17 años de edad, de apellido Giangiulio. Unas horas antes, dicho joven, a raíz de una actitud violenta y agresiva, había sido expulsado de una kermesse, realizada en las instalaciones del Club Español, por el propio Don Guillermo Sánchez, presidente de la entidad. Como venganza o represalia, el joven Giangiulio, atentó contra la vida de Sánchez.

La primera farmacia de Chivilcoy

El primer establecimiento farmacéutico de nuestra ciudad, correspondió al del químico – farmacéutico, Dr. Francisco Viñas, quien procedió a su inauguración, hacia el año 1867. Una calle de Chivilcoy, la Nro. 97, a un costado de la avenida Hijas de San José, recuerda la figura del Dr. Francisco Viñas, un auténtico y glorioso pionero, de las farmacias chivilcoyanas.

Farmacias de Chivilcoy, en 1907.

De acuerdo con la “Guía de la ciudad y el partido de Chivilcoy”, editada en 1907, por el agente judicial y comercial, Justo Aramburú, domiciliado en la calle Lavalle Nro. 99, de nuestra ciudad, existían, por entonces, las farmacias:  Sánchez, que ya recordamos; la de Augusto Caminada, en la calle Pellegrini Nro. 28; la de Francisco A. Muñoz, en la calle San Martín Nro. 52; la de Alberto C. Nico, en la calle Pellegrini Nro. 247; la de Lauro C. Novaro, en la calle Pellegrini Nro. 130, y la de Maña y Muñoz, ubicada en la calle Humberto I Nro. 65.