FESTIVIDAD PATRONAL DE LA VIRGEN NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

Compartir

                                        DOMINGO 16 DE JULIO DE 2017

El domingo 16 de julio de 2017, habrá de llevarse a cabo, la celebración de la antigua y muy tradicional festividad patronal, religiosa y popular, de la Virgen Nuestra Señora del Carmen – Patrona espiritual de Chivilcoy -; la cual, cumple 128 años, de fiel e ininterrumpida trayectoria histórica. Asimismo, se conmemora el 80 aniversario, de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, creada el 16 de julio de 1937. La citada festividad, se halla organizada, por la Parroquia del Carmen, a cargo del presbítero Gustavo González, y la Comisión Pro- Festejos, que preside el ingeniero Gustavo Elbio Faccinetti. La celebración de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, constituye la festividad más remota, dentro de los anales lugareños, pues se inició, en el mes de julio de 1889, a través de la iniciativa de Don Pascual Grisolía, y de un grupo de inmigrantes italianos, de la época, y la de mayor perdurabilidad, a lo largo del tiempo, constituyendo, sin dudas, todo un símbolo o emblema, un verdadero baluarte y, una auténtica y sincera expresión de fe mariana y devoción, de la feligresía chivilcoyana.

Décimas a la Virgen del Carmen, por Carlos Armando Costanzo.

Virgen santa del Carmelo, madre buena y generosa, y alta estrella luminosa, de un azul y eterno Cielo. Te pedimos, con anhelo, en nuestra simple oración, tu cálida protección, tu sonrisa, tu dulzura, y la sublime ternura, de tu inmenso corazón. Te pedimos, este día, muy unidos, desde abajo, el milagro del trabajo, el amor y la alegría. Danos tu paz, tu gran guía, tu paciencia y tu humildad, y con tu sol de piedad, tu fe y tus manos amigas, hoy, ampares y bendigas, a toda nuestra ciudad. Te pedimos tu entereza, tu amplio aliento y tu confianza, tu más profunda esperanza, tu evangélica pureza… Danos la clara firmeza de tu seguro sostén, e invocando a Dios y el bien, en esta existencia diaria, escucha nuestra plegaria, Virgen del Carmen. Amén.