Fundación del Club Atlético Argentino. (All Boys).

IMG_20160615_104502 (1)El 18 de junio de 1933, se establecieron las firmes bases fundacionales, del Club Atlético Argentino, el cual, nació, de una forma jubilosa y entusiasta, en el mismo corazón del vecindario, del populoso barrio de la plaza Varela, conformado por un grupo de inquietos y fervientes muchachos de la época, con genuinas y sinceras inclinaciones deportivas. La primera comisión directiva, de dicha institución, estuvo presidida por José J. Demaría, a quien acompañaban, en otros cargos de la conducción, Jesús López Lastra, Juan C. Díaz, Mario Fescina, Lindor Fornaciari, Etieza Devida, Dino Gandini, Norberto Lastra, Juan P. Puppo y Juan C. Fescina. En un comienzo, la citada entidad, se denominó “All Boys”, pero con posterioridad, al gestionar y obtener la correspondiente Personería Jurídica, debió castellanizar su nombre, y así, se transformó en Club Atlético Argentino. La entidad, junto a los clubes, Gimnasia y Esgrima, Deportivo Pellegrini, Sarmiento y Paso, fundó, el 21 de abril de 1934 la Asociación Basquetbol Chivilcoy.  A lo largo de muchas décadas, de una ardua y muy fructífera actividad, la institución, ha sabido fomentar, de un modo disciplinado y constante, las prácticas del basquetbol, el tenis, y también, las bochas; promoviendo, además, una grata y sana vida social, con la organización de veladas teatrales, picnic y encuentros bailables. Pocos años más tarde, de su promisoria fundación, el club, adquirió un solar, ubicado en la intersección de las calles Suipacha y La Madrid, donde se levanta su propia sede institucional, inaugurada el sábado 12 de octubre de 1940, dentro del marco de una importante ceremonia, que contó con la bendición de las instalaciones, a cargo del entonces cura párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, presbítero, Dr. Luis Ramón Conti. Asimismo, el mencionado acto, desarrolló un  interesante programa, que hubo de incluir partidos de basquetbol, tenis y bochas, con la participación, como invitada especial, de la delegación del Club Atlético Versailles, de Buenos Aires. En esa esquina, de Suipacha y La Madrid, antiguamente, había existido, un humilde rancho, perteneciente a Don Alejandro Amaya, según nos informa el estudioso y versado investigador de nuestro pasado lugareño, procurador Dr. Juan Antonio Larrea, en las páginas de su libro “Chivilcoy de antaño”; en el que también aparece, un bello dibujo de Larrea, reproduciendo la pintoresca imagen de aquella modesta construcción. Subrayemos, al final, que el moderno gimnasio  de basquetbol, de la entidad,  cuya construcción, comenzó en el año 1960, legítima y bien merecidamente, lleva el nombre de “Carlos Alberto Aiello”, gran presidente y extraordinario propulsor y animador, en el historial y el desenvolvimiento deportivo del Club Atlético Argentino.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.