Fundación del club Atlético Villarino (1940)

IMG_20160419_111054El 18 de abril de 1940, un grupo de adolescentes y jóvenes de la época, reunidos en la esquina de la avenida Villarino y la calle Riobamba (Hoy, Dr. Juan Bautista Alberdi), sentaron las firmes bases fundacionales de una nueva entidad social y deportiva: El club Atlético Villarino. La primera comisión directiva de la flamante institución, estuvo presidida por Juan Haz, y en forma casi inmediata, se procedió al arrendamiento de una habitación, en la intersección de las calles Juan Bautista Alberdi y General Paz, para instalar allí, la sede del club. Además, se efectuó la inscripción de unos cuarenta asociados, adquiriéndose las camisetas del equipo, a través de la realización de una rifa. En el mes de septiembre de 1940, el club, se afilió a la Liga Chivilcoyana de fútbol, y comenzó su participación en el correspondiente torneo de ascenso; consagrándose campeón de la categoría, en 1942. En 1943, inició su trayectoria futbolística, en primera división, hasta 1969, cuando sufrió un penoso descenso; retornando, años después, a la primera categoría en 1974. Villarino, se adjudicó los campeonatos de 1976, 1977, 1978, 1982, 1985, 1986, 1993, 1995, 2003, 2008 y, el torneo apertura de 2012, contabilizando unas once copas, que hoy exhibe con profunda satisfacción y legítimo orgullo espiritual. Hacia el año 1944, el club, hubo de arrendar una finca, sita en la calle San Martín 336, donde se habilitó una cancha de bochas, y años más tarde, efectuó la compra de un terreno, en la calle Rodríguez Peña Nº 25, edificándose allí un inmueble, -trabajo de construcción, a cargo del señor Héctor Rubino-, que se inauguró el 18 de abril de 1953, en la celebración del 13 aniversario de la entidad. Finalmente, en 1958, el club, adquirió una propiedad, ubicada en la avenida Villarino Nº209; una sede social, amplia y moderna, que fuera restaurada y embellecida, en diversas oportunidades; la cual cuenta con buffet, salones, un gimnasio y una cancha, para la práctica del deporte de las bochas.

Un recuerdo para Oscar S. Lagrotte.

La voz de la emoción y el afectuoso recuerdo, nos acerca la singular figura de Oscar S. Lagrotte, uno de los memorables fundadores del club Atlético Villarino, secretario de la entidad, durante largos años, de una sostenida e infatigable tarea, y auténtico y verdadero artífice y “alma mater” de la institución, a la que supo brindar toda su vida, su intenso trabajo, sus mayores esfuerzos y su mejores sueños. Nacido en 1920, Oscar S. Lagrotte, se desempeñó, a través de varias décadas, en los ámbitos del Colegio Nacional “José Hernández”, como preceptor de aulas; caracterizándose en cada uno de sus actos y procederes, por su gran rectitud moral, sus altos valores éticos, su admirable calidad humana y su ejemplar honestidad. Falleció, a mediados de la década de 1990, y nos dejó, como hermosa y preciada herencia, su aleccionador y edificante modelo de humildad, nobleza, probidad, laboriosidad y honradez.

Al club Atlético Villarino, soneto de Carlos Armando Costanzo, fundador y director-organizador del Archivo Literario Municipal y el salón del Periodismo Chivilcoyano.

Un abril otoñal, en una esquina, de pronto, así naciste, de la nada, con los sueños de un alma apasionada, y una noble pujanza, bien genuina. Trayectoria que aflora, cristalina, desde un tiempo de alegre muchachada; entusiasmo, tesón, lucha esforzada, y un sol de fe, que siempre te ilumina. Quehacer social, deporte vigoroso, fútbol, bochas, impulso laborioso, y recuerdos de barrios del pasado… Querida institución, club Villarino: Historia, sentimiento y un destino, color azul y blanco, esperanzado.

 

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.