Fundación del Ferroclub Chivilcoy (1983).

La vieja Estación Sud, de Chivilcoy, inaugurada el 1 de febrero de 1910.
La vieja Estación Sud, de Chivilcoy, inaugurada el 1 de febrero de 1910.

El 11 de septiembre de 1983, día de la conmemoración, del 117 aniversario, de la trascendente y gloriosa llegada del primer tren, con la respectiva inauguración, de la estación  “Norte”, de nuestra ciudad”, se establecieron las bases fundacionales del Ferroclub Chivilcoy; una entidad que, a lo largo de los años, y de varias décadas, de una sostenida trayectoria, ha desarrollado una significativa y valiosa labor, tendiente al rescate, la conservación, la salvaguarda y, la constante difusión, del vasto y fecundo historial de nuestro patrimonio ferroviario. La primera comisión directiva,  estuvo presidida por el conocido locutor local, Luis Domingo Borré, y la citada institución, hubo de registrarse en el municipio, bajo el Nro. 104, como entidad de bien público. El Ferroclub Chivilcoy, tiene su sede, junto a la estación “Sud”, inaugurada el 1 de febrero de 1910, y cuenta con una sala de museo y un importante archivo documental, los cuales, fiel y celosamente, han almacenado y atesoran, antiguos aparatos telefónicos y telegráficos, faroles, uniformes, diferentes objetos y reliquias del pasado, un importante y rico material histórico y bibliográfico, etc. La entidad, se encuentra a cargo del señor Alberto Piñeiro – uno de los pilares fundamentales, y alma mater, de la institución -, quien en todo momento, despliega una entusiasta y fructífera tarea; preservando esa valioso acervo ferroviario, que es parte del ayer chivilcoyano, y de nuestra historia nacional.

Soneto a la estación Sud, por Carlos Armando Costanzo.

Vieja estación, de clara lejanía, con una intensa vida centenaria, que guardas en tu historia ferroviaria, recuerdos del ayer y cada día. Vieja estación, que cumples, todavía, toda tu firme brega rutinaria, y siempre estás – presencia solidaria -, junto al andén, los rieles y la vía… Vieja estación, de sólida estructura, la querida campana, que perdura, pasajeros, vagón, tiempo que avanza… Una larga labor, mientras esperas, que en un viaje de nuevas primaveras, llegue el tren del amor y la esperanza.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.