Fundación de la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos, de Chivilcoy (1865).

Compartir
Sociedad Francesa

Sede de la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos, primera y gloriosa entidad mutualista y antigua y verdadera decana, en la historia de Chivilcoy. Se fundó el 1 de mayo de 1865, y a lo largo del tiempo, ha cumplido y desarrollado, una prolongada y fecunda trayectoria institucional.

El 1 de mayo de 1865, un grupo de entusiastas y laboriosos inmigrantes europeos, pertenecientes a la estimable colectividad francesa, radicada en nuestro medio, hubieron de sentar, las firmes y sólidas bases fundacionales, de la Sociedad Francesa, la primera y gloriosa entidad mutualista, y singular decana, creada, aquí, en Chivilcoy; la cual, ha venido cumpliendo y desarrollando, a lo largo del tiempo y en el curso de los años, una prolongada y muy fecunda trayectoria institucional, auténtico y verdadero orgullo y, hondo prestigio, de esta ciudad. De acuerdo con la información, suministrada por distintos censos, realizados en diferentes épocas, en 1854, año de la feliz y promisoria fundación de Chivilcoy, había en la zona, unos 19 franceses; en 1869, eran 136; en 1881, 584; en 1890, 856; en 1895, 837, y en 1914, 322 habitantes, de nacionalidad francesa. En 1907, presidía dicha Sociedad, Don David Rothemburger, a quien acompañaban, en la comisión directiva, los señores Guillermo Dayreaut, Domingo Dastougue, Juan Abadie, Federico Garnier, Juan Bautista Perret, Juan Bautista Bouchet, Jorge Lance, Pedro Galland, Julio Perrout, Juan Richoudeau y F. Mieudonnet. Hacia 1941, con una nómina de socios, de unas 110 personas, ejercía la presidencia de la Sociedad Francesa, Don Juan B. Bouchet, e integraban la comisión, los señores Jorge Lance, Juan Elicabide, Francisco Duchein, Juan Laxague, Alberto Girot, Enrique G. Caperán, Domingo Esponda, Juan Jaureguiber, Luis Bazet, Roberto Joumier, Pedro Caudalot, Santiago Bouille y Beltrán Duchein. En tanto, en 1954, año del trascendental centenario de nuestra ciudad, ocupaba la presidencia de la institución, Don Juan Elicabide, a quien secundaban, dentro de la comisión directiva, los señores E. Raúl Destaville, Beltrán Duchein, Juan Laxague, Alberto Girot, Emilio Lachavanne, Carlos Dellepiane, José Lannes, Domingo Esponda, Pedro Legris y Juan C. Hours. La importante sede, de la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos, se encuentra ubicada, en la calle Moreno Nro. 14, frente a la plaza principal, 25 de Mayo.

A la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos, por Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Recordando quizá, la bella Francia, con toda su hermosura y su poesía, su romántica y dulce melodía, su cautivante magia y su fragancia; un grupo de hombres – hoy, en la distancia -, el primero de mayo – claro día -, fundaron bajo un cielo de armonía, una entidad de ilustre relevancia. Y así nació la Sociedad Francesa: Tradición y fervor, bríos, firmeza, amplia hermandad y espíritu idealista… Institución pionera – digna gloria -, años de acción, esfuerzos y una historia…, una fecunda historia mutualista.

Dos educadores franceses, en Chivilcoy: Los profesores Federico Garnier y Luis B. Tarbouriech

En esta sentida evocación, de la Sociedad Francesa, y de la estimable colectividad de franceses, afincada en Chivilcoy, no podemos olvidar, a dos distinguidos y prestigiosos docentes, de esa nacionalidad, quienes llevaron a cabo, en nuestra ciudad, una digna y significativa tarea educativa, al servicio de la instrucción pública lugareña. Nos estamos refiriendo a los profesores, Federico Garnier y Luis B. Tarbouriech, dignos del especial recuerdo y el justiciero homenaje. Don Federico Garnier, había sido el fundador y director, del Colegio San Martín, creado en 1890, el cual, representaba una continuidad, del Colegio Franco – Argentino – Mercantil (Fundado el 1 de marzo de 1890), y se encontraba ubicado, en la calle Buenos Aires (En la actualidad, Pellegrini), Nro. 160. En dicho Colegio, se dictaban cursos de castellano, francés, italiano e inglés, como, asimismo, de prácticas comerciales. En el establecimiento, se recibían pupilos, medio pupilos y, alumnos externos. La Escuela Comercial, por su parte, también de la misma época histórica (Década de 1890), se hallaba dirigida por Don Luis B. Tarbouriech, y estaba situada, en la calle Suipacha, entre las calles Necochea y 9 de Julio, a una cuadra de distancia, del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia. En el establecimiento, se dictaban las materias correspondientes a los seis grados, de las escuelas públicas primarias, como además, cursos de teneduría de libros, por doble partida. El Colegio, cuyo subdirector, era el profesor Julio Jayet, contaba con pupilos, que obligatoriamente, debían hablar los idiomas, francés e inglés, y alumnos externos. La apertura de las clases y del ciclo lectivo, se efectuaba, a principios del mes de enero, de cada año.