Fundaciones chivilcoyanas, durante el mes de Septiembre…

ALPI (Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil), creada en 1958 y ATIADIM (Asociación de Terapia Integral y Ayuda al Discapacitado Mental), que nació en 1981.

La gran epidemia de Poliomielitis, en la Argentina, durante los años 1956, 1957 y 1958.

El 26 de septiembre de 1958, hubieron de establecerse las firmes y seguras bases fundacionales de ALPI (Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil), la cual, de un modo fiel y sostenido, cumplió y desarrolló, a lo largo de más de cuatro décadas, una vasta y extraordinaria trayectoria institucional. Dicha entidad, surgió en el seno de nuestra comunidad, a raíz de una grave e implacable epidemia de Poliomielitis, que asoló al país en los años 1956, 1957 y 1958, y originó un importante número de víctimas y de cuadros clínicos de invalidez, como efectos, consecuencias y secuelas de la afección, dirigida, preferentemente, hacia la niñez. La citada institución, ubicada sobre la calle Salta Nro. 110 de Chivilcoy, supo desenvolver una intensa y fructífera labor de prevención, mediante vacunaciones masivas, y de asistencia médica y profesional, con métodos y procedimientos terapéuticos y de rehabilitación de numerosos pacientes. La primera comisión directiva de la entidad, fue presidida por la señora Ana Abadie de Gutiérrez. Finalmente, ALPI se disolvió en los últimos meses del año 1999, pero perdura todavía el cálido e imborrable recuerdo de una singular y muy plausible institución de bien público, que a través de un espíritu altruista y filantrópico, y una permanente y admirable  actitud de solidario servicio, se ofreció amplia y generosamente a nuestra ciudad. Puntualicemos también  que, brindando una inmediata respuesta a la epidemia de Poliomielitis, por la brillante iniciativa y la magnífica acción realizadora de los técnicos chivilcoyanos, Argentino Ganduglia y Vicente Mirábile, se fabricaron varios pulmotores, tan útiles y valiosos para la mejor y más eficaz atención de los diversos casos patológicos de la enfermedad. Esos pulmotores, salvaron felizmente, muchas vidas.

La epidemia de Poliomielitis, en la Argentina

En los años 1956, 1957 y 1958, nuestro país resultó asolado y castigado por el grave flagelo de la cruel e implacable epidemia de Poliomielitis, que provocó numerosas víctimas, y dejó como directa consecuencia y secuela, una importante cantidad de cuadros clínicos de parálisis motriz e invalidez. La Poliomielitis, consiste en una enfermedad muy contagiosa ocasionada por un virus, que ataca los centros nerviosos – en especial, la médula espinal -, causando una paralización de los miembros inferiores, como asimismo, los músculos respiratorios; lo cual origina un estado de seria dificultad para respirar, por parte del paciente. Los eminentes médicos bacteriólogos, Dres. Salk y Sabín – auténticos y verdaderos benefactores de la humanidad -, efectuaron profundas investigaciones científicas, descubriendo al fin, la tan esperada y milagrosa vacuna. Primero, una dosis inyectable, y posteriormente, la “Sabín oral”, que se suministraba en un terrón de azúcar.

ATIADIM (Asociación de Terapia Integral y Ayuda al Discapacitado Mental)

El 28 de septiembre de 1981, se registró la auspiciosa y ponderable fundación de ATIADIM (Asociación de Terapia Integral y Ayuda al Discapacitado Mental), una entidad que, durante un prolongado y empeñoso período de casi cuatro décadas de actividad, ha desenvuelto una significativa y destacada trayectoria, en favor de las personas con capacidad diferente; proporcionándoles un espacio de contención y de terapia, y un ámbito donde puedan prepararse, instruirse y formarse, desde el ángulo laboral, y permitiendo, asimismo, la plena satisfacción de sus anhelos, propósitos y aspiraciones, como seres humanos. El taller protegido de la institución, ha llevado a cabo una tenaz e infatigable labor, que fomentó y promovió el trabajo, la seria y responsable dedicación y, la bien demostrada eficiencia de sus distintos operarios. El 1 de mayo de 200, se efectuó la inauguración del Hogar de Día de la entidad, que cumple 39 fecundos años, junto a las personas con capacidad diferente, Chivilcoy y toda la comunidad.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *