El Hogar Geriátrico Municipal “San José” (1987).

Compartir

El Hogar Geriátrico Municipal «San José», inaugurado el 29 de agosto de 1987, bajo la administración comunal, del Dr. Carlos Francisco Dellepiane.

El 29 de agosto de 1987, bajo la administración, del Dr. Carlos Francisco Dellepiane, siendo titular, del área de Salud, de la comuna, la Dra. Marta Agustina Bardi, hubo de llevarse a cabo, la habilitación oficial, del Hogar Geriátrico Municipal “San José”, ubicado, precisamente, sobre la avenida “Hijas de San José”, de nuestra ciudad. En dicho inmueble, cuya restauración edilicia, había comenzado, en 1985, funcionó, durante muchos años, de una ardua y fructífera labor terapéutica, el siempre recordado “Pabellón de Bacilosos”, destinado al tratamiento de aquellos pacientes, enfermos de tuberculosis; el cual, se hallaba a cargo, del caracterizado y prestigioso médico tisiólogo chivilcoyano, Dr. José Saturnino Moras (1907 – 1976).

El citado inmueble, con una superficie cubierta, de unos 673, 53 metros cuadrados, también, fue un Centro de Profilaxis, y el lugar, donde, asimismo, se instalaron, distintos consultorios externos, en las ramas de “Neumonología” y “Neurología”. A fines de agosto, de 1987, se inauguró el Hogar Geriátrico, trasladándose, a ese sitio, algunos ancianos, que se encontraban alojados, en el propio Hospital Municipal.

En el mes de septiembre, de ese mismo año, hubieron de asumir, como responsables, del mencionado Geriátrico, las Hermanas, Carmen Muñoz y Emilia Pérez, de la congregación “Hijas de San José”; quienes, a comienzos de la década de 1990, fueron reemplazadas, por la Hermana Concepción Ribalta.

Debemos puntualizar que, las religiosas, de la congregación “Hijas de San José”, supieron desarrollar, en los ámbitos del Hospital Municipal, de nuestra ciudad, una muy fecunda y valiosa actividad, a lo largo de muchas décadas; desde 1928, hasta el mes de agosto de 1996, cuando abandonaron Chivilcoy. El Hogar Geriátrico Municipal “San José”, ha venido cumpliendo, una noble, pujante y ponderable tarea, en favor de la mejor atención, la completa asistencia y el pleno bienestar, de la tercera edad; teniéndose que subrayar, de un modo especial, el destacado desempeño, de los directivos y el personal, de la entidad. Se han realizado obras, de refacción del inmueble, por parte de las gestiones municipales, y siempre hubo de contarse, con el espontáneo apoyo y, la generosa colaboración, de toda nuestra comunidad chivilcoyana.

Al Hogar Geriátrico Municipal San José, por Carlos Armando Costanzo.

Te nombro así, en este día, Geriátrico San José, porque, seguro, yo sé de tu acción y tu energía. Rincón de paz, alegría, y asistencia solidaria; vocación extraordinaria, sostenida trayectoria, y una larga y fiel historia, de labor humanitaria. Hoy, le canto a tu dulzura, tu hondo amor y tu trabajo, que aflora, bien desde abajo, con fuerza genuina y pura. Le canto a tu gran ternura, tu corazón de bondad, y tu sentir de hermandad, que siempre recordaré, Geriátrico San José, orgullo de la ciudad.