Imposición del nombre de Carlos Gardel, a la avenida Nro. 17, de Chivilcoy (1978).

La evocación de la fecha, la destinaremos a la recordación, de la ceremonia de imposición del nombre, de Carlos Gardel, a la avenida Nro. 17, de nuestra ciudad; una ceremonia oficial, que hubo de llevarse a cabo, en horas de la tarde, el viernes 8 de septiembre de 1978. En dicho, participaron las autoridades de la comuna, encabezadas por el entonces intendente municipal, ingeniero José María Ferro, el interventor de SADAIC, comodoro (R)  Julio Raúl Luchessi, y distintos miembros integrantes, de la citada institución, de autores y compositores argentinos. Durante el transcurso, de la ceremonia, se interpretaron las estrofas del Himno Nacional; se descubrió y bendijo una placa – tarea a cargo del presbítero Juan Ruszaj, titular de la parroquia Santísima Eucaristía, de nuestra ciudad -; luego, usó de la palabra, el caracterizado y prestigioso escritor, periodista e investigador histórico, del pasado lugareño, Gaspar José Astarita, y finalmente, hubo de dirigirse a los presentes, el comodoro (R), Julio Raúl Luchessi. Posteriormente, en la sala de la Agrupación Artística Chivilcoy, se desarrolló un excelente y muy aplaudido espectáculo, artístico – musical, con el magnífico trío de Jorge Dragone, y las notables actuaciones, de los intérpretes, Ernesto Herrera, Enrique Espinosa y, el popularizado cantante, Alberto Castillo. Subrayemos que, el inmortal y glorioso Morocho de Abasto y Zorzal Criollo, Carlos Gardel, hubo de visitar nuestra ciudad, en cuatro oportunidades: El 6 de abril de 1912, junto al guitarrista Francisco Martino; los días, 6 y 7 de agosto de 1921, con José Razzano, constituyendo el famoso dúo: Gardel – Razzano, a través de una presentación, realizada en el cine bar “Radium”; en 1925, en el teatro Español, también, con José Razzano, y los días 5 y 6 de agosto de 1933, en el cine – teatro Metropol, acompañado por sus guitarristas, Julio Domingo Vivas, Guillermo Desiderio Barbieri, Horacio Petorossi y Ángel Domingo Riverol.

A Carlos Gardel, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Tu recuerdo polenta, se agiganta, en el alma del rioba, cada día, con el guapo, el purrete, la percanta, y el mistongo arrabal, en lejanía. Ningún tango malevo, se te pianta, de tu posta y eterna compañía, y tu cuore, Morocho, bate y canta, la emoción de una lunga melodía… Junto al dulce cotorro, ya olvidado, el farol y la yeca del pasado, allí estás, con tu pinta, firme y fiel… Y algún ángel, chamuya sin camelo: “Esta voz, que nos copa desde el Cielo, es el criollo Zorzal, Carlos Gardel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *