Inauguración del Monumento a Cristóbal Colón, en la plaza homónima (1892).

Monumento al descubridor de América, Cristóbal Colón, inaugurado, en la plaza homónima, el 12 de octubre de 1892.
Monumento al descubridor de América, Cristóbal Colón, inaugurado, en la plaza homónima, el 12 de octubre de 1892.

El 12 de octubre de 1892, se llevó a cabo la inauguración oficial del Monumento a Cristóbal Colón, ubicado en el centro de la plaza homónima; obra escultórica, del artista plástico local Don Victorio Bocetti, fallecido, tiempo más tarde, en 1896. La iniciativa de la erección, de la citada estatua, correspondió a los conocidos vecinos, César Battaglini y José C. Fernández; participando activamente, para la recaudación de fondos dinerarios, las instituciones mutualistas y las colectividades, española, italiana y francesa, de nuestra ciudad. Dicha inauguración, se realizó en virtud, de la trascendental conmemoración del Cuarto Centenario del descubrimiento de América, el 12 de octubre de 1492, y al mencionado paseo público, que con anterioridad, se denominaba Abraham Lincoln, en homenaje al ex presidente estadounidense, nacido en 1809, y asesinado, en 1865 (Nombre impuesto por la Corporación Municipal, a través de una inquietud, de Don Manuel Villarino, el 6 de noviembre de 1866), se lo bautizó, como Cristóbal Colón. A los efectos de la construcción, de este monumento, se conformó una comisión de vecinos, que presidió el arquitecto italiano, Carlos Luchini (1843-1907), quien hubo de diseñar el imponente pedestal, sobre el cual descansa, la magnífica y majestuosa estatua colombina. En ese pedestal, puede leerse la leyenda: “Colón. El Pueblo  de Chivilcoy”, escrita en los idiomas, castellano, italiano, francés y latín, correspondiendo a cada una de las cuatro caras de la firme y sólida columna, que constituye el pedestal. La inteligente idea, de los distintos idiomas, perteneció al entonces titular, de la parroquia San Pedro Apóstol, presbítero Don Manuel Badano; el cual, al ser consultado, sobre el tema, a raíz de un conflicto surgido entre las diferentes colectividades extranjeras, propuso, con criterio y sabiduría, una solución equitativa y satisfactoria. Y ese episodio anecdótico, se incorporó, de una manera feliz y risueña, a la historia del monumento. El acto de inauguración, tuvo contornos y relieves, multitudinarios y resonantes, y fue padrino de la ceremonia, el eminente y caracterizado jurisconsulto, magistrado, catedrático, periodista y hombre público chivilcoyano, Dr. Antonio Bermejo (1853-1929), quien no pudo asistir, debido a razones particulares, y estuvo representado, por el notable poeta y diplomático, también de origen chivilcoyano, Leopoldo Díaz (1862-1947). El monumento a Colón, en Chivilcoy, fue uno de los primeros, levantados en el país y en América, para tributar homenaje, a la figura del descubridor de un Nuevo Continente.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.