Inauguración del monumento a San Martín, en la plaza 25 de Mayo, de Chivilcoy (1979).

Compartir

 

El monumento al General Don José de San Martín (1778-1850), erigido, en la plaza principal 25 de Mayo. Se inauguró, el viernes 17 de agosto de 1979. La piedra fundamental, se había colocado 36 años antes, el 17 de agosto de 1943. Finalmente, el gobierno y el pueblo de Chivilcoy, hubo de cancelar, una importante deuda de honor, con el Padre de la Patria.

El 17 de agosto de 1979, en la recordación del 129 aniversario, del tránsito a la inmortalidad, del insigne y glorioso Padre de la Patria, y del heroico y eterno Capitán de los Andes, bajo la administración municipal, del ingeniero José María Ferro, hubo de llevarse a cabo, la tan significativa ceremonia oficial, de inauguración, del monumento al General José de San Martín, en la plaza principal, 25 de Mayo. Dicho acto, contó con la presencia, de autoridades, nacionales y provinciales; efectivos militares y policiales; miembros componentes, de distintas instituciones locales, y delegaciones escolares, de diferentes establecimientos educativos, de nuestro distrito de Chivilcoy.

La “piedra fundamental”, del citado monumento, había sido colocada, unos treinta y seis años antes, el 17 de agosto de 1943, y a lo largo del tiempo, y en el curso de las sucesivas décadas, diversas dificultades y circunstancias adversas o desfavorables, impidieron la materialización, de la obra. Hasta se efectuaron, durante los años 60 y 70, algunas campañas, callejeras y populares, a fin recoger o recolectar, objetos y elementos de bronce; para luego fundir, ese metal, y levantar, entonces, una estatua, en homenaje a la intrépida figura del Libertador. Pero, lamentablemente, esta plausible iniciativa, no logró, en la práctica, concretarse. También, existió un proyecto, para levantar una estatua ecuestre, de bronce del reconocido y prestigioso legislador chivilcoyano, Dr. Eduardo Ángel Ramón Massolo, diputado nacional, entre 1973 y 1976; el cual, hubo de frustrarse, como consecuencia del golpe de estado, contra el sistema constitucional y democrático, del 24 de marzo del 76, que instauró en el país, el denominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

En 1978, durante la gestión del ingeniero José María Ferro, renació la intención, de erigir un monumento a San Martín, cancelando así, una deuda moral, del gobierno y el pueblo de Chivilcoy. La estatua de sólido cemento, de apreciables proporciones, fue realizada, por el destacado escultor y docente argentino, profesor Arturo Luis Gastaldo, quien, en aquel momento, ejercía la docencia, en las aulas de la Escuela Superior de Artes Visuales, de nuestra ciudad; y para efectuar, los correspondientes trabajos, hubo de contar, con la importante colaboración, de varios profesores, del citado establecimiento. La base y la respectiva estructura, estuvo a cargo, de la empresa constructora local, Rodríguez Carmona y Perroud. Un año más tarde, el 30 de agosto de 1980, se plantó un retoño, del célebre pino de San Lorenzo, en el espacio posterior del monumento; depositándose, además, al pie, de la obra escultórica, tierra perteneciente a Yapeyú, el campo de San Lorenzo y, la ciudad francesa de Boulogne – sur – Mer, donde falleció el General José de San Martín, el 17 de agosto de 1850.

Bienvenida a la estatua de San Martín, por Carlos Armando Costanzo (Soneto de 1979).

Mi ciudad, te recibe y te levanta. Para siempre, tendremos tu memoria. Héroe vivo, de pie, frente a la historia, con el surco y la flor, bajo tu planta. Ya pareces vibrar, en la garganta del clarín, o en redobles de victoria; centinela de Patria, cielo y gloria, que trasciende la piedra, y se agiganta… Desde ahora, estará hecho un vigía. Capitán del valor, virtud suprema, fortaleza y espada; lumbre y guía… Héroe vivo, de pie, que sueña el Ande, hoy, también, como el cóndor del poema, nuestras voces dirán: ¡Este es el grande!