Instauración en Chivilcoy, de la Justicia de Paz Letrada.

Fotografía juvenil, del último Juez de Paz Lego, del partido de Chivilcoy, Don Salvador Pedro Costanzo (1898-1990). Se desempeñó en dicho cargo, desde 1964 hasta 1979, cuando se estableció la Justicia de Paz Letrada.
Fotografía juvenil, del último Juez de Paz Lego, del partido de Chivilcoy, Don Salvador Pedro Costanzo (1898-1990). Se desempeñó en dicho cargo, desde 1964 hasta 1979, cuando se estableció la Justicia de Paz Letrada.

El primer Juez de Paz profesional del Derecho, Dr. Oscar Héctor Méndez. El último Juez de Paz lego, Don Salvador Pedro Costanzo.

El 3 de septiembre de 1979, según lo establecido por la Ley provincial Nro. 9.229, se instauró la Justicia de Paz Letrada, en nuestro distrito bonaerense de Chivilcoy, con la correspondiente asunción, del primer Juez de Paz, que poseía título profesional habilitante, en materia jurídica, el abogado local, Dr. Oscar Héctor Méndez, quien hubo de reemplazar, al último Juez de Paz lego, Don Salvador Pedro Costanzo;  toda una venerada y prestigiosa figura patriarcal, en las páginas de nuestra historia lugareña, quien a lo largo de su prolongada existencia y su fecunda trayectoria pública, se caracterizó por su actitud siempre afable y amistosa, su particular simpatía, su temperamento alegre y conciliador, su singular carisma personal, su bonhomía, sencillez y franca amplitud, y su gesto desinteresado y solidario, de una extraordinaria generosidad. Había nacido, el 18 de octubre de 1898, en el hogar de Don Vito Costanzo y Doña Catalina Zarubi, y cursó sus estudios secundarios, en las aulas del viejo e inolvidable Colegio Nacional “José Hernández”, graduándose de bachiller, hacia el año 1919. Hombre de bien arraigados principios y valores morales, rica experiencia de vida, juicio ecuánime y equitativo, clara sabiduría y, un singular ascendiente o predicamento, en 1964, fue designado Juez de Paz, del partido de Chivilcoy; ejerciendo dichas funciones, en forma totalmente gratuita o “Ad Honorem”, sin remuneración dineraria alguna, durante un  lapso de casi unos quince años. Así, hubo de cumplir su labor, en el campo de la magistratura lega, “a verdad sabida y buena fe guardada”, con gran dedicación, responsabilidad, buen talante y una especial predisposición anímica, frente a los distintos juicios, pleitos y litigios, que se presentaban en su despacho; logrando de ese modo, una alta reputación, la más sincera estima y el unánime reconocimiento,  de todo el vecindario chivilcoyano. Lo acompañaron en su tarea, el señor Isidro Ferrer, en calidad de Defensor de Pobres e Incapaces, y el maestro normal, Carlos Armando, como Agente Fiscal. Por otra parte, Don Salvador Pedro Costanzo, hubo de ocupar el cargo de comisionado municipal, de nuestra ciudad, desde el 31 de julio, hasta el 30 de noviembre de 1966, siendo reemplazado por el ingeniero José María Ferro, quien asumió el 1 de diciembre. Bajo su gestión, en el mes de octubre de 1966, siendo secretario de Cultura, de la comuna, el presbítero Camilo Román, se editó el volumen “Chivilcoy en sus orígenes”, del destacado historiador argentino, Mario Visiconte. Don Salvador Pedro Costanzo, falleció en Chivilcoy, a la avanzada edad de 91 años, el 21 de abril de 1990.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.