La “Canción de Chivilcoy”, de 1940 y el “Canto a Chivilcoy”, de 1954.

Compartir

Estampas fotográficas, de nuestra ciudad de Chivilcoy, que corresponden a los siglos, XIX y XX.

Dentro del amplio y significativo programa de festejos, del octogésimo sexto aniversario, de la fundación de nuestra ciudad, el martes 22 de octubre de 1940, bajo la gestión, del comisionado municipal, Don Carlos Cánepa, hubo de incluirse el estreno, de la “Canción de Chivilcoy”, una composición alusiva, al terruño comarcano, que constituyó una digna creación, del polifacético y prestigioso docente, poeta, escritor e historiador, profesor Miguel Anuncio Tarzia (1895 – 1948), autor de la letra, y del destacado músico y docente, profesor Juan Vera (Fallecido en 1988), autor de la melodía, y singular fundador y director, en mayo de 1938, junto a su esposa, la profesora Flora Maquieira, del excelente e inolvidable coro “Maq –Ver”. Dicha “Canción a Chivilcoy”, se interpretó, después del izamiento de la bandera nacional, en el mástil de la plaza principal 25 de Mayo, a la hora 8.30, ejecutada por la banda de música, de Don Pablo Giordano, y coreada por los pequeños y entusiastas integrantes, del batallón infantil “General José de San Martín”, bajo la dirección del citado profesor, Juan Vera. Catorce años más tarde, el viernes 22 de octubre de 1954, se llevó a cabo, la gigantesca y multitudinaria celebración, del trascendental y glorioso Centenario, de nuestra ciudad, durante la administración municipal, del vecino moquehuense, Don Pascual Falabella. En esta jubilosa e imborrable conmemoración, se registró, el magnífico estreno del “Canto a Chivilcoy”, del inspirado y notable poeta, escritor y periodista, Ernesto Domingo Marrone (1911 – 1986), autor de la letra, y del talentoso y distinguido compositor, director de bandas y orquestas, y docente, profesor Pascual Antonio Grisolía (1904 – 1983), gran artífice y organizador, de la extraordinaria Banda Sinfónica de Ciegos, a fines de la década de 1930, y de la Orquesta de Cámara, de Chivilcoy, en 1961; como asimismo, fundador y ex director, del Conservatorio de Música “Alberto Williams”, creado en junio de 1957, e inaugurado en  marzo de 1958. El “Canto a Chivilcoy”, fue interpretado, por el coro de alumnos, de la Escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento”, de nuestra ciudad, y ejecutado por la Banda Sinfónica de Ciegos. Su texto, poético y musical, se imprimió, en la editorial porteña “Aconcagua”, el 3 de septiembre de 1954, y en el Archivo Literario Municipal, poseemos la partitura original del “Canto”, escrita, de puño y letra, por el propio Pascual Grisolía.

Himno lunfardo a Chivilcoy, por Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Con un cacho de inmensa alegría, y un chamuyo de franca hermandad, bocinemos en este gran día, todo un himno, por nuestra ciudad. Himno posta, de lunga ternura, emociones debutes y amor, que le canta a su piola hermosura, su pulenta y su firme vigor. Himno reo, de clara memoria, lindo espiche y canyengue pasión, que recuerde y nos bata su historia, y sus yornos, de fiel tradición. Himno pleno, de parla canchera, y malevo sentir de arrabal, que le cante a su azul primavera, o a sus yecas, de sol fraternal. Y así juntos, de un modo copado, en la fiesta banana, que es hoy, bocinemos un himno soñado, con un grito feliz: ¡Chivilcoy!

Versión magnetofónica, del «Canto a Chivilcoy», de Ernesto D. Marrone y Pascual A. Grisolía, interpretado, por el coro de alumnos, de la Escuela Normal «Domingo Faustino Sarmiento», y ejecutado, por la Banda Sinfónica de Ciegos (Octubre de 1954).

Descargalo aquí: Canto a Chivilcoy