La celebración del 9 de Julio de 1816, en Chivilcoy, el domingo 9 de julio de 1933.

Compartir

Con motivo de la celebración del 117 aniversario, de la histórica y memorable Declaración de la Independencia Nacional, en San Miguel de Tucumán, el 9 de Julio de 1816, la municipalidad de Chivilcoy, bajo la gestión comunal de Don Rafael Juan Falabella, llevó a cabo, una serie de actos alusivos, a esta relevante y trascendental efemérides cívica, de nuestra argentinidad. El correspondiente decreto, firmado por el jefe del municipio, Don Rafael Juan Falabella, y el secretario de la municipalidad, procurador Agustín E. Fernández, subrayaba que: “Invítase al vecindario de Chivilcoy, a iluminar y embanderar el frente de sus respectivos edificios, el día 9 del corriente, y a concurrir a los diversos actos, que se realizarán en conmemoración del glorioso aniversario patrio”. El programa de festejos, comprendía, a las 7 horas, un conjunto de Dianas y Salvas, y a las 8, la distribución o reparto de víveres, a personas indigentes, en un galpón, perteneciente a la familia Grisolía, que se hallaba ubicado sobre la calle Viedma. A las 8. 30, se desarrollaron, en los establecimientos educacionales, las ceremonias conmemorativas, entregándose, caramelos y golosinas, a los escolares, y a la hora 10, hubo de oficiarse un solemne y sentido Te Deum, en los ámbitos de la iglesia mayor, de Nuestra Señora del Rosario. A las 10. 30, se efectuó una concentración, en la plaza principal 25 de Mayo, haciendo, en esa oportunidad, uso de la palabra, distintos oradores, en nombre de las autoridades municipales, la comisión encargada de los festejos, y los estudiantes del ciclo secundario; y a las 13.30 horas, en el campo de la Federación Chivilcoyana de Deportes, se desarrolló un Torneo de Atletismo, con la participación de integrantes, de la Federación Nacional de Atletas, y se disputó, además, un cotejo futbolístico, que tuvo como protagonista, a la selección chivilcoyana. A las 17, se realizó un acto cultural, en el salón del Palacio Municipal, que estuvo organizado, por la Asociación de Maestros, y a la hora 20, se ofreció una función cinematográfica, “Biógrafo al aire libre”, en la plaza 25 de Mayo. Finalmente, a las 21.30, en la sala del cine – teatro Metropol, se brindó una función de gala, dirigiéndose a la concurrencia, en representación de los estudiantes, la señorita Nilda Folco.

Al congresal del 9 de Julio de 1816, por Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente, de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y la Academia Porteña del Lunfardo.

Che, varón, despertá del apoliyo, pues quisiera pispiar tu fiel presencia, al batir la gloriosa independencia, aquel yorno, de azul y blanco briyo. Te imagino pintón, forte y senciyo, en la sala, cachuza de apariencia, junto al ispa purrete, cuya esencia vos formaste, ladriyo tras ladriyo… El potiém, se rajó, lungo y fulero, olvidando tu ejemplo verdadero, colosal metejón de Patria y gloria… Y hoy, cualquier farabute, ya se siente, todo un prócer, cafiolo y trascendente, en el bronce bacán de nuestra historia.