La primera Exposición, de la Asociación Rural de Chivilcoy (1948).

Compartir

Los días, lunes 11, y martes 12 de octubre, de 1948, la Asociación Rural de Chivilcoy, hubo de llevar a cabo, en los respectivos locales, de las firmas: “Vallerga, Ferro y Cía”, e Ireneo Moras, la primera y muy promisoria Exposición Ganadera, que organizara dicha entidad local. En la ceremonia de apertura, de la citada muestra, estuvieron presentes, el entonces intendente municipal, Don José Schiaffino, el Gerente de la Confederación de Asociaciones Rurales, de las provincias de Buenos Aires y La Pampa, Don Rodolfo Urtubey, y una significativa y apreciable cantidad de público.

El presidente de la institución, Don José Dante Cattáneo, pronunció, en aquella oportunidad, un vibrante y conceptuoso discurso, exaltando la gran capacidad de trabajo, de los chacareros, y el “esfuerzo de quienes, entregados a las actividades agropecuarias, propenden al engrandecimiento y a la potencialidad, moral y material de la Nación”. Señaló, además, que “la agricultura y la ganadería, se mantienen firmes, en su nivel de producción y en su invariable categoría, de expresión máxima, de la prosperidad del país”. Hacia el año 1966, la Asociación Rural de Chivilcoy, adquirió un amplio y magnífico predio, de unas cinco hectáreas, que se halla ubicado, sobre la ruta nacional Nro. 5, en el kilómetro 158; el cual, hubo de inaugurarse, el sábado 12 de agosto de 1967, al realizarse, la XX Exposición Ganadera, Avícola, Comercial e Industrial. Tiempo más tarde, la Asociación Rural, procedió a la habilitación, de su propia sede institucional, en la avenida Villarino Nro. 69; un edificio, donde con anterioridad, había funcionado, el espacio criollo y gauchesco, del Centro Tradicionalista “El Fogón”, de nuestra ciudad. La mencionada sede, se inauguró, el 14 de diciembre de 1973.

Recordemos que, los lejanos orígenes, de la Asociación Rural, poseedora de una prolongada y rica historia, de muchas décadas, se remonta, a comienzos del año 1947, cuando se efectuó, una reunión inicial, el día 28 de febrero, y un segundo encuentro, el 6 de marzo, en horas de la mañana, en el salón reservado, de la ya tradicional confitería Vallerga. En la amplia convocatoria, a través de los medios periodísticos lugareños, se formulaba una especial invitación, a todos los productores rurales chivilcoyanos; remarcando y subrayando, de un modo claro y puntual, la importancia de la agremiación, para defender, entusiasta y tenazmente, la actividad del mencionado sector, de honda y particular gravitación, en la vida económica, de nuestro distrito. En dicha reunión, a la que hubieron de asistir, alrededor de trescientos productores agropecuarios, se puntualizó la necesidad, de conformar una institución, que agrupara, congregara y uniera, cálida y fraternalmente, a los hombres de campo. Se designó, asimismo, una comisión directiva, de carácter provisional, que presidió Don Juan Solari.

Pocos días después, el domingo 23 de marzo de 1947, se hubo de realizar una tercera reunión, a la hora 9, en la sala del cine – teatro “Metropol”, con la importante asistencia, de más de seiscientas personas. Dentro de ese marco, de asamblea y deliberaciones, se le asignó, a la nueva entidad gremial, que se había fundado, el nombre de “Asociación Rural de Chivilcoy”; procediéndose a la aprobación, en forma unánime, de los estatutos de la nueva institución. Creada la entidad, a los tres meses, se efectuaron los comicios internos, y de estas elecciones, surgió la comisión definitiva, que presidió Don Sebastián Lauhirat; constituyéndose, de esa manera, la institución agropecuaria, en los ámbitos del club Gimnasia y Esgrima, el lunes 7 de julio de 1947. La primera sede, de la entidad, se instaló en la calle Moreno Nro. 14, y luego, hubo de trasladarse a un inmueble, de la avenida Soarez Nro. 33; siendo su número telefónico, el 908. La Asociación Rural de Chivilcoy, ha sabido bregar, en favor de los mejores anhelos, intereses y sueños, de los productores agropecuarios de nuestra zona geográfica, del oeste bonaerense; fomentando y contribuyendo, al crecimiento, el desarrollo y el progreso, de nuestra riqueza agrícola y ganadera. Un largo y fecundo itinerario, con un nombre de reconocimiento y prestigio, y una línea de pensamiento y acción pujante, siempre fiel a los principios y convicciones fundacionales, del año 1947, cuando un conjunto de abnegados y laboriosos productores agropecuarios, hubo de levantar, en medio de la verde y agreste llanura, la voz, el espíritu y la bandera, de la Asociación Rural chivilcoyana.

A la Asociación Rural de Chivilcoy, por Carlos Armando Costanzo.

Entidad de fecunda trayectoria, que a lo largo del tiempo y el camino, fue cumpliendo su norma y su destino, de manera tenaz y meritoria. Un ayer, de honda y nítida memoria, – paisaje de trigal, campo y molino -; y un espíritu fiel y bien genuino, de arduas luchas, esfuerzo y rica historia… Entidad de la acción y la pujanza, los proyectos, los sueños, la esperanza, el sentir y el trabajo, firme y diario… Hoy, la nombro – presencia criolla y pura -, y florece en el surco y la llanura, su noble corazón agropecuario.