Nacimiento del artista plástico, José Antonio Speranza, fundador del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”.

El pintor José Antonio Speranza (1909-1987), fundador y ex director del Museo Municipal de Artes Plásticas "Pompeo Boggio", inaugurado el 22 de octubre de 1946.
El pintor José Antonio Speranza (1909-1987), fundador y ex director del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”, inaugurado el 22 de octubre de 1946.

El 25 de julio de 1909, nació en nuestra ciudad, en el hogar de Don Pascual Speranza y Doña Antonia Lettieri, el notable y destacado pintor, grabador y ceramista, José Antonio Speranza, un artista plástico, de prolongada y muy rica trayectoria, en diversos ámbitos culturales y sociales, de Chivilcoy. Speranza, comenzó sus estudios pictóricos, al lado del singular e inolvidable creador del arte local, Don Juan Navarro Granados, y en las aulas de la siempre recordada Academia “Ernesto de la Cárcova”, como alumno del ilustre pintor y docente, profesor Pompeo Boggio. Luego, hubo de proseguir su formación, en la Academia Nacional de Bellas Artes, de Buenos Aires; desarrollando, asimismo, una intensa y fecunda labor, en las filas de la Agrupación Artística Chivilcoy, donde promovió e impulsó la organización, en 1936, de la Peña “La Colmena”, y además, llevó a cabo la organización, de los importantes salones de Arte, “Invierno” y  “Primavera”,y de diferentes concursos de manchas, de dicha entidad, durante las décadas de 1940 y 1950. Efectuó una apreciable cantidad de exposiciones y muestras pictóricas, en Chivilcoy, Capital Federal, y diferentes ciudades del país; en diversas ocasiones, se desempeñó en calidad de jurado, de significativos certámenes, y sus obras, merecieron aceptación e importantes premios, en salones nacionales de pintura. Fundador y director, durante muchos años, de sostenida y amplia actividad, del Museo Municipal de Artes Plásticas “Pompeo Boggio”, que fuera inaugurado el 22 de octubre de 1946, presidió la Comisión de Cultura y Festejos Populares, para el centenario de Chivilcoy, en 1954; organizó la pinacoteca del Colegio Nacional “José Hernández”; formó la Escuela Taller Municipal de Artes Plásticas; ocupó el cargo de director de Cultura de la comuna, bajo la gestión del ingeniero José María Ferro; ejerció la enseñanza, en el Colegio Nacional “José Hernández”, entre los años 1956 y 1958; decoró la iglesia Nuestra Señora del Carmen, con bellos murales alusivos, inaugurados el 16 de julio de 1963, desapareciendo los citados trabajos, en 1999, al realizarse la restauración del templo, etc. Su producción, puede hallarse en museos y colecciones privadas, y sus respectivos datos biográficos, figuran en diccionarios y publicaciones especializadas en temas artísticos. Pintor de nuestro verde y luminoso paisaje de llanura, y de distintos lugares y rincones de la hermosa geografía chivilcoyana, sus óleos y telas, colmados de un característico y particular colorido, reflejaron y tradujeron su hondo amor hacia el terruño nativo, su auténtica sensibilidad interior y, su bien probada calidad artística. Hombre apasionado y tesonero, que se identificó y destacó por sus múltiples inquietudes, su constante dinamismo y su gran laboriosidad, José Antonio Speranza, falleció en Buenos Aires, a los 77 años de edad, el 4 de junio de 1987, y sus restos descansan, en el cementerio municipal de Chivilcoy. El 17 de septiembre de 2012, hubo de imponérsele su honroso e imborrable nombre, a la Escuela de Educación Estética, creada el 2 de noviembre de 1989, e inaugurada, posteriormente, el 3 de septiembre de 1990. Un justo y muy merecido homenaje, a un verdadero y relevante valor, del arte y la cultura de nuestra ciudad.

Al pintor Don José Antonio Speranza, soneto de Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y del Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo.

Trabajador tenaz e infatigable, que luchó con fervor por la cultura; gran pintor del paisaje y la llanura, alma auténtica, espíritu incansable. Amó su Chivilcoy tan entrañable, se entregó con pasión, profunda y pura, y soñando en colores, la hermosura, nos dio el valor de su obra perdurable. Hombre cabal y siempre laborioso, corazón entusiasta y generoso, nobleza y voluntad, nervio y pujanza… En la vida y las páginas del arte, quedará como emblema y estandarte, el ejemplo que fue José Speranza.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.