Nacimiento del inmigrante y colono alemán, Don Augusto Krause.

El inmigrante y colono alemán, Don Augusto Krause, nacido en 1811 y fallecido en 1881.
El inmigrante y colono alemán, Don Augusto Krause, nacido en 1811 y fallecido en 1881.

El 30 de agosto de 1811, nació en Sangerhausen, provincia de Sajonia (Alemania), el polifacético y caracterizado inmigrante y colono, Don Augusto Krause, un hombre de rica y singular personalidad, talento, inteligencia y, una vasta y muy apreciable ilustración humanística, quien supo desarrollar, con profundos bríos, tenacidad y férreo ahínco, una efectiva y fecunda acción civilizadora y progresista, en favor del promisorio avance y el esperanzado y luminoso desarrollo, de nuestra ciudad. En el año 1835, había obtenido, en las Universidad de Halle, el diploma y el grado académico de doctor, en Teología y Filosofía; como también, el título de licenciado, del Instituto Tecnológico, de ese mismo centro de estudios superiores. En su país natal, fue pastor religioso evangélico, y ejerció, asimismo, la docencia, consagrándose a la enseñanza de ciegos y de enfermos mentales, en una bella y ponderable actitud, de verdadero filántropo y benefactor. Políglota – dominaba varios idiomas -, y además, un diestro y avezado músico, había fundado en Sajonia, un establecimiento pedagógico; en el cual, volcó todos sus amplios conocimientos, su gran vocación de servicio, su hondo amor y su inefable dulzura. Don Carlos Augusto Krause – tales, sus nombres completos -, hubo de arribar con su familia, a la Argentina, hacia 1852, y llegó, después, a Chivilcoy, en 1855; desenvolviendo, aquí, en nuestro medio, diferentes y valiosas actividades, con un generoso y edificante sentido comunitario. En nuestra ciudad, abrió las puertas de una herrería, y fabricó diferentes tipos de carruaje -; fundó un primer club, de carácter social, y una modesta sala del teatro; trajo hasta estas tierras, un piano “Erard”, de concierto – el primero, que conoció Chivilcoy -; colaboró, de un modo magnánimo y desinteresado, con el grupo fundacional chivilcoyano; formó parte, de diversas comisiones vecinales, y se desempeñó, en calidad de inspector general de Escuelas, de la provincia de Buenos Aires. Casado con Doña Leopoldina Paschassius, de esa unión matrimonial, hubieron de nacer sus hijos: Elisa, Otto, Julio, Domingo y Faustino. Fiel y entrañable amigo de Don Domingo Faustino Sarmiento – dos de sus descendientes, llevaron los nombres del prócer argentino -, Don Augusto Krause, falleció en Buenos Aires, a los 70 años de edad, el 17 de septiembre de 1881. En 1981, apareció el volumen “Presencia de Augusto Krause en la tradición chivilcoyana”, de sus nietas, Emma y Amalia Krause, editado por la Municipalidad local, bajo la gestión del ingeniero José María Ferro. La historia de nuestra ciudad, jamás habrá de olvidar, la beneficiosa influencia espiritual, y la significativa obra cultural, del glorioso inmigrante y pionero, alemán, Don Augusto Krause.

Suscripción para recibir en tu correo electronico

Efemérides, Biografias, Personajes Chivilcoyanos, Lunfardo y demás noticias del Archivo Literario.