Recordación del gran pianista, Antonio “Toto” Módica (1935 – 2012).

Compartir

El talentoso y destacado pianista, Antonio «Toto» Módica (1935-2012), un verdadero maestro del instrumento, y un gran propulsor de nuestra cultura chivilcoyana.

Evocamos hoy, la querida e inolvidable figura, del gran pianista, y hombre de la cultura chivilcoyana, Antonio “Toto” Módica, un músico, de prolongada y rica trayectoria artística, en múltiples escenarios, de nuestra ciudad, Buenos Aires y diferentes puntos del país; quien a lo largo de su vasta e intensa carrera, supo caracterizarse, por su auténtico talento, su profundo e inalterable fervor, su férrea tenacidad, su claro sentido del trabajo y, su entusiasta y decidido espíritu realizador. Nacido en 1935, era hijo del recordado bandoneonista, Antonio Módica, el cual, en la década de 1930, hubo de constituir, junto al músico, Américo Abbene, una de las más celebradas y populares orquestas, del historial tanguero chivilcoyano. Poseedor de una genuina y honda vocación, y de estimables aptitudes y condiciones personales, como hábil ejecutante, Antonio Módica, inició sus estudios de piano, teoría y solfeo, bajo la segura guía y la conducción, de los profesores, Flora Maquieira de Vera y Juan Vera; y breve tiempo después, integró el cuarteto de Osmar Benítez y la orquesta, típica y de jazz, de José Naviglia y Vicente Marsala, en donde hubo de adquirir, todo una serie de importantes conocimientos y, una provechosa y aleccionadora experiencia. Hacia 1954, formó parte, de la orquesta típica Splendid, un conjunto de amplio y fructífero itinerario, en el camino del tango, de Chivilcoy; y al desaparecer, posteriormente, dicha agrupación, se incorporó a los “Bohemios del Tango”, y tiempo después, al “Quinteto Vanguardia”. Años más tarde, en la década de 1960, ingresó a la muy conocida orquesta típica de Roberto Prando, y luego de algún paréntesis, en la actividad, hubo de constituir, al lado de Juan Franciscone y Roberto Ventieri, el magnífico y siempre aplaudido “Trío Tango”. Asimismo, junto a Carlos María Carosella, Héctor Morrone, Roberto Ventieri, Alberto Bonafina y Mara Helguera, integró el excelente y ponderable “Sexteto Municipal de Tango”, todo un verdadero embajador, de las expresiones musicales y el quehacer cultural, de nuestra ciudad. El sexteto, se había creado, durante la administración municipal del Dr. Jorge Adalberto Juancorena, siendo secretario de Cultura, de la comuna, el Prof. Oscar Luis Isnardi, y su presentación oficial y debut, se llevó a cabo, en el salón auditorio, de la Biblioteca Popular “Dr. Antonio Novaro”, el 25 de mayo de 1993. El citado conjunto orquestal, se disolvió a fines del año 1995. Además, Antonio Módica, exteriorizando así, todas sus nobles iniciativas e inquietudes, de fomento y desarrollo, artístico y cultural, fue el creador del grupo “Voces de mi Ciudad”, y de la Orden del “Hermano Grillo”, un galardón, honroso y tradicional, que instituyó, para distinguir la obra y los respectivos méritos, de los distintos exponentes, del arte ciudadano. Antonio “Toto” Módica, magistral pianista y, tesonero y admirable luchador y propulsor, de nuestra cultura chivilcoyana, falleció en el mes de junio de 2012.

Para Antonio “Toto” Módica, soneto de Carlos Armando Costanzo.

Lo recuerdo, tenaz y fervoroso, con su auténtico espíritu de artista, su pasión tan profunda de pianista, su hondo aliento y su nervio laborioso. Lo recuerdo cordial, pleno de gozo, con un sueño entrañable y optimista; su música, y la mano, siempre lista, sobre el dulce teclado melodioso… Lo recuerdo, simpático y sonriente, con su empuje, su lucha persistente, sus proyectos, su acción infatigable… Y sé bien, que hoy, su magia, en amplio vuelo, le regala a los ángeles del Cielo, las cadencias de un tango inolvidable.