Recordando a Don Vicente José Abriola (1907 – 2003), todo un verdadero patriarca, de la honradez y el civismo.

El caracterizado y muy prestigioso, dirigente político y deportivo, orador, periodista, investigador del ayer lugareño y, hombre público chivilcoyano, Don Vicente José Abriola. Nacido el 7 de septiembre de 1907, y fallecido el 27 de noviembre de 2003, a la avanzada edad de 96 años, fue sin dudas, un aleccionador y glorioso ejemplo, de fidelidad y coherencia ideológicas, rectitud y transparencia de conducta, y una clara y admirable honestidad personal.

La calle Nro. 10, de Chivilcoy, lleva su digno e ilustre nombre.

En fecha reciente, se conmemoró el 112 aniversario del natalicio, del siempre recordado dirigente político y deportivo, orador, periodista, historiador, investigador de nuestro pasado lugareño y,  hombre público chivilcoyano, Don Vicente José Abriola, quien había visto la luz, en el hogar de Don Antonio C. Abriola y Doña Rosa Avigliano, el 7 de septiembre de 1907. De humildes y modestos orígenes familiares,  a lo largo de su prolongada existencia, con muchas décadas, de una ardua e inquebrantable trayectoria, y una  intensa y fecunda tarea, al servicio de la comunidad; siempre supo caracterizarse, por su auténtico y noble espíritu de meritorio autodidacta, sus férreos y sólidos principios y valores morales, su fluida y caudalosa elocuencia, sus múltiples iniciativas e inquietudes, su vehemente impulso realizador, su tesonera y vigorosa personalidad, y su total y absoluta coherencia y admirable fidelidad, a los ideales del socialismo, los postulados partidarios y, las convicciones democráticas.

Cursó sus estudios primarios, en las aulas de las escuelas Nros. 7 “Juana Manso”, 3 “Dr. Nicolás Avellaneda” y 8 “General Manuel Belgrano”, y breve tiempo más tarde, en plena y tierna etapa de la infancia, cuando contaba apenas, con 12 años de edad, un 21 de diciembre de 1919, comenzó a desempeñarse, como aprendiz, en la tradicional sastrería de Don Eduardo Natalizio y Don Nicolás Grignoli; obteniendo así, los útiles y provechosos conocimientos de un oficio, que lo acompañó durante gran parte de su vida. Más de una década después, el 29 de septiembre de 1931, logró independizarse, y abrir las puertas, de su propia sastrería.

En 1928, hubo de afiliarse, al Cent ro Socialista “Dr. Juan Bautista Justo” – fundado el 14 de abril de 1914 -, y allí, en el seno de dicha agrupación, ocupó distintos cargos directivos, siendo uno de los principales candidatos, de aquel partido,  en diferentes oportunidades electorales. Concejal municipal, entre los años 1933 y 1935, ejerció la dirección del periódico “El Despertar”, órgano gráfico representativo, del Centro Socialista, cuyo primera entrega, bajo el enérgico e intrépido lema: “¡No callaré!”, del monje medieval Savonarola, data del 4 de octubre de 1928, y que se destacó, por su voz  de información veraz,  vibrante y valerosa.

Perteneció a las filas, de la Agrupación Artística Chivilcoy; formó parte de sus elencos dramáticos; intervino en varias puestas escénicas y, además, participó en la segunda película, del singular e inolvidable fotógrafo y realizador cinematográfico, Ignacio Tankel, titulada “La tierra será nuestra“, que  se rodó en 1948, y se estrenó, el 28 de julio de 1949. Integró el grupo fundador, de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, de nuestra ciudad, y fue miembro, de diferentes comisiones directivas, de esta benemérita institución, de bien público.

Ex presidente, del Club Social y Deportivo Gimnasia y Esgrima, hubo de regir los destinos, de la Liga Chivilcoyana de Fútbol, desde el 15 de abril de 1944 hasta el 28 de febrero de 1945, y en un extenso período, comprendido entre el 14 de agosto de 1959, hasta el 26 de febrero de 1980. En la citada entidad, desplegó una pujante e infatigable labor, distinguiéndose por su natural predicamento, su honestidad y, su conducta proba, de rectitud y clara transparencia. Bajo su gestión, La Liga Chivilcoyana de Fútbol, hubo de adquirir,  en 1964, su sede propia, ubicada en la calle Garibaldi Nro. 7. Además, fomentó y promovió la organización, de la feliz y celebrada Fiesta anual, del Día del Deportista.

Auténtico y apasionado explorador, de nuestro pasado local,  de sus diversas obras editadas, mencionaremos los volúmenes: “Chivilcoy… El periodismo y su gente” ( 1980),“Fútbol chivilcoyano” (1981), “Teatro Vocacional de Chivilcoy” (1986), “Sarmiento, el patriarca amigo de Chivilcoy” (1988), “Centro Socialista de Chivilcoy, 75 años de vida” (1989), “Dr. Alfredo L. Palacios” (1991), y “Trozos de historias chivilcoyanas” (1997). El 22 de octubre de 1997, durante la administración municipal, del Dr. Rodolfo Bardengo, fue declarado, legítima y merecidamente, “Ciudadano Ilustre de Chivilcoy”. Don Vicente José Abriola, falleció a la avanzada edad de 96 años, el 27 de noviembre de 2003.

La calle Nro. 10, de nuestra ciudad (denominación impuesta, por ordenanza del Honorable Concejo Deliberante, en la sesión ordinaria, del jueves 27 de septiembre de 2018),  prolonga el sentido y entrañable recuerdo,  de su honroso e imborrable nombre; todo un baluarte ético, un símbolo muy venerable y, un aleccionador y digno ejemplo de virtudes personales, trabajo, luchas e integridad moral, para las actuales y futuras generaciones chivilcoyanas.

A Don Vicente José Abriola, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

ILUSTRE ciudadano y dirigente, del espíritu férreo y ardoroso; la oratoria vibrante y elocuente, y el impulso profundo y fervoroso. Yo recuerdo su línea, tan coherente, sus ideales, su temple vigoroso; la honradez de su vida transparente, su pasión y su brega, sin reposo… Años, bríos y larga trayectoria: El trabajo, el amor hacia la historia, la tribuna, la calle, el periodismo… Vicente José Abriola: Gran figura, luchador del deporte y la cultura, y ejemplo de entereza y de civismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *