Recordando al Dr. Francisco José Falabella

Compartir
El caracterizado y prestigioso, abogado, dirigente político y hombre público chivilcoyano, Dr. Francisco José Falabella (1920-1998), ex comisionado municipal, de nuestra ciudad, diputado provincial y diputado nacional. Por su personalidad, su carisma y sus relevantes condiciones humanas y profesionales, su profundo recuerdo, aún perdura, en el corazón de la comunidad y el vecindario.

El caracterizado y prestigioso, abogado, dirigente político y hombre público chivilcoyano, Dr. Francisco José Falabella (1920-1998), ex comisionado municipal, de nuestra ciudad, diputado provincial y diputado nacional. Por su personalidad, su carisma y sus relevantes condiciones humanas y profesionales, su profundo recuerdo, aún perdura, en el corazón de la comunidad y el vecindario.

Se han cumplido ya, 19 años, de la desaparición física, del notable y prestigioso abogado, dirigente político, periodista, docente y hombre público, Dr. Francisco José Falabella, quien dejó de existir en Buenos Aires, a los 77 años de edad, el 11 de febrero de 1998. Había nacido en Chivilcoy, el 4 de junio de 1920, y cursó sus estudios primarios o elementales, en las aulas del inolvidable colegio “Nuestra Señora del Buen Consejo”, de los sacerdotes agustinos, de la vieja y querida capilla del Carmen. Luego, inició su ciclo medio o secundario, en el antiguo Colegio Nacional – ubicado en la intersección de las calles San Lorenzo y Garibaldi -; obteniendo el título de bachiller, como integrante de la promoción, de 1937. Después, con una clara y despierta inteligencia, y una bien demostrada capacidad intelectual, hubo de comenzar – alentado por su profunda vocación hacia las normas de la justicia, la democracia,  la esencia republicana y el civismo -, la carrera de Derecho, en los claustros, de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, de la Universidad Nacional de La Plata; graduándose de abogado, en el mes de enero de 1942, unos días antes, de la dolorosa muerte de su padre, Don Rafael Juan Falabella, fallecido el 13 de enero, a los 53 años de edad. Don Rafael, un hombre de trabajo, rectitud y ejemplar honradez, había sido intendente municipal de Chivilcoy, entre 1932 y 1934, y desde 1936 hasta 1938; edil, en el Honorable Concejo Deliberante; consejero escolar, y además, fundador y presidente del club Deportivo Pellegrini. El Dr. Francisco José Falabella, hubo de ejercer, de un modo intenso y fructífero, su respetiva actividad profesional, y asimismo, en el campo de la enseñanza, desarrolló tareas docentes, en distintos establecimientos educacionales, de nuestra ciudad, y en la Escuela Superior de Guerra, de la Nación. En 1953, fundó y dirigió, el bisemanario “El Tiempo”, un órgano periodístico, del movimiento “Bases del Conservadorismo”; en octubre de 1955, fue designado juez del fuero penal, en el Departamento Judicial de Mercedes, y desde el 7 de marzo, hasta el 28 de junio de 1957, se desempeñó en calidad de comisionado, de la municipalidad de Chivilcoy. Ex presidente del Club Social, y miembro de diferentes instituciones locales, con posterioridad, a principios de la década de 1960, resultó electo diputado, en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, y entre los años 1973 y 1976, ocupó una banca de diputado, en el Congreso Nacional. Por su valiosa iniciativa y su acción benefactora, se hubo de adquirir la “Casa del Estudiante de Chivilcoy”, en la ciudad de La Plata, para residentes chivilcoyanos, en la capital platense. Dicha finca, se inauguró, tiempo después, el 24 de octubre de 1964. A lo largo de toda una firme e infatigable trayectoria, el Dr. Falabella, se caracterizó por su fiel apego a los principios y valores tradicionales; su singular coherencia ideológica y gran predicamento; su amplia formación intelectual y sus vastos conocimientos; sus relevantes aptitudes de orador, su extraordinaria y admirable elocuencia y, un corazón magnánimo y sencillo, siempre dispuesto, en una cálida y franca actitud de servicio, para tender su mano amiga y solidaria, al prójimo y sus semejantes. En el mes de septiembre de 2000, el destacado periodista, Javier Omar González, hubo de editar el libro: “Francisco José “Ñato” Falabella, el último caudillo”, una pormenorizada e ilustrativa semblanza biográfica, de esta brillante e ilustre personalidad, de la actividad política, y la vida pública, chivilcoyana y argentina.

Al Dr. Francisco José Falabella, por el procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y del Salón del Periodismo Chivilcoyano, y miembro académico correspondiente de la Academia de Folklore de la Provincia de Buenos Aires y de la Academia Porteña del Lunfardo.

 Lo recuerdo expresivo y afectuoso, con su rostro simpático y sonriente, su carisma, su estampa, su ascendiente y su espíritu abierto y generoso. Vida pública, de hombre talentoso, pensamiento rector, fiel y coherente; la palabra florida y elocuente, fuerza, bríos y un nombre prestigioso… Yo recuerdo su porte y su figura, su pasión democrática y su hondura, su agudeza, fluidez y claro brillo… Y sé bien, que en el pueblo y en la historia, siempre surge la voz de su memoria, la memoria del último caudillo.